Geraldo Alckmin
Geraldo Alckmin

La Fiscalía brasileña denunció este miércoles al candidato presidencial socialdemócrata, Geraldo Alckmin, por supuesta financiación ilegal durante la campaña electoral de 2014 para su reelección como gobernador del estado de Sao Paulo, informaron fuentes oficiales.

La denuncia fue presentada por el Ministerio Público de Sao Paulo, que acusa al ex gobernador de Sao Paulo de haber recibido al menos unos 7,8 millones de reales (unos 1,87 millones de dólares) en "caja B" de parte de la constructora Odebrecht, implicada en el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

No obstante, la acusación, firmada por el fiscal Ricardo Manuel Castro, no tiene ningún efecto sobre su candidatura presidencial o sobre sus actos de campaña para las elecciones de octubre.

De acuerdo con los sondeos, Alckmin obtendría entre un 6 y 9 % de las intenciones de voto, lejos del casi el 20 % de apoyos que le atribuyen al ultraderechista Jair Bolsonaro, eso en un escenario sin el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción y cuya candidatura ha sido vetada por la Justicia Electoral.

Odebrecht (Reuters)
Odebrecht (Reuters)

La investigación contra Alckmin se sustenta en declaraciones a la justicia de ex ejecutivos de Odebrecht, que destaparon una red de sobornos y comisiones ilegales a cientos de políticos brasileños de todo el arco parlamentario y que se extendió por otros países de Latinoamérica.

De acuerdo con la denuncia, la intención de Odebrecht era "mantener el proyecto de concesiones y privatizaciones del Estado de Sao Paulo", así como "encubrir diversos fraudes en la ley de licitaciones, tales como formación de cartel y sobrefacturación de obras".

La Fiscalía pide que se le suspendan a Alckmin, aspirante a la Presidencia por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), sus derechos políticos con la pérdida de la eventual función pública que ocupe, en caso de ser condenado.

Además, solicitó de manera cautelar el embargo de casi 40 millones de reales (unos 9,6 millones de dólares) como garantía de resarcimiento a los cofres públicos.

Las investigaciones contra Alckmin, considerado el candidato del "establishment" en Brasil, surgieron cuando todavía era gobernador de Sao Paulo y fueron asumidas inicialmente por el Superior Tribunal de Justicia (STJ).

Petrobras
Petrobras

Tras abandonar el Gobierno de Sao Paulo para competir por la Presidencia del país, el caso fue a parar a la Justicia Electoral de Sao Paulo y en paralelo el Ministerio Público abrió una investigación para apurar posibles irregularidades administrativas.

Alckmin y su equipo de campaña dijeron en una nota que "no hay hechos nuevos, apenas una conclusión equivocada y un comportamiento inusual".

"El fiscal, inexplicablemente, sugiere algo que no existe y que nadie jamás pensó, ni siquiera los citados delatores (de Odebrecht). Nunca hubo relación alguna con actos de gobierno", apuntaron en el comunicado.

También criticaron la convocatoria por parte de la Fiscalía de una rueda de prensa -que más tarde fue cancelada- para ampliar las informaciones, lo que, a su juicio, equivale a un "acto político" que "no es compatible con el estado de normalidad democrática que vive hoy Brasil".

"Acciones aisladas como esta dañan la tradición del Ministerio Público y perjudican el debido esclarecimiento del caso", indicaron, al tiempo que subrayaron su "absoluta defensa" de las autoridades en el combate a la corrupción.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: