"Por si alguien siente (las ganas) de entrar al agua y no se aguanta, que sean pocas personas, y llevar bidones de agua limpia para lavarse bien al salir y en lo posible cambiarse de ropa, e ir a sus casas a darse un baño lo más pronto que puedan. Axé de salud y energía positiva. ¡Omío! ¡Odoia!".

Con esas palabras, la diputada oficialista Susana Andrade se refirió a la mancha de algas tóxicas que invade por estas horas las aguas de Punta del Este. Es que las autoridades están en alerta porque se estimaba que la mancha iba a desaparecer, pero eso no sucedió.

Este viernes, la intendencia de Montevideo informó en su página de Internet que en las playas de Punta Espinillo, La Colorada, Punta Yeguas, del Cerro, Pocitos, Honda y La Mulata estaba colocada la bandera de riesgo sanitario.

La intendencia de Maldonado confirmó el jueves que la gran mancha está compuesta de algas tóxicas, técnicamente conocidas como cianobacterias.

Según detallaron las autoridades, las cianobacterias se reproducen en un contexto de altas temperaturas en el agua dulce, en este caso aportadas al Río de la Plata por los ríos Paraná y Uruguay.

Se esperaba que la sudestada prevista para las últimas horas del miércoles aportara gran cantidad de agua salada y fría, lo que iba a ayudar a eliminar el afloramiento de cianobacterias justo cuando se produciría el recambio de turistas por el fin de mes. Sin embargo, eso no sucedió.

La directora de Medio Ambiente, Betty Molina, aseguró al diario uruguayo que la temperatura del agua en todas las playas de la bahía de Maldonado son altas y que eso explica la presencia de las cianobacterias.

(Gentileza El País)
(Gentileza El País)

Además, aseguró que trabaja en conjunto con el Ministerio de Salud Pública "para estar seguros" de que no hubo consultas en los centros por parte de personas que pudieran haber estado en contacto con las cianobacterias.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: