Un grupo de manifestantes atacó este sábado a la casa de Ester Morales Ayma, hermana del presidente boliviano, y quemó parte de la edificación.

Además, una turba ocupó las instalaciones de dos medios estatales bolivianos, la televisión Bolivia TV y Radio Patria Nueva, y obligó a sus empleados a abandonarlas, acusándolos de servir los intereses del gobierno de Evo Morales, informó a la AFP un alto directivo.

La casa del gobernador del departamento boliviano de Oruro, Victor Hugo Vásquez, del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), fue incendiada este sábado, presuntamente por manifestantes opositores al presidente de Bolivia, Evo Morales, en medio de una jornada de amotinamientos policiales en protesta contra su reelección, que consideran fraudulenta.

También se reportó un incendió en la casa del gobernador de Chuquisaca, ciudad en la que los policías se sumaron a los amotinamientos que se registran a lo largo y ancho del país andino.

People shout slogans during a protest against Bolivia's President Evo Morales in La Paz, Bolivia, November 9, 2019. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
People shout slogans during a protest against Bolivia's President Evo Morales in La Paz, Bolivia, November 9, 2019. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Por su parte, Evo Morales condenó los ataques a la casa de su hermana y a de los gobernadores.

“Denunciamos y condenamos ante la comunidad internacional y pueblo boliviano que el plan de golpe fascista ejecuta actos violentos con grupos irregulares que incendiaron la casa de gobernadores de Chuquisaca y Oruro y de mi hermana en esa ciudad. Preservemos la paz y la democracia”, escribió el mandatario boliviano en su cuenta de Twitter.

Estos actos vandálicos se registran en medio de la sublevación de varios grupos de policías en distintas ciudades bolvianas entre la noche del viernes y este sábado, en protesta por las elecciones del 20 de octubre en las que resultó ganador el presidente Evo Morales, auinque la oposición y movimientos cívicos denuncian que hubo un fraude electoral.

Las protestas, que ya dejan tres muertos y 384 heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo, se suceden desde hace casi tres semanas en Bolivia después de que oposición y movimientos ciudadanos denunciaran fraude en el recuento de votos a favor del presidente, al que el órgano electoral dio como vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

Las protestas, que ya dejan tres muertos y 384 heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo, se suceden desde hace casi tres semanas en Bolivia después de que oposición y movimientos ciudadanos denunciaran fraude en el recuento de votos a favor del presidente, al que el órgano electoral dio como vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: