El marine británico que busca evacuar a 200 animales de Kabul no logra pasar los controles talibanes

“Tenemos horas antes de que los animales empiecen a morir”, dijo Paul Farthing luego de estar varado durante horas.

Paul "Pen" Farthing con un perro rescatado. (Twitter Paul "Pen" Farthing)
Paul "Pen" Farthing con un perro rescatado. (Twitter Paul "Pen" Farthing)

Paul “Pen” Farthing partió ayer a la medianoche en dirección al Aeropuerto de Kabul junto con una comitiva de 25 miembros de su personal y sus familias y con sus 200 perros y gatos. El plan era que su avión despegase a la 1:30 de la madrugada, pero en el camino se encontraron con complicaciones.

Primero fueron detenidos en un punto de control talibán que los retuvo por mas de una hora y en el que hubo algún tipo de confrontamiento que llevó a que uno de los hombres de la organización armada disparara su arma por encima de la comitiva, según reporto el periódico The Sun. Finalmente fueron autorizados a circular y llegaron a las inmediaciones del aeropuerto al rededor de las 2 de la mañana. Sin embargo, aun no han sido autorizados a ingresar a la terminal.

Ya llevan mas de 10 horas esperando y Farthing afirma que la vida de sus animales empieza a correr peligro por las altas temperaturas y por el hecho de que están encerrados en sus jaulas de viaje dentro de camionetas. El equipo de “Pen” esta estacionado en la sombra y refresca constantemente a los animales, pero ”Hay algunos en el centro a los que no podemos llegar y no podemos empezar a descargarlos porque llamaría demasiado la atención”, afirmó el ex marino a The Sun.

Para intentar agilizar su situación, el británico envió un tweet dirigido a Suhail Shaheen, portavoz internacional del Talibán, que dice lo siguiente: “Estimado señor; mi equipo y mis animales están atrapados en el círculo del aeropuerto. Tenemos un vuelo esperando. ¿Puede facilitar el paso seguro al aeropuerto para nuestro convoy? @suhailshaheen1 Somos una ONG que volverá a Afganistán, pero ahora mismo quiero que todos salgan sanos y salvos”. Luego continuó “Llevamos aquí 10 horas después de que nos aseguraran que tendríamos un paso seguro. Realmente nos gustaría ir a casa ahora. Probemos que la EIA (Emirato Islámico de Afganistán) está tomando un camino diferente”.

Hasta ahora no ha obtenido respuesta y se encuentra a la espera de una solución.

El primer ministro británico, Boris Johnson, habla durante un debate en el Parlamento sobre la situación en Afganistán en Londres, Gran Bretaña, el 18 de agosto de 2021.
UK Parliament/Roger Harris/Handout via REUTERS
El primer ministro británico, Boris Johnson, habla durante un debate en el Parlamento sobre la situación en Afganistán en Londres, Gran Bretaña, el 18 de agosto de 2021. UK Parliament/Roger Harris/Handout via REUTERS

La situación generó polémicas al interior del parlamento británico luego de que un congresista de la oposición criticara la actitud de Farthing y el hecho de que se le de prioridad a animales por sobre seres humanos. “Ben Wallace (Ministro de Defensa) dijo que no deberíamos anteponer las mascotas a las personas y tengo que decir que estoy de acuerdo con cada palabra de esa afirmación. Creo que el Sr. Farthing tuvo la oportunidad, como ciudadano británico, de salir la semana pasada en un avión y... este asunto con este convoy que tiene ahora con mascotas, perros, etc., si está bloqueando la pista de aterrizaje de una manera que no permite a los seres humanos escapar de Afganistán, eso es problemático.”, dijo Stephen Kinnock al periódico Sky News.

Al ser consultado por este tema por el canal ITV News, Boris Johnson dijo que no se involucro y que su rol es mantenerse imparcial. “No he tenido absolutamente ninguna influencia en ningún caso concreto, ni sería correcto, no es así como hacemos las cosas en este país”. “Hasta ahora, gracias a nuestra extraordinaria operación, hemos ayudado a la inmensa mayoría de personas de ambas categorías y vamos a utilizar el tiempo restante para hacer todo lo que podamos”, agregó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR