Carlos Mesa denunció que el Tribunal Supremo Electoral podría estar manipulando el recuento de votos en Bolivia (AFP)
Carlos Mesa denunció que el Tribunal Supremo Electoral podría estar manipulando el recuento de votos en Bolivia (AFP)

El candidato presidencial Carlos Mesa acusó esta mañana al Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) de estar ocultando los datos de las elecciones celebradas ayer domingo, donde su fórmula habría cosechado los votos necesarios para alcanzar una segunda vuelta electoral con Evo Morales, actual mandatario. El líder opositor denunció “manipulación” por parte del TSE luego de que ayer por la tarde (a las 19.40 hora local) se decidiera suspender el recuento provisorio de sufragios.

Además, Mesa denunció que existe un claro intento por generar una situación favorable al jefe del Movimiento al Socialismo (MAS) quien ayer mismo anunció que la fórmula que representa se había alzado con el 50 por ciento de los votos de la ciudadanía y que los “votos del campo” iban a proclamarlo presidente por cuarta vez. La autoproclamación de Morales ocurrió minutos después de que su contrincante dijera que se estaba frente a un escenario de “segunda vuelta” y cuando concluyó la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).

"Esta manipulación está tratando de bloquear completamente la segunda vuelta y nosotros lo queremos denunciar”, manifestó Mesa en una conferencia de prensa. “Lo que dijo el presidente (ayer) es ‘quiero tiempo para ver qué hago y para ver si puedo manipular una vez más el proceso’”, señaló respecto a la maniobra del Palacio Quemado.

Las palabras del principal opositor a la administración de Morales se pronunciaron pocos minutos antes de que Infobae publicara que finalmente se había cancelado el recuento provisorio de sufragios y que se pasaría al definitivo, lo que podría demorar hasta una semana. Por tal motivo, hasta que los números no sean concluyentes los bolivianos no sabrán si se celebrará o no balotaje.

Evo Morales se autoproclamó vencedor en la jornada electoral del domingo pese a que los resultados señalaban que habría segunda vuelta (AP)
Evo Morales se autoproclamó vencedor en la jornada electoral del domingo pese a que los resultados señalaban que habría segunda vuelta (AP)

La medida del TSE generó malestar en Comunidad Ciudadana (CC), un fuerte reclamo de la misión de la OEA en el país y el pedido de Mesa a una vigilia ciudadana nacional para evitar un fraude. La decisión de dejar en suspenso la transmisión hasta un 100 por ciento fue justificada por la presidenta del tribunal, María Eugenia Choque con el argumento de evitar una “confusión” con el inicio de los cómputos oficiales en cada uno de las nueve regiones de Bolivia.

La interrupción inicial de los datos se dio inmediatamente después de que se conocieran los primeros números del escrutinio a las 19.40 (hora local). En ese momento se conocieron el 83,76 por ciento de las actas verificadas que indicaban que a Morales no le alcanzaba para consagrarse en primera vuelta. De acuerdo a esa difusión, el MAS había obtenido 45,28% de los sufragios, mientras que CC alcanzó 38,16%.

La irregular situación fue denunciada por varios países del continente y por la Casa Blanca, cuyo Subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Michael Kozak señaló: “Los Estados Unidos están observando de cerca la primera ronda de elecciones en Bolivia, especialmente la repentina interrupción de la tabulación electrónica de votos. Autoridades electorales deben restaurar credibilidad y transparencia al proceso ya, para que se respete la voluntad del pueblo”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: