El ministro ecuatoriano del Interior, César Navas, confirmó el secuestro de dos ciudadanos, un hombre y una mujer aún sin identificar, en la zona fronteriza con Colombia donde fueron secuestrados y asesinados tres periodistas la semana pasada.

En una rueda de prensa, Navas presentó el video de la pareja que pide al presidente del país, Lenín Moreno, que ayude en su liberación.

"Señor presidente, se le dice a usted que por favor nos ayude, que nos dé la mano, que no nos pase lo que le pasó a los periodistas", dice el hombre en una grabación que fue proyectada en la rueda de prensa.

Navas señaló que el video les llegó por "medio del canal de comunicación de Guacho", el disidente a quien se le atribuye el secuestro y asesinato de tres miembros de un equipo de prensa del diario quiteño El Comercio, secuestrados el 26 de marzo.

Señor presidente, se le dice a usted que por favor nos ayude, que nos dé la mano, que no nos pase lo que le pasó a los periodistas

"Nosotros tenemos hijos, tenemos familia que ir a ver al Ecuador, no tenemos nada que ver con esta guerra", agrega el secuestrado, que aparece, al igual que la mujer, con una cuerda al cuello y las manos atadas.

A ambos lados de la pareja, aparecen dos hombres armados y de espaldas a la cámara.

Aunque en la grabación el secuestrado dice que son "ciudadanos del Ecuador", Navas apuntó que se desconoce el nombre y nacionalidad de la pareja que aparece en la filmación.

El video llegó a manos del Gobierno ecuatoriano directamente de los captores, a diferencia del caso anterior, en el que fue entregado a una canal de televisión colombiano.

Nosotros tenemos hijos, tenemos familia que ir a ver al Ecuador, no tenemos nada que ver con esta guerra

Navas reveló que es la primera vez que el Guacho, el cabecilla del grupo disidente Oliver Sinisterra que ha reclamado la autoría del anterior secuestro, envía al Gobierno una prueba de vida directamente.

Tras proyectar las imágenes pidió a los medios que ayuden en la difusión para identificar a los ciudadanos secuestrados y tildó de "cobardes" a los secuestradores por valerse de "escudos humanos para chantajear al pueblo ecuatoriano".

"Quieren robarnos la paz que hemos vivido, pero no los vamos a permitir", aseguró.

El secuestro y asesinato del equipo periodístico, y ahora la captura de la pareja se enmarca en la lucha del Gobierno ecuatoriano contra narcotraficantes en la provincia fronteriza de Esmeraldas, donde desde finales de enero disidentes de las FARC han realizado siete atentados con explosivos.

En esos ataques han muerto cuatro militares, y tres decenas han resultado heridos de distinta consideración.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: