Alanis Morissette, a 25 años del lanzamiento de Jagged Little Pill, el disco que amadrinó Madonna y que tuvo a dos Red Hot Chili Peppers como invitados

La canadiense, que sorprendió con su particular voz y su estilo descontracturado, sale de gira para celebrar un nuevo aniversario del lanzamiento del exitoso álbum

Alanis Morissette performs (Crédito: Jeenah Moon / Reuters)
Alanis Morissette performs (Crédito: Jeenah Moon / Reuters)

Con la frescura de los 22 años y el impulso de la cadena de videoclips MTV, una canadiense de pelo largo y sonrisa franca revolucionó la música. O al menos eso parecía en 1995. La voz quebrada de Alanis Morissette, su mezcla de rock, grunge, pop y un look despreocupado fueron suficientes para convencer a la plana mayor de la escena musical angloparlante de que había que hacerle un lugar. Por eso en Jagged Little Pill, su tercer disco, se involucraron además de Madonna, Flea y Dave Navarro de Red Hot Chili Peppers. Las letras con aires feministas y su imagen sin filtro, anticiparon el nuevo rol de la mujer en la música, hace apenas un cuarto de siglo.

Nadie se olvidó de ella, pero tampoco es que se la tuviera tan presente. De modo que Alanis pergeñó una interesante movida de marketing para lanzar su nuevo material, el single “Smiling”, con el respaldo de la nunca bien ponderada nostalgia. La artista canadiense celebra así, el disco más vendido de su carrera y, también, que sigue viva y produciendo música. Los festejos incluyen una gira que por ahora termina en octubre y que la tiene por estos días tocando en Europa, luego pasará por Japón, Australia, Filipinas y Estados Unidos. Como banda telonera (hasta el 25 de julio inclusive) sumó a Garbage que, con Shirley Manson a la cabeza, la acompañan a reafirmar que los noventas estuvieron muy buenos y que esta camada de músicas ha madurado muy bien.

“Smiling”, lo último de Alanis Mosissette


En su paso por el popular late night show de Jimmy Fallon, Alanis recordó cómo se motorizó la edición del famoso álbum. “… Una vez que estaba escribiendo ‘All I Really Want’, que es la última canción del disco, recibimos una llamada de Maverick, el sello de Madonna. Tocamos ‘You Oughta Know’, ‘Perfect’ y ‘Hand In My Pocket’ y se quedaron muy emocionados”, le contó la canadiense al conductor. Jagged Little Pill fue uno de los discos que la gente más compró: superó los 33 millones de copias vendidas en todo el mundo, llegó al primer puesto en ventas en 13 países y ganó cuatro premios Grammy. Como mujer y canadiense, Morissette también se lleva un par de cucardas, ya que fue la primera artista de ese país en conseguir un doble disco de diamante y fue la artista femenina con el quinto álbum más vendido de la historia. Aunque la era digital haya ido modificando las maneras de medir la popularidad de un disco, estos récords siguen vigentes a través de los años.

Morissette ya tenía dos álbumes editados cuando salió Jagged Little Pill (Alanis, de 1991 y Now Is The Time, de 1992), que solamente se habían lanzado en Canadá, su país de nacimiento. El corte promocional, You Oughta Know, era el tanque que venía con la colaboración en estudio de Flea y Dave Navarro, por esos años bajista y guitarrista de Red Hot Chili Peppers. Vale decir que el apoyo de Madonna a través de Maverick fue un factor clave en la difusión del material a nivel global. La reina del pop la escuchó y supo enseguida que tenía oro en polvo, los millones que facturarían más tarde llevarían a ciertos desencuentros entre las artistas, que terminaron perfectamente resueltos. La sociedad concluyó con una pacífica separación en 2010. Los negocios son los negocios.

You Oughta Know”, Alanis Morissette


Entrevistada por el periódico británico The Guardian, Morissette reconoció que llegó a romper ciertas barreras como música en un mundo de hombres. También, con su actitud, ayudó a desmitificar el estereotipo de la mujer perfecta y sonriente: “Cuando alguien dice que estoy enojada, en realidad es un cumplido. No siempre he sido directa con mi ira en mis relaciones, de ahí se desprende que termine escribiendo sobre eso en mis canciones, porque tenía mucho miedo de expresar la ira como mujer”. El feminismo, con o sin marco teórico, siempre fue parte de su vida y su carrera. Hoy, ya como una adulta, no tiene miedo en exponer: “Pensé que tomarían represalias o me golpearían físicamente o sería vilipendiada. La ira ha sido un gran problema para las mujeres: ¿cómo podemos expresarla sin sentir que, como el sexo físicamente más débil, no nos matarán? La mujer alfa fue quemada en la hoguera y le cortaron la cabeza en días pasados…”.

El pico de su carrera fue un momento de tensión y ansiedad para Alanis que, en la actualidad, dedica buena parte de su tiempo a practicar yoga y meditar. “Todavía sufro trastorno de estrés ostraumático de aquella época”, contó en la entrevista con The Guardian. No fue fácil para Morissette, aunque con el tiempo entendió que podía capitalizar su popularidad como una oportunidad de crecer: “Sentía que en cada milisegundo estaba intentando poner una barrera y decir ‘no’, mientras la gente se colaba en mi habitación de hotel, rebuscaba entre mi equipaje y me tiraba del pelo cuando salía de un coche”.

“Ironic” - Alanis Morissette


La nueva era también trajo nuevas formas. El disco se reinventó en forma de comedia musical, y la canadiense dejó por escrito que los derechos de las canciones podían usarse con una condición. Alanis no quería que los productores crearan una biografía musical y dejó claro que su historia le pertenece solo a ella. Según la crítica especializada británica, el guionista Diablo Cody terminó ideando una narrativa ficticia que recorre las canciones. La trama se centra en Connecticut, donde vive la familia Healy, compuesta por una mamá complicada (Elizabeth Stanley), un padre adicto al trabajo (Sean Alan Krill), un hijo perfecto (Derek Klena) y una hija adoptiva más bien rebelde (Celia Rose Gooding). Cada uno tiene sus problemas y sus complejos, sus traumas y sus conflictos sin resolver. Como Alanis en Jagged Little Pill, pero multiplicado y recreado en 2020.

Como sucedió con la versión comedia musical del American Idiot de Green Day (que llegó a presentarse en el Teatro Colón de Buenos Aires), Jagged Little Pill tiene su interpretación lavada y apta para casi todo público. No importa si escuchaste el disco, si viviste los 90, si te lo contaron o si ni siquiera sabés quién es Alanis Morissette. Esta obra trascendió para convertirse en esto, la banda sonora de una obra de teatro. Poco hay del despecho de "You Oughta Know”, cuando la cantante se preguntaba “¿Y estás pensando en mí cuando te la cogés?”. Sobran el color y las coreografías, así son los musicales.

“Hand In My Pocket” - Alanis Morissette


SEGUÍ LEYENDO

El drama de Alanis Morisette

Cómo le robaron 5 millones de dólares a la cantante Alanis Morissette


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos