Virginia Gallardo sumó a las famosas que defendieron el parto humanizado, que también se conoce como parto respetado. Embarazada de seis meses, la actriz compartió un video en sus redes sociales en el que invita a las mujeres que se encuentran en su misma situación a que consulten a un médico para interiorizarse en el caso.

“El parto humanizado hace referencia a estar informada, a tener las herramientas y saber que, llegado el momento, hay una ley que nos ampara. Hace referencia al modo de atender el proceso del parto priorizando siempre a la mamá y al bebé como único objetivo respetando los tiempos fisiológicos de cada una. Habla de violencia obstétrica y del trato humillante que algunos profesionales de la salud tienden a darnos en un momento tan delicado. Habla del abuso de la medicalización. Saber que podemos negarnos a la anestesia, al goteo, a la rotura artificial de bolsa siempre y cuando el bebé no lo requiera. Saber que podemos estar acompañados por una persona de nuestra confianza sea pariente o no y que se deben cubrir los gastos antes, durante, y después del parto”, comenzó explicando la actriz que está esperando su primer hijo con su marido, Martín Rojas.

La palabra de Virgina Gallardo sobre el parto humanizado (Video: Instagram)


La actriz también destacó que todas las mujeres tienen la opción de decidir la posición -acostada, sentada- en que quieren tener a su hijo. “Lo más importante, y la conclusión, es que es un parto humanizado siempre y cuando la mamá tenga las opciones, conozca los beneficios y los riesgos, que decida lo que quiere hacer. Y, lo más importante, que decida sobre lo que no quiere hacer a la hora de dar a luz a su bebé. Esto es personal. Les recomiendo que se informen, que hablen con su médico”, indicó.

Junto al video que compartió en la red social en la que tiene casi dos millones de seguidores, Virgina escribió un texto en el que hace referencia a lo que publicó. “Parto respetado o humanizado. Rige en el ámbito público y en el privado, garantiza el trato digno y respetuoso hacia las personas gestantes, sus hijos y parejas en el embarazo, el parto y el puerperio. No se trata de ninguna manera un parto domiciliario. Es una cuestión que tiene que ver con el trato humano. No requiere ni de recursos económicos ni de infraestructura, sino de humanidad. Lo que confunde es el nombre porque todos los partos son humanizados desde el momentos que son humanas las que paren”.

SEGUÍ LEYENDO