Con la plena coincidencia de que la Unasur está desactivada y que América Latina debe dar respuestas a los nuevos tiempos que vienen, el presidente Mauricio Macri viajará hoy a Chile para reunirse allí con 11 jefes de Estado que darán el puntapié inicial para la conformación del denominado Prosur, un espacio liderado por países de centroderecha y con la mira puesta abiertamente contra la dictadura de Venezuela.

Este jueves por la tarde los cancilleres de 11 países se encontraban cerrando un documento de trabajo en Santiago de Chile cuya intención es que lo firmen mañana los presidentes para avanzar en la creación de Prosur.

"Hay firmes intenciones de que se logre mañana mismo el proceso de creación de Prosur con algunos matices y tiempos que fijaron algunos países", explicó a Infobae una fuente diplomática de Argentina que se encontraba esta tarde en Chile evaluando cada párrafo del documento que leerá el presidente Sebastián Piñera como anfitrión de la cumbre.

La Casa Rosada emitió ayer un comunicado en el que confirmó la presencia de Macri mañana en Santiago de Chile para participar de la Cumbre Presidencial sobre Integración Sudamericana. El jefe de Estado arribará al Palacio de La Moneda a las 11 y habrá una ceremonia de bienvenida y la fotografía oficial para pasar luego a una ronda de "Diálogo para la coordinación y colaboración en América del Sur", junto al mandatario local y los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; de Perú, Martín Vizcarra; de Colombia, Iván Duque, y de Ecuador, Lenín Moreno. Según fuentes diplomáticas también estaría confirmada la presencia del presidente de Bolivia Evo Morales y del vicecanciller de Uruguay. Estos dos últimos países se mostraron reacios a la creación del Prosur hasta tanto no se desactive plenamente la Unasur.

Por razones obvias y en abierto desafío a Venezuela, no fue invitado al encuentro el dictador Nicolás Maduro.

"El debate de esta mesa de diálogo estará enfocado en los aciertos y lecciones del pasado y los desafíos y las oportunidades del futuro", según especifica el programa oficial. La cumbre continuará luego con una sesión titulada "Desafíos y oportunidades sectoriales para la integración regional", que abordará temas de infraestructura, salud, seguridad social, energía, seguridad y defensa, desastres naturales y medio ambiente.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera
El presidente de Chile, Sebastián Piñera

Tras el cierre de las deliberaciones, a las 13:15, está prevista la declaración conjunta a la prensa en el Palacio de La Moneda, tras lo cual el presidente Piñera agasajará con un almuerzo a los jefes de Estado visitantes.

Antes de ello, se debe coordinar bien cómo son los pasos para que se desactive plenamente la Unasur, ya que su sede en Quito aún sigue activa y hay contratos que sustentan los países miembros.

Las diferencias entre los países latinoamericanos con la Unasur surgieron hace dos años cuando Venezuela y otros países se opusieron a que Argentina pusiera a un secretario general. Luego se creó en forma paralela el Grupo Lima que ahondó las diferencias con la Unasur ante la postura crítica hacia el régimen de Maduro.

La apuesta ahora del Prosur es convertirse en un organismo más pragmático, menos politizado y menos burocrático. De hecho, como adelantó ayer Infobae, en la reunión de presidentes que tuvo Macri en la quinta de Olivos con sus pares de Chile, Paraguay y Uruguay se discutió el alcance eventual del Prosur y Tabaré Vázquez  planteó sus reparos a la creación de otro bloque regional.