Miguel Diaz-Canel durante un discurso en el Parlamento de Cuba. (EFE/EPA/OMARA GARCIA)
Miguel Diaz-Canel durante un discurso en el Parlamento de Cuba. (EFE/EPA/OMARA GARCIA)

El Parlamento de Cuba aprobó este sábado un proyecto consensuado de nueva Constitución que reconoce el papel del mercado y la propiedad privada, sin renunciar al comunismo como meta, y que será llevado a referendo en febrero.

"La Ley Fundamental, que acabamos de aprobar, reafirma el rumbo socialista de la revolución y nos permite encausar la labor del Estado (…) en el perfeccionamiento continuo de la sociedad", dijo el presidente Miguel Díaz-Canel, al clausurar la sesión parlamentaria de dos días.

El texto constitucional fue aprobado por unanimidad en una sesión de la Asamblea Nacional, en presencia de Raúl Castro, primer secretario del gobernante Partido Comunista (PCC, único).

"Este proceso, que continúa con la celebración del referendo el 24 de febrero (…) es una genuina y excepcional demostración del ejercicio del poder por el pueblo", añadió Díaz-Canel.

En una maratónica jornada el viernes, los cerca de 600 parlamentarios recibieron una explicación de los cambios estratégicos, pero "sin retrocesos", introducidos al texto original, tras un proceso de discusión popular que involucró a casi 9 millones de personas entre agosto y noviembre.

Miguel Diaz-Canel. (EFE/EPA/OMARA GARCIA)
Miguel Diaz-Canel. (EFE/EPA/OMARA GARCIA)

El texto restituye el "comunismo" como meta de la sociedad, que había sido eliminado en el proyecto inicial, y al PCC como "fuerza política" dirigente, que "orienta los esfuerzos comunes en la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista".

"Si (la eliminación) generaba duda de que alguien trasnochado pudiera pensar que Cuba abandonaba (el comunismo), aquí está", dijo Acosta.

Esa restitución irritó a la oposición, que reaccionó llamando a "un masivo y rotundo NO" a la nueva Constitución.

"Decir que 'sólo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena' resulta una ofensa a la inteligencia y una total ceguera a 60 años" de la revolución, señaló la disidente Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), en un texto enviado a la AFP.

La Cuba de hoy es cada vez más una economía mixta. Más de 591.000 cubanos trabajan por "cuenta propia", el 13% de la fuerza laboral.

El proyecto sienta las bases para integrar diferentes actores económicos, al reconocer el papel dinamizador del mercado en la economía socialista, y la propiedad privada así como la inversión extranjera como elementos complementarios para el desarrollo del país.

La nueva Constitución permitirá la generación de riqueza privada, la cual será regulada mediante un rígido sistema fiscal, pero evitará mediante leyes la concentración de la propiedad.

Cuba está abierta a albergar millonarios, sobre todo a partir de la reciente firma de un acuerdo que permite a los beisbolistas cubanos que viven en la isla fichar en las Grandes Ligas de Estados Unidos, por primera vez en 60 años.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: