Vicente Cánticus Pascal, más conocido como “Brayan”, cayó en Tumaco, Colombia
Vicente Cánticus Pascal, más conocido como “Brayan”, cayó en Tumaco, Colombia

En medio de la cacería que lanzaron los dos países para atrapar a Walter Artízala, alias Guacho, las autoridades capturaron a Vicente Cánticus Pascal (Brayan), uno de los jefes de los disidentes de la ya disuelta guerrilla de las FARC, según el comandante de la policía de Colombia, general Jorge Nieto.

La detención fue anunciada en el puerto de Tumaco, epicentro de las operaciones del lado colombiano que buscan dar con el paradero de Guacho, convertido en el enemigo número uno de Colombia y Ecuador tras el rapto y asesinato de dos reporteros y un chofer del diario El Comercio.

"Este es un cabecilla de esta estructura de alias Guacho (…), y está sindicado de la responsabilidad directa de acciones terroristas", sostuvo el oficial a la prensa.

Vanesa Velasco Pinargote y Oscar Efrén Villacís Gómez, la pareja ecuatoriana secuestrada por el grupo disidente de las FARC
Vanesa Velasco Pinargote y Oscar Efrén Villacís Gómez, la pareja ecuatoriana secuestrada por el grupo disidente de las FARC

Brayan, quien formó parte de la guerrilla comunista que depuso las armas en Colombia para convertirse en partido, fue capturado en Ipiales, en el departamento fronterizo de Nariño, en cuya jurisdicción está Tumaco.

El hombre, cuya edad no ha sido revelada, está implicado en ataques contra la policía y torres de energía que han dejado sin servicio a los 200.000 habitantes de Tumaco, una de las localidades con más narcocultivos del mundo.

Según la policía, Brayan era uno de los eslabones de la cadena de producción y tráfico de drogas en el Pacífico y que tiene como destino los Estados Unidos, el mayor mercado de la cocaína que produce Colombia.  

Las autoridades sospechan que Guacho, jefe del Frente Oliver Sinisterra, trabaja para el cártel mexicano de Sinaloa, y es el máximo responsable de los inusuales ataques que enfrenta Ecuador en la zona limítrofe.

El equipo de El Comercio, secuestrado el 26 de marzo de 2018
El equipo de El Comercio, secuestrado el 26 de marzo de 2018

También, por órdenes de Guacho, Brayan lideraba la guerra por el control de Tumaco, que involucra a una decena de grupos armados, y que estalló tras el desarme de las FARC el año pasado, como parte de un acuerdo de paz.

Ecuador y Colombia, que aún no logran recuperar los cuerpos del equipo de prensa ejecutado a balazos tras su secuestro el 26 de marzo en el lado ecuatoriano de la frontera, ofrecen una recompensa de 230.000 dólares por el jefe del grupo disidente.

Mientras van tras sus pasos, los rebeldes cometieron un nuevo secuestro, esta vez de una pareja de ecuatorianos, según un video que hicieron llegar el lunes al gobierno en Quito.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: