Este lunes por la tarde se conocieron los primeros resultados de la autopsia al cuerpo de Joaquín Martínez, de 21 años y nacionalidad paraguaya, quien fue encontrado el jueves pasado muerto en una plaza del barrio de Palermo. Según los especialistas todavía no se descarta que se haya tratado de un ataque.

Según fuentes médicas a las que tuvo acceso Infobae, se precisó que los resultados preliminares de la autopsia al cuerpo del joven de 21 años dieron cuenta de una "congestión y edema pulmonar" y de un "edema encefálico difuso".

Joaquín Martínez (21)
Joaquín Martínez (21)

Respecto al "edema encefálico", las mismas fuentes precisaron que podría tratarse de un golpe, pero aclarando que al ser este "difuso", esa hipótesis no puede ser confirmada. Se solicitó además un examen toxicológico y se están buscando más elementos de prueba que puedan determinar si fue atacado.

En relación a la teoría de un ataque, alimentada por el hecho de que la víctima fue encontrada sin su celular y su tableta iPad, ninguna de las cámaras de seguridad relevadas hasta el momento muestran secuencias que hagan pensar en un  enfrentamiento.

Además durante la tarde de este lunes varios testigos circunstanciales prestaron testimonio y en líneas generales coincidieron en que Joaquín fue visto deambular tambaleante por la plaza Unidad Latinoamericana, en las horas previas a ser encontrado muerto.

La plaza Unidad Latinoamericana del barrio de Palermo donde fue encontrado Joaquín
La plaza Unidad Latinoamericana del barrio de Palermo donde fue encontrado Joaquín

Según Sonia Martínez, la mamá, declaró que Joaquín "no tomaba alcohol, no fumaba y no se drogaba", agregando que "tampoco había tenido enfrentamientos con ninguna persona". Se esperan ahora los resultados toxicológicos, que determinarán si había alguna sustancia en su cuerpo.

Por otro lado, el padrastro, Nicolás Benedit, indicó a la justicia que a las 18:45 el joven salió camino a la facultad. A las 20:15 un equipo médico del SAME constató su muerte en la plaza. Cerca del cadáver había vómito y una botella de Gatorade, indicó el primer agente de la Policía de la Ciudad que llegó al lugar.

SEGUÍ LEYENDO