Juan Manuel Santos
Juan Manuel Santos

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, afirmó en su discurso por la firma del nuevo acuerdo de paz con las FARC que los delitos de lesa humanidad cometidos por los guerrilleros "serán investigados, juzgados y sancionados", en referencia a uno de los puntos del documento que más polémica levantaron.

"Hoy hemos firmado, aquí en este escenario histórico, ante el país y ante el mundo, un nuevo acuerdo de paz con las FARC. El definitivo, el acuerdo del Teatro Colón", indicó el mandatario durante la firma del texto en ese escenario del centro de Bogotá.

Un mes y medio después del plebiscito que rechazó el pacto inicial, Santos advirtió: "No podíamos dilatar un minuto la implementación, el cese del fuego había comenzado a desmoronarse". Luego agregó que la aplicación de lo acordado podrá arrancar tan pronto como la refrendación sea aprobada por el Congreso y estimó que dicho voto positivo sería obtenido la próxima semana.

"El peso de las diferencias políticas no debía ser más grande que el anhelo común", indicó el mandatario, quien también incluyó al Centro Democrático (liderado por el ex mandatario Álvaro Uribe) en su lista de agradecimientos, junto a los aportes de las víctimas del conflicto, la Iglesia y los partidos de la coalición para la paz, entre otros.

Santos también subrayó que las FARC "podrán promover, como un partido sin armas, su propio proyecto político", al cual la población, "con sus votos, apoyará o rechazará".

"Las FARC, como grupo armado, dejarán de existir", sentenció.

Santos informó que el plazo de 180 días para la desmovilización y dejación de armas de las FARC comenzará una vez el Congreso refrende el acuerdo. "Espero que, según el procedimiento establecido, la refrendación sea aprobada en el curso de la próxima semana. Ese día será el día D", dijo Santos. Y agregó que "en tan sólo 150 días todas las armas de las FARC estarán en manos de las Naciones Unidas". 

LEA MÁS: