Por Marianela Insua Escalante

Sonny Bono y Cher (Foto: Getty)
Sonny Bono y Cher (Foto: Getty)

Las cafeterías de Los Angeles, Estados Unidos, solían ser un gran lugar para conocer al mánager de tu vida. Hay mil historias de actrices en ciernes tomando batidos y encontrando de manera fortuita a quien, finalmente, las llevaría a la fama. También hay de las otras, de las que se quedaron esperando. La de Sonny Bono y Cher es de las primeras, una historia de esas en las que todo salió bien mientras el mundo era invadido por la buena vibra de la onda hippie y los jóvenes se subían a la ola beat.

En 1962, Cherylin Sarkisian La Pierre tenía 16 años y se había ido de su casa, le sobraba talento y sabía cómo usarlo. Salvatore Phillip Bono era un joven divorciado de 27 años (había nacido el 16 de febrero de 1935) y trabajaba con el polémico y genial productor Phil Spector, creador del "muro de sonido" y actualmente preso por asesinato. Pero esa es otra historia. En ese momento Spector era un número uno en el circuito musical y Salvatore, devenido en Sonny, estaba aprendiendo. Por eso se dio cuenta de que Cherylin era un diamante en bruto y, como no podía contratarla aún como artista, decidió ofrecerle trabajo como ama de llaves.

La artista ahora conocida como Cher aceptó, claro. Llegó a casa de Sonny como mucama y en 1964 se convirtió en su esposa. Para 1965 ya estaban en la cima. Cantaban juntos: como Caesar and Cleo primero, y ya como Sonny & Cher después. Mientras se iban de gira, grababan y producían, Sonny seguía en paralelo con su carrera solista. Además de sus canciones, componía para otros músicos y bandas. Temas tan inolvidables como "Needles and Pins" (que en 1978 popularizaron los Ramones) y "She Said Yeah" (famosa en boca de los Rolling Stones) son de su autoría.

Cuando la psicodelia empezó a invadirlo todo, este matrimonio tan hippie ya no resultaba atractivo y, con mentalidad de productor, Sonny decidió llevar su espectáculo a Las Vegas. En tono de comedia marital, los dos actuaban noche a noche sin mucho éxito, hasta que alguien vio que eso estaba para más y los llevó a trabajar en televisión. Hasta 1976 hicieron The Sonny & Cher Show con mucho éxito en la tevé estadounidense y con repeticiones en todo el mundo. Pero el matrimonio ya estaba acabado y Cher pedía pista. Ella iba a camino a convertirse en un icono pop y él, en un político de renombre. Atrás quedaba una carrera en común, un amor eterno y una hija, Chastity Sun Bono.

"I Got You Babe", de Sonny y Cher, en 1965 (Video: Youtube)

Transformaciones

Sonny Bono tuvo varias esposas más y también varios hijos, pero quien sobresalió por entre sus herederos fue, sin dudas, el que tuvo con Cher. Chastity creció en la década del 70 creyendo que era lesbiana. De pequeña, e incluso de adolescente, se la podía ver junto a su glamorosa mamá luciendo su melena rubia y unas ropas sencillas que la diferenciaban de las lentejuelas y extravagancias de su progenitora. Con el correr de los años, Chastity se convirtió en una activista por los derechos LGBT y se dio cuenta de que dentro suyo no se sentía una mujer homosexual, sino que era un hombre atrapado en el cuerpo equivocado.

De a poco, Chas se convirtió en Chaz, y en 2009 finalmente se operó los senos, profundizó un tratamiento con hormonas y terminó su proceso para ser un varón. Lleva escritos dos libros, Family Outing, End of Innocence y Transition: The Story of How I Became a Man. Allí vuelca lo que sufrió, y cómo le costó a su madre aceptar el cambio (siendo ella referente indiscutida de la comunidad gay).

Con los años Cher lo aceptó públicamente y la relación madre-hijo mejoró notablemente. "Cuando Chaz y yo estamos juntos, es pan comido, pero a veces no estás preparada cuando alguien habla del pasado y no es fácil de procesar. Pero no podría estar más orgullosa", le dijo la cantante al conductor Jerry Penacoli en su programa Extra's, hace unos años.

Chaz Bono y su novia, Shara Blue (Foto: Instagram)
Chaz Bono y su novia, Shara Blue (Foto: Instagram)

En la actualidad, Chaz está en pareja y trabaja como actor, además de seguir siendo un ferviente defensor de las libertades individuales en Hollywood. Participó de la séptima temporada de la popular serie American Horror Story y se muestra feliz junto a su madre en redes sociales. También expone con alegría sus años de sobriedad, ya que la muerte de su padre en 1998 lo afectó de manera negativa y lo hundió aún más en su adicción a las drogas. Pero, ¿qué le pasó a Sonny Bono en ese centro de esquí?

Un político con alma de artista

Sonny Bono ha sido el único miembro del Congreso de los Estados Unidos que llegó a tener un puesto número 1 en el Hot 100 de Billboard. Su carrera política surgió después de sufrir en carne propia la burocracia de las instituciones. En su faceta de empresario, Bono quería abrir un restaurante en Palm Springs, pero fueron tantas las trabas que le pusieron que decidió postularse para alcalde y cambiar las cosas desde adentro. Ganó las elecciones y durante cuatro años ejerció el puesto.

Poco después fue elegido para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, donde permaneció hasta 1998, cuando su fatídico final lo encontró en el centro de deportes de invierno conocido como Heavenly Sky Resort, en la frontera entre Nevada y California. Tenía 62 años y estaba de vacaciones con su cuarta esposa, Mary, y sus hijos Chesare (nueve años) y Chianna (seis). El Congreso estaba de receso y el Festival Internacional de Cine de Palm Springs (que Sonny había creado en 1990 cuando era alcalde) no iba a comenzar hasta el 8 de enero.

Según reveló después su viuda, Sonny había firmado una renuncia con respecto a cómo tenía que ajustar sus esquíes. Las tiendas de esquí exigían que los esquiadores mayores establecieran sus fijaciones con un punto de lanzamiento más liviano que el requerido para los atletas más jóvenes, de modo que resultara más fácil saltar de los esquíes y escapar de una lesión grave después de una caída. Sonny quería hacerlo a su manera, y falló.

La familia había salido a esquiar por la pendiente de Orión, con Sonny al frente. Su mujer e hijos se deslizaron hasta la zona de la primera parada, pero Sonny ya no estaba. Después de buscarlo incansablemente, el cuerpo del congresista fue encontrado sin vida tras haberse estrellado contra un árbol. Los medios de comunicación estaban ávidos de noticias y todos querían la imagen de Cher llegando. Por supuesto que fue, y acompañó a Mary.

El tiempo había pasado, las heridas habían sanado, y finalmente Cher habló en la iglesia católica St. Theresa en Palm Springs, donde despidió a su viejo amor. En esa ocasión dijo que Sonny había sido "el personaje más inolvidable que había conocido". Seguramente él hubiera dicho lo mismo de ella. Sin Cher, este político, cantante, productor y creador de tantos hits, no hubiera sido el Sonny Bono que todos conocieron. Delante de este hombre, siempre hubo una gran mujer.

El reencuentro de Sonny y Cher en el programa de David Letterman, en 1987 (Video: Youtube)

SEGUÍ LEYENDO