Sergio Lapegüe regresó a su casa tras más de veinte días internado: “Sé que soy la misma persona, pero mis prioridades son diferentes”

El conductor publicó un emotivo video en el que muestra cómo fueron sus últimos días en la clínica dónde fue hospitalizado por coronavirus y la llegada a su domicilio

Sergio Lapegüe regresó a su casa tras su internación (Video: Instagram)

21 días pasó internado Sergio Lapegüe tras contraer coronavirus. El periodista se contagió durante sus vacaciones en Punta Cana, lugar al que viajó junto a su familia, y al poco tiempo de su regreso al país, debió ser hospitalizado en la Clínica Juncal de Temperley. Su cuadro de salud se complicó por ser un paciente asmático y, en dos oportunidades, tuvo que recibir plasma para poder salir adelante. Pero, afortunadamente, este fin de semana la pesadilla terminó y hoy está nuevamente en su hogar. Por este motivo, decidió publicar un video en el que mostró a sus más de 600 mil seguidores de Instagram cómo fueron sus últimos días de internación y el regreso a su casa.

“¡Ya estoy en mi casa! Amigos queridos, quiero compartir mi felicidad. Estos fueron los últimos momentos de internación. Cuándo probé respirar sin oxigeno, obvio controlado por los médicos. Los abrazos interminables después de 21 días de estar alejado de mi familia, ya en una sala de internación común. El alta definitiva y la llegada a casa. Aún tengo neumonía grave, pero siguiendo el Plan de recuperación, pronto volveré a ser el mismo, sin apuro. Con perseverancia”, escribió.

Y continuó: “Sé que soy la misma persona, pero al menos mis prioridades son diferentes. Alguien me mando esta frase. ´Y una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa sí es segura. Cuando salgas de esa tormenta no serás la misma persona que entro en ella. De eso se trata esta tormenta´. Haruki Murakami”.

Por otra parte, el periodista también se hizo tiempo para agradecer a quienes lo ayudaron en su recuperación. “Muchas gracias a todos de corazón por ayudarme, por rezar, orar o, simplemente, pedir al universo por mi recuperación. Gracias a todo el personal médico sanitario que tan atentamente siguieron mi enfermedad. Gracias a mis amigos y a mi familia por estar siempre”, finalizó.

Bochi, su mujer y madre de sus dos hijos, Mica y Elvis, también le dedicó un tierno posteo en las redes. “Gracias es la mejor palabra para este momento, Gracias a todos los que estuvieron a nuestro lado en estos días tan tristes, dolorosos, nos sentimos muy acompañados por todos, por nuestra familia, amigos, sus compañeros de trabajo, por cada mensajito de aliento, por cada oración, por los médicos y enfermeros. Ya estamos juntos. Muchas muchas gracias”, escribió junto a una imagen de ambos.

El posteo de Bochi, la esposa de Sergio Lapegüe, tras el alta del conductor (Foto: Instagram @bochiok)
El posteo de Bochi, la esposa de Sergio Lapegüe, tras el alta del conductor (Foto: Instagram @bochiok)

Este sábado, su hija Mica también publicó un video que su madre había filmado para dejar registrado el feliz reencuentro. “Después de 21 días, nos volvimos a abrazar. @sergiolapegue. Y cómo dijo @elvislapegue , volviste a nacer loquito. Te amo con el alma”, escribió la actriz.

En ojotas y caminando lento, Lapegüe abre la puerta del baño de su habitación y, al ver a su hija, se funde en un abrazo con ella diciendo: “Hola, veinte días. Hola, mi energía positiva, mi Universo”. Enseguida, el periodista tiene un pequeño ataque de tos y la joven le dice: “¡No!”. Pero no es más que un resabio del COVID-19 al que, finalmente, está derrotando. “¿Cómo andas? Mucho tiempo, ¿eh?”, agrega entonces Sergio sin despegarse de Mica.

El abrazo de Sergio Lapegüe y su hija Mica

Durante más de un minuto y medio, padre e hija no dejan de abrazarse conmovidos y la joven no puede contener las lágrimas. “Te amo”, se les escucha decir a uno y otro sobre el final del video. Luego, el mismo Sergio comentó el posteo y expresó: “Ese abrazo quedará por siempre en mi corazón. Te amo, sé cómo estuviste pendiente de todo este proceso. Y ya de a poco pasará a ser una anécdota con aprendizaje. Te amo infinito.”

SEGUÍ LEYENDO