Un hombre fue baleado por la policía

Todavía persiste el misterio sobre el violento episodio que ocurrió el martes por la mañana en la calle Malabia al 900 del barrio porteño de Villa Crespo, cuando Claudio Hernán Romano, de 39 años, murió después de recibir múltiples disparos en su cuerpo y tres policías que se encontraban en el lugar quedaron detenidos.

Lucía, la pareja de la víctima, aseguró que Romano, chofer de ambulancias, ya se encontraba herido en el interior de su auto antes de acudir al patrullero de los efectivos hoy investigados por el Juzgado Nº 49 de la doctora Ángeles Gómez Maiorano. Fuentes policiales aseguran que Romano “bajó de su auto para atacar a los efectivos con un puñal”.

“Él trabajaba en la zona desde hace como un año. Trasladaba pacientes de la ART en una clínica de allí y, de hecho, tenía buena relación con los policías de la zona porque lo dejaban estacionar en doble fila, porque tenía que esperar a que los pacientes se rehabiliten y después se los retornaba a su domicilio”, afirmó Lucía en declaraciones al canal Crónica TV.

“Yo me comuniqué por última vez con él a las 10:26, él me contesta 10:28. A las 11 le mando un mensaje y ya no lo ve. Suponemos que lo mataron en ese lapso”, agregó.

Lucía reveló que, después de no poder comunicarse con su pareja, cerca del mediodía recibió un llamado del jefe de Claudio en el que le informó que su pareja no aparecía y que un par de pacientes habían llamado porque él no los había ido a buscar".

La joven indicó que recién entre las cuatro y las cinco de la tarde recibió un llamado de un comisario que confirmaba la muerte de su pareja.

Efectivos de la Policía Científica estudiaron la zona del hecho (Lihue Althabe)
Efectivos de la Policía Científica estudiaron la zona del hecho (Lihue Althabe)

De acuerdo a la hipótesis policial, el efectivo Ramón Pérez, que manejaba el móvil, fue quien supuestamente recibió la agresión del hombre cuando estacionó en doble fila a mitad de cuadra, sobre Malabia entre Jufre y Castillo.

Los policías llegaron hasta allí porque debían controlar al agente que estaba de consigna en la cuadra, vigilada intensamente porque vive la hija de un fiscal. Aquí fue cuando un auto estacionó detrás y de éste se bajó un hombre joven –según la Policía, Romano– quien fue derecho a atacar con una navaja al policía sentado al volante.

Luego, Romano se movió hacia la puerta del acompañante, donde estaba sentada una compañera de Pérez y, de acuerdo a la hipótesis, se escuchó la detonación del primer disparo.

El hombre muerto recibió al menos un disparo. Un vecino dijo a Infobae que escuchó más de un tiro y que vio que el cadáver tenía más de un disparo. Incluso contó que algunos habitantes del edificio donde vive vieron cómo el policía le habría disparado a Romano cuando ya estaba tendido en el suelo.

(Lihue Althabe)
(Lihue Althabe)

De tal modo, la versión de Lucía difiere en varios puntos respecto de la hipótesis policial. La pareja de la víctima aseguró que cerca de las 18 acudió al lugar de los hechos y allí habló con una policía mujer y con diferentes vecinos que presenciaron la escena.

“Cuando yo llegué le pregunté a la oficial que estaba ahí, porque yo cuando llegué ya habían retirado el cuerpo. Y vino toda exaltada a preguntarme qué le había pasado, por qué todo el auto estaba lleno de sangre. Yo le dije que no sabía que había pasado todo esto”, afirmó.

Y agregó: “Esta mujer y varios vecinos me dijeron que Claudio ya estaba ensangrentado cuando se bajó de su auto y se acercó al patrullero. A ella se le escapó todo eso”.

Lucía afirmó que la policía habría efectuado unos cinco disparos, de los cuales cuatro impactaron sobre el cuerpo de Claudio. Además, advirtió que, una vez que su pareja estaba tirada en el piso, dos de los policías se habrían bajado del patrullero para “rematarlo”.

“Le pegaron una patada cuando estaba en el piso. Eso salió en una cámara, me lo contaron los vecinos. Cuando estaba caído en el piso, le pegaron una patada en la cabeza los mismos policías que lo agredieron y eso quedó registrado en las cámaras y me lo contaron los vecinos (...) y la que lo remató en el piso fue la policía mujer. Fue ella la que le dio tres tiros”.

Claudio Romano.
Claudio Romano.

Lucía afirmó que Romano no tenía antecedentes penales. También reclamó poder acceder al material de las cámaras de seguridad consultadas.

Una alta fuente en el Ministerio de Seguridad porteño respondió esta mañana a Infobae: “Hay un video que muestra cómo el hombre va con su auto, estaciona y ataca al policía en la puerta delantera del patrullero. El primer disparo que recibió habría sido en su pierna, pero no se detuvo. El kevlar del chaleco detiene una bala, pero no un puñal. Los policías se protegieron”. Sin embargo, la misma fuente no puntualiza sobre el recorrido previo a esa filmación.

Ahora, los investigadores del caso aseguran desde las cúpulas de la Policía de la Ciudad, buscan saber el recorrido de Romano en su auto hasta llegar al punto de su muerte a través de un cotejo de cámaras.

Mientras tanto, organismos de derechos humanos como el CELS y la CORREPI toman cartas en el caso.

SEGUÍ LEYENDO: