L.M.G con el chico: fue detectada por su reloj a través de un software forense.
L.M.G con el chico: fue detectada por su reloj a través de un software forense.

Luego de declarar más de cinco horas frente a la fiscal Adriana Bellavigna, L.M.G, la mujer que fue filmada pegando bengalas en el cuerpo de su hijo de seis años para ingresarlas de contrabando al estadio Monumental en la Superfinal frustrada del sábado, fue liberada tras pactar un juicio abreviado con su abogado defensor, Carlos Broitman, que representó entre otros a Henry "Mi Sangre" Londoño y a Ibar Pérez Corradi.

Acusada del delito de poner en riesgo la vida de un tercero con el agravante de parentesco, la mujer oriunda de Villa del Parque fue condenada a dos años y ocho meses de prisión en suspenso y además se le impusieron una serie de condiciones, según informaron fuentes cercanas al procedimiento a Infobae. Todavía resta que la jueza del caso, María Julia Correa, homologue el acuerdo.

L.M.G recibió dos buenas noticias ayer a las 23:30 de la noche, un día después de que la Policía de la Ciudad allanara el departamento que comparte con su familia y se la llevara detenida. Primero se le otorgó la libertad. Luego, el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes consideró que no había ningún impedimento para que su hijo pueda volver a su hogar de Villa del Parque: el menor, de todas formas, había quedado bajo la tutela de su padre, también hincha devoto de River, según confirmaban ayer fuentes del organismo.

Según indicaron fuentes judiciales, la mujer se hizo cargo del hecho y se mostró "sumamente arrepentida de lo sucedido". De esta manera las partes acordaron un juicio abreviado con una pena excarcelable.

El chico de seis años. hijo de L.M.G, alienta a River.
El chico de seis años. hijo de L.M.G, alienta a River.

Además, según consta en el escrito que firmó junto al abogado Broitman, L.M.G, de 37 años de edad, deberá realizar un tratamiento psicológico.

También tendrá la obligación de realizar 48 horas de tareas comunitarias en una entidad de bien público. No podrá asistir con su hijo involucrado en el caso a eventos de espectáculos deportivos masivos. Por último se le exige que fije domicilio y se someta al cuidado de un patronato.

L.M.G regresó anoche a su departamento donde pasó la noche con su marido I.S y sus cuatro hijos. Ahora solo resta que la jueza a cargo del expediente dé el visto bueno para que el acuerdo tenga validez definitiva.