Tras la derrota por la Ley Bases, el kirchnerismo recalcula su estrategia para intentar rechazar el DNU en Diputados

Sin los votos necesarios, con un oficialismo fortalecido por el resultado de la media sanción y un sector presentando proyectos “espejos” al mega decreto, el bloque de Unión por la Patria analiza cuándo volver a avanzar

Guardar

Nuevo

El presidente del bloque de UP, Germán Martínez, habla con el titular de la Cámara, Martín Menem, durante el tratamiento en particular de la Ley Ómnibus
El presidente del bloque de UP, Germán Martínez, habla con el titular de la Cámara, Martín Menem, durante el tratamiento en particular de la Ley Ómnibus

El resultado de las dos jornadas de sesiones en la Cámara de Diputados de la Nación en donde La Libertad Avanza logró darle media sanción al proyecto de Ley Bases y al paquete fiscal empieza a cambiar el pulso de la Cámara baja.

No solo por el hecho de que finalmente el oficialismo logró un triunfo parlamentario, sino también en la forma en que lo logró. Con un bloque de 38 diputados propios, alcanzó los 142 votos para la aprobación en general y mantuvo un piso de 134 en la votación en particular de cada uno de los capítulos.

Esta situación mostró a una bancada más firme ya que, con el apoyo incondicional del PRO, logró superar sin pasar ningún momento de zozobra. Sólo a la hora de votar los impuestos internos al tabaco perdió, pero eso era algo que sabían que podía suceder y aún se guardan el ancho de espadas que es el veto presidencial. Más allá de esa instancia, logró salir fortalecido del recinto.

Milei al anunciar el DNU
Milei al anunciar el DNU

Esto frente a un bloque de Unión por la Patria que, sabiéndose derrotado desde que terminó la reunión de Labor Parlamentaria, busca reorganizar su estrategia de cara al futuro. En especial, en lo que se refiere al tratamiento del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 que desreguló la economía argentina y que ya cuenta con el rechazo de la Cámara de Senadores.

Esto fue lo que intentó hacer este martes el bloque de UP pidiendo una sesión especial que el presidente de la Cámara, Martín Menem, le negó. La decisión de pedir la sesión parecía enmarcarse más en una jugada política que en la certeza de la derogación del DNU porque no estarían los votos para hacerlo. Sin embargo, desde LLA decidieron no correr el riesgo.

Así lo reconoció el diputado Juan Manuel Pedrini, quien señaló a radio Perfil: “Intentamos en dos sesiones llegar al quórum con otros temas menos complicados que el DNU y no logramos abrir las sesiones. Hoy creo que no nos están dando los votos para tratar el DNU”.

El rechazo al DNU en el Senado
El rechazo al DNU en el Senado

Los otros dos temas son el presupuesto para las universidades nacionales y la fórmula de movilidad jubilatoria. En ese aspecto, ya más rápido de reflejos, el diputado libertario José Luis Espert, en su rol de presidente de la comisión de Presupuesto, citó a la misma para el miércoles 9 de mayo a fin de evitar un nuevo pedido de sesión especial que le pueda aportar votos a UP para dar de baja el DNU.

El problema con el que se enfrenta el bloque que comanda el rosarino Germán Martínez es que con 99 diputados necesita sumar voluntades y los bloques más numerosos no parecen por ahora estar dispuestos a acompañar esta situación.

Tanto Hacemos Coalición Federal como el PRO están trabajando y presentando leyes espejo a cada uno de los capítulos del DNU 70, por lo que solo le queda ir a pescar en las aguas turbulentas del bloque radical. “Hay un sector del radicalismo referenciados con el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, que no está dispuesto a acompañar una derogación. Pero hay otro que mira al presidente del partido, el senador Martín Lousteau, que sí, pero que está esperando el momento adecuado”, explicó una fuente del centenario partido.

En este escenario es que el bloque en Diputados no definió por ahora cómo seguir. “No hay una nueva fecha para pedir una sesión”. En voz baja entienden que el resto de los bloques mayoritarios no acompañan por dos razones. La primera es que existe en varios diputados un acuerdo desde lo ideológico con lo que plantea el decreto y que, en todo caso, buscan que ese texto se convierta en ley. La segunda, es que los que se oponen entienden que “la calle” aún apoya al Presidente Milei.

La realidad es que el triunfo de La Libertad Avanza en la Cámara modificó las relaciones de fuerzas. Ahora las chances radican en que la oposición que colaboró con las leyes que obtuvieron media sanción busque un golpe de efecto para empezar a diferenciarse.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias