Los ministros argentinos Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad) junto a Sérgio Moro, ministro de Justicia de Brasil, durante un encuentro en enero pasado
Los ministros argentinos Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad) junto a Sérgio Moro, ministro de Justicia de Brasil, durante un encuentro en enero pasado

Los ministros de Seguridad del Mercosur acordaron este jueves que sus policías podrán cruzar las fronteras hacia los otros países miembros del bloque cuando estén persiguiendo criminales en fuga. Para entrar en vigor, el acuerdo sellado en Foz de Iguaçu (sur de Brasil) debe ser ratificado por los gobiernos y los legislativos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, según la normativa interna de cada uno.

En principio, el límite para adentrarse en el territorio de los vecinos —en coordinación con el país de destino— será de un kilómetro. Pero pueden establecerse otros límites en acuerdos bilaterales, según el texto del acuerdo que incluye varias medidas de cooperación entre las fuerzas policiales del bloque.

Sebastián Piñera, Tabaré Vázquez, Jair Bolsonaro, Mauricio Macri, Mario Abdo Benítez y Evo Morales, los presidentes del Mercosur
Sebastián Piñera, Tabaré Vázquez, Jair Bolsonaro, Mauricio Macri, Mario Abdo Benítez y Evo Morales, los presidentes del Mercosur

“Es una medida que hace tiempo estábamos buscando, para dejar en claro que las fronteras físicas no deben servir como obstáculo infranqueable para la persecución de delitos”, afirmó el ministro de Justicia y Seguridad de Brasil, Sérgio Moro, que se reunió con sus pares en esa ciudad situada en la triple frontera con Argentina y Paraguay.

“La frontera actúa como una especie de muro de impunidad. Esto es muy importante para los policías que trabajan en la frontera”, agregó el ex juez de Curitiba. “Es un gran avance y muestra el nivel de confianza entre los países”.

Sérgio Moro fue el principal impulsor de la iniciativa (Reuters)
Sérgio Moro fue el principal impulsor de la iniciativa (Reuters)

En el contexto de una persecución, para atravesar la frontera los agentes y vehículos policiales “deben estar debidamente identificados”. En caso de sufrir ataque, “podrán repeler esas agresiones sólo si las autoridades policiales del país donde se está realizando la persecución no acudieron aún”, añade el acuerdo.

Sérgio Moro anunció también la instalación de un centro de inteligencia inspirado en el modelo estadounidense. Se inaugurará en diciembre, en Foz de Iguazú, en la frontera con Paraguay y Argentina. El ministro dijo que el centro actuaría como un grupo de trabajo permanente para investigar cualquier tipo de delito, pero está pensado sobre todo para atacar el contrabando fronterizo de armas, drogas y otros productos, el financiamiento del terrorismo y el lavado de dinero.

El combate al crimen transfronterizo se ha vuelto una prioridad para Brasil, que con 17.000 kilómetros de fronteras terrestres es un punto clave en el comercio mundial de la droga. Paraguay y Uruguay son los únicos países del Mercosur que no poseen una frontera común.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: