Cómo son los vestidos de hombre que Gucci vende por 1900 euros

Forman parte de la colección Otoño/Invierno 2020 y busca romper con los estereotipos tradicionales. Alessandro Michele apuesta a una moda sin género para una de las grandes firmas de lujo

Los vestidos de la nueva colección de Gucci de la línea de otoño-invierno 2020 (Gucci)
Los vestidos de la nueva colección de Gucci de la línea de otoño-invierno 2020 (Gucci)

La moda poco a poco está cambiando. Los estereotipos de belleza están adaptándose al mundo actual. En el marco de la semana de la moda de Milán, como parte de su colección de otoño-invierno 2020, Alessandro Michele, el director creativo de Gucci que no deja de sorprender con sus creaciones temporada tras temporada, deslumbró con dos diseños de vestido en la línea para hombres.

Estos dos vestidos de hombre forman parte de la estética grunge propuesta por Michele, que tiene un claro objetivo desde que llegó a la marca: eliminar las barreras del género en la ropa. Sin embargo, cuando dichos diseños fueron expuestos en la página web, se viralizaron rápidamente generando comentarios encontrados entre los usuarios.

Un dato interesante sobre estos vestidos es su precio extravagante. Oscilan entre los 1900 y 1300 euros, y en esto se centraron precisamente algunos de los comentarios que circularon en las redes sociales cuando se viralizaron los diseños.

¿Cómo son sus diseños?

El vestido de hombres forma parte de la campaña
El vestido de hombres forma parte de la campaña

Uno de los dos vestidos, el más famoso en redes cuyo precio llega a los 1900 euros, está inspirado en los looks grunge de los 90. Según explican desde la firma italiana, se trata de una camisa de tartán en colores delicados y refleja la idea de fluidez que rompe los estereotipos que tratan de dar forma a la identidad de género masculino. Tiene cuello “Peter Pan” en contraste y el bordado fruncido delantero añade un elemento de inspiración infantil.

El vestido anaranjado es de algodón, con un lazo satinado en la cintura, con botones nácar, bordado fruncido y mangas cortas. Como detalle de lujo, toda la parte delantera está abotonada.

El vestido de mangas cortas anaranjado by Gucci
El vestido de mangas cortas anaranjado by Gucci

El segundo vestido, no tan visto en las redes sociales, y con un valor de 1300 euros, forma parte de la colección de otoño-invierno 2020 de Gucci y es de los almacenes Liberty London.

Este diseño es una colaboración exclusiva para la firma italiana y se trata de un estampado floral que también se incorporó a accesorios y a varias prendas de ready-to-wear. Esta “camisa larga” -como la describe Gucci- cuenta con la etiqueta “Gucci Liberty” en la parte posterior en honor a esta colaboración especial.

El vestido floreado de 1300 euros by Gucci
El vestido floreado de 1300 euros by Gucci

Este segundo diseño está confeccionado en popelina de lana con estampado floral en color turquesa y rosa. Tiene botones de nácar y también bordado fruncido. Tiene mangas cortas y anudado del mismo género.

No es la primera vez que en las pasarelas se presenta la moda “sin género”. Recientemente, el director creativo de Saint Laurent, Anthony Vaccarello, jugó en el 2017 con el intercambio de género con sus modelos y diseños de aquella temporada.

Moda para todos y sin género, Saint Laurent lo presentó también en el 2017 en Malibú (Photo by Kyle Grillot / AFP)
Moda para todos y sin género, Saint Laurent lo presentó también en el 2017 en Malibú (Photo by Kyle Grillot / AFP)

Sobre la arena de Vaccarello hizo del desfile un verdadero show. Ahí se vieron vestidos de cuero, lentejuelas y escotes asimétricos, más la elegancia de la sastrería marroquí mezclados en la colección masculina. Una moda sin género con las tendencias desfiladas tanto por hombres como por mujeres. Muchas piezas oversize y exceso de negro.

SEGUÍ LEYENDO:

Rupturista y multicultural: Kenzo Takada, el japonés que desafió la sobriedad parisina con una explosión de colores

London Fashion Week: Burberry y Victoria Beckham, dos infaltables en la pasarela

Louis Vuitton creó una máscara protectora que costará USD 961