Santiago del Moro
Santiago del Moro

Hizo su camino paso a paso, emisión tras emisión, programa a programa. Y así, Santiago del Moro logró convertirse en uno de los conductores más importantes de la televisión, tras hacer sus primeras armas en el cable (MuchMusic), afianzarse en Infama, trascender en Intratables y consagrarse en ¿Quién quiere ser millonario?. Pero también es un hombre de radio: las mañanas de La 100 son suyas, con El club Del Moro. Y hoy, responde las 12 preguntas de Teleshow.

1. —¿Cuál es el recuerdo más feliz que tenés de tu infancia?

—Tuve una infancia muy feliz. Vivir en un pueblo chico como el mío (Tres Algarrobos, en la provincia de Buenos Aires) es lo mejor que te puede pasar.

2. —¿A qué edad tuviste tu primera novia?

—A los 12 años. Fue un noviazgo de un verano, y ella, que no era de mi pueblo, antes de irse cortó la relación diciéndome: "Quiero terminar con esto pero sin rencores". Le dije que sí, aunque no sabía en ese momento qué mierda significaba la palabra rencor (risas).

3. —¿Cuándo decidiste que te ibas a dedicar a la comunicación?

—El día que pisé la radio de mi pueblo. Era muy chico y dije: "Es por acá". Hago radio desde los 11 años.

Mucho tiempo atrás… Santiago Del Moro, en MuchMusic
Mucho tiempo atrás… Santiago Del Moro, en MuchMusic

4. —¿Cuándo te fuiste de tu pueblo?

—Cuando terminé quinto año me vine a "la gran ciudad".

5. —¿Quién fue el primer famoso que te dio una mano?

—Mucha gente me dio una mano. Gastón Portal me llamó para hacer Infama, en su momento con José Nuñez. En cuanto a la radio, todo lo que me pasó se lo debo a Beto Casella, que un día me llamó y me dijo: "Vos tenés que conducir en la radio", y me organizó una reunión con Daniel Hadad, quien también confío en mí desde el primer momento. Si tuviera que decir gracias también se las daría a Liliana Parodi; de ella aprendí mucho. Y a Daniel Vila por la libertad que me dio para trabajar y la confianza que siempre me tuvo.

6. —¿Con qué famoso no trabajarías nunca?

—No tengo problemas con nadie, y si los tengo, ya me olvidé. Ya aprendí lo que significa rencor, y si algo no soy, es rencoroso.

7. —Contame un hito de Infama y uno de Intratables.

—Son tantos… ¡Fueron tantos años! Me encantó hacer esos programas. Los recuerdo con mucho cariño, son parte de mi vida.

8. —Cuando decidiste irte de América, ¿a quién te costó más decírselo: a Daniel Vila, su propietario, o a Liliana Parodi, la gerente de Programación?

—En noviembre de 2017 gané un (premio) Konex, algo que nunca imaginé. Ese día me di cuenta que mi recorrido estaba cumplido. Lo hablé en su momento con Daniel, luego también lo hice con Liliana, y Marta (Buchanan, gerente), por supuesto. Poco a poco buscamos la salida más orgánica posible. No fue fácil para mí pero sentía que era el momento. Me quería ir bien, y así fue.

La despedida de Santiago del Moro de "Intratables" (Video: América)

9. —¿Por qué no seguís a nadie en las redes sociales?

—Trabajo sin parar hace muchos años, y no estar tan enganchado y dependiente de las redes sociales relaja mi cabeza. También sería muy injusto seguir a algunas cuentas y otras no. Y así, se fue dando.

10. —Siempre llegabas un minuto antes de salir al aire en tus programas de televisión en vivo. ¿Por qué?

—Es mi manera de trabajar: llego justo, no hablo mucho, observo todo, y así voy administrando la energía que tengo para el aire.

Del Moro en “¿Quién quiere ser millonario?”, el éxito de Telefe
Del Moro en “¿Quién quiere ser millonario?”, el éxito de Telefe

11. —¿Qué hacés cuando no trabajás? ¿Cómo manejás tu ocio?

—Una de las cosas que más disfruto es dormir sin poner la alarma del celular.

12. —¿Cuál es el secreto de tu éxito?

—Pasión más trabajo. ¡Y gracias por lo del éxito!

SEGUÍ LEYENDO