Tras las protestas por la suspensión de las clases presenciales, alumnos porteños volvieron a las aulas para compensar las horas perdidas en 2020

Estudiantes secundarios asistieron este sábado a los Centros de Acompañamiento a las Trayectorias Escolares (CATE) para profundizar los contenidos curriculares que quedaron pendientes de 2020. Está previsto que estos cursos se dicten durante todo el año

Este viernes fue el último día de clases presenciales para la mayoría de los alumnos que asisten a jardines de infantes, escuelas primarias y secundarias de la Ciudad y el conurbano de la provincia de Buenos Aires ya que a partir del lunes se volverá a la educación virtual durante 15 días tras el repunte de los contagios que generó la llegada de la segunda ola de coronavirus.

Luego de que los padres salieran a las calles ayer a protestar frente al Ministerio de Educación contra el decreto presidencial que ordenó el cierre de establecimientos educativos, un nutrido grupo de alumnos secundarios porteños de escuelas técnicas y de comercio asistió a las aulas con normalidad.

“Luego de un 2020 que tuvo consecuencias negativas en las chicas y los chicos, sostener la educación presencial es nuestra mayor prioridad. Por eso, algunas escuelas de la Ciudad están abiertas los sábados para acompañar a quienes necesitan reforzar contenidos de cara a este año”, sostuvo Rodríguez Larreta. En esa línea, publicó en su cuenta de Twitter: “Con Soledad Acuña fuimos a la Escuela Primaria N° 2 D.E. 9 que tiene este espacio de apoyo. Sábado a sábado, los docentes hacen un esfuerzo enorme para facilitar la integración y que los estudiantes recuperen lo que no pudieron aprender durante el 2020, sin dejar de cuidarse”.

Rodríguez Larreta recorrió la Escuela Primaria N° 2 D.E. 9
Rodríguez Larreta recorrió la Escuela Primaria N° 2 D.E. 9

Se trata de una iniciativa del gobierno porteño, que puso en marcha los Centros de Acompañamiento a las Trayectorias Escolares (CATE) para los 9.000 jóvenes que vieron más afectados sus aprendizajes por la suspensión de clases presenciales durante el año pasado. Aunque estaba previsto que el acompañamiento durara todo el año, por lo pronto solo pudieron asistir este sábado y ahora están a la espera de lo que sucederá dentro de dos semanas.

Tanto los docentes, como los estudiantes y los padres confían en que los integrantes de la Corte Suprema se expidan a favor de la vuelta al colegio a partir del lunes y así puedan retomar con las clases de apoyo el próximo fin de semana, sin interrumpir el programa educativo.

La propuesta consiste en un espacio de enseñanza y aprendizaje los días sábado, a cargo de docentes de nivel secundario con experiencia en el acompañamiento a estudiantes en riesgo de repitencia o abandono escolar.

A lo largo de los encuentros, los estudiantes podrán aprender los contenidos pendientes de 2020, para luego acreditarlos en las instancias previstas por la escuela.

Si bien este sábado se realizó la apertura con clases presenciales en solo cuatro escuelas (Escuela Técnica Nº 33, Escuela Técnica Nº 36, Escuela de Comercio Nº 18 y Escuela de Comercio Nº 31), estaba previsto con que el correr de las próximas semanas se sumaran las 12 sedes restantes, que en total albergarán a 9.000 estudiantes.

El objetivo de esas clases es facilitar la integración y profundización de contenidos para alcanzar los objetivos de la unidad curricular 2020- 2021, ofrecer herramientas que ayuden a los estudiantes a organizar sus actividades, prevenir el abandono escolar y evitar la repitencia.

Este sábado los alumnos cursaron de 13.20 a 16.40 y cada grupo tuvo clases de matemática, lengua, literatura y educación física. También está previsto que durante la semana participen de aulas interactivas y bibliotecas digitales para las asignaturas historia, inglés y geografía.

El malestar entre la comunidad educativa por la decisión del Gobierno de suspender la presencialidad en las escuelas va en aumento. Por eso, este lunes 19 también se autoconvocaron a las 8 horas en la puerta de los establecimientos educativos para pedir por la reapertura de las aulas.

Uno de los epicentros de la convocatoria será, en la zona norte del conurbano, en la Quinta Presidencial de Olivos, adonde llevarán sus reclamos hacia el presidente Alberto Fernández, que firmó el DNU que suspendió las clases en todos los niveles en el AMBA.

Si bien al comienzo fue una propuesta impulsada en algunas escuelas porteñas, como la ORT y el Buenos Aires English High School, con el tiempo más docentes y padres de estudiantes decidieron sumarse también a un abrazo simbólico de los establecimientos a los que suelen asistir sus hijos.

Es que luego de la reunión que Alberto Fernández mantuvo con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el Presidente se mantuvo firme en su postura de cerrar los colegios por 15 días. “Desde que comenzaron, creció la curva de contagios, enfatizó para ratificar su polémica medida.

SEGUIR LEYENDO: