La última imagen de Fernando Báez Sosa con vida en Villa Gesell

Las cámaras de seguridad del boliche Le Brique registraron cómo Fernando Báez Sosa fue escoltado por los guardias de seguridad hacia la calle minutos antes de ser asesinado a golpes por un grupo de rugbiers.

Tal como se puede ver en el video, el joven aparece con la camisa rota a raíz de una discusión con el grupo de rugbiers en la pista de la disco.

De acuerdo con el protocolo de seguridad, como Fernando y sus amigos salieron por la puerta principal, el grupo de rugbiers fue expulsado por otra salida a través de la cocina.

Estas nuevas imágenes -difundidas por Canal 13- podría confirmar la premeditación por parte de los agresores ya que queda en evidencia que ambos grupos salieron separados. Por lo tanto, los jóvenes de Zárate habrían planeado la emboscada fatal.

En caso de quedar acreditada la premeditación, el fiscal podría pedir una pena máxima de prisión perpetua.

Siete de los rugbiers detenidos en Villa Gesell fueron identificados hoy por testigos en la segunda tanda de ruedas de reconocimiento y fueron señalados como las personas que participaron del ataque dentro y fuera del boliche.

La medida fue supervisada por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, y contó con la particularidad de que varios de los reconocimientos fueron realizados de manera fotográfica, ya que algunos de los imputados, después de pasar seis días encerrados en un calabozo, perdieron el bronceado y se complicaba la conformación de las rondas.

Así sacaron del boliche de Villa Gesell a los rugbiers

Uno de los principales sospechosos, Máximo Thomsen (20), fue reconocido por dos de los tres testigos como una de las personas que le pegó a Fernando en la calle. Es el más comprometido en la investigación, ya que fue identificado de manera directa por cuatro testigos distintos.

En el caso de Ciro Pertossi (19) también fue reconocido por uno de los testigos que lo ubicó como atacante de uno de los amigos de Fernando.

Según los pesquisas, otro de los identificados de manera fotográfica fue Enzo Comelli (19), el joven imputado que ayer había sido reconocido por dos testigos golpeando a la víctima cuando se inició el ataque en la calle.

En esta oportunidad, un nuevo testigo lo reconoció como uno de los integrantes del grupo dentro del boliche Le Brique.

También fue reconocido Matías Benicelli (20), a quien un testigo le endilgó haber estado arengando la agresión a Fernando mientras estaba indefenso.

Además de Thomsen, los hermanos Ciro y Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Viollaz, Comelli y Benicelli, permanecen detenidos Alejo Milanesi (20), Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Los diez rugbiers están imputados por el delito de “homicidio agravado por premeditación de dos o más personas”. El remero Pablo Ventura (21) fue liberado el martes último.

Seguí leyendo: