Pasadas las 11:10, comenzó la sesión especial pedida por el oficialismo en la que Cambiemos, con apoyo del peronismo no kirchnerista y del massismo, logró aprobar el proyecto de ley de Financimiento Productivo (ex Mercado de Capitales) y la de Defensa de la Competencia. Luego, alrededor de las 12.30, empezó la sesión especial que había convocado la oposición para debatir el el texto para limitar el aumento de tarifas, que finalmente la oposición logró la media sanción con 133 votos afirmativos, 94 negativos y tres abstenciones.

El razonamiento de Cambiemos es simple: se quieren sacar el tema de encima porque genera volatilidad y por estos días es una preocupación más en al agenda pública. Además, ya está decidido que, en caso de ser revalidado por el Senado, será vetado por Mauricio Macri. 

El oficialismo se quedó en el recinto para el debate por las tarifas
El oficialismo se quedó en el recinto para el debate por las tarifas

En el recinto, el texto recibió una modificación sustancial respecto del dictamen: se quitará al reducción del IVA, el punto que más rechaza el Ejecutivo porque, según explicaron, desfinancia al Estado y a las provincias. Según un informe de los asesores de la UCR, de aplicarse la norma tal cual está, el costo financiero total para 2018 y 2019 sería de 49.300 millones de pesos, de los cuales 25.508 millones perderían las provincias, 22.147 la Nación y 1.645 millones la ciudad de Buenos Aires. En la otra vereda, en el massismo explicaron que tendría solo para 2018 un costo fiscal de 10 mil millones de pesos en lo que respecta a la reducción de la alícuota del IVA.

La polémica sobre el acuerdo entre el Gobierno y el FMI se metió en la agenda parlamentaria (Julieta Ferrario)
La polémica sobre el acuerdo entre el Gobierno y el FMI se metió en la agenda parlamentaria (Julieta Ferrario)

La propuesta que presentaron UNA y Argentina Federal tiene tres ejes principales. Por un lado, que las tarifas de luz y gas para las residencias de familias no puedan subir más que los salarios y tengan estabilidad por 12 meses. Luego, que los aumentos para las pymes, cooperativas de trabajo y empresas recuperadas no sean mayores al índice de precios mayoristas del Indec. Y por último que para los clubes de pueblo, barrio y entidades de bien público se implemente un sistema de tarifa social en el que paguen solo el 20% del valor de la factura.

Al inicio de la sesión, el diputado Nicolás del Caño solicitó el apartamiento del reglamento para votar una manifestación en rechazo al acuerdo entre el Gobierno y el FMI, algo que no prosperó porque no tuvo aval ni del PJ ni del Frente Renovador.

Nicolás del Caño antes de ingresar a la sesión
Nicolás del Caño antes de ingresar a la sesión

Luego fue el turno del proyecto de financiamiento productivo, iniciativa a la que manifestaron su rechazo tanto el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, como los diputados por el Frente de Izquierda, Del Caño y Romina del Plá. Con 160 votos positivos, 69 negativos y 3 abstenciones, la ley fue aprobada. También quedó aprobada la ley de Defensa de la Competencia, con 163 votos afirmativos

Una vez aprobadas ambas normas, impulsadas por el Ejecutivo, pasadas las 12.30 comenzó la sesión especial para discutir el proyecto para limitar la suba de tarifas.

"El debate lo instalaron ustedes. La diputada (Elisa) Carrió fue la primera la que instaló el tema de tarifas; el presidente de la UCR (Alfredo Cornejo) fue contundente con su propio Ministro de Energía. Lo que nosotros hacemos es encontrar una solución, no vamos a permitir que nos digan golpistas", planteó Diego Bossio (Justicialista).

Por su lado, Axel Kicillof manifestó sus críticas al considera que con Cambiemos "vino un gobierno que vino a aplicar una política de ricos para ricos, en contra de los sectores populares, que puso el Estado al servicio de quienes no los necesita. La política energética de nuestro gobierno es la que permitió recuperar YPF, la que le devolvió a los argentinos la soberanía".

Axel Kicillof y Daniel Filmus
Axel Kicillof y Daniel Filmus

En tanto, el macrista Luciano Laspina afirmó que "es duro escuchar que aquellos que nos metieron en un descalabro formidable, en un problema de enorme magnitud, como el congelamiento de las tarifas, que nos llevó por un lado a la pérdida de la soberanía energética, una reversión de mas de 16 mil millones de dólares en la balanza energética, nos hagan propuestas. Ojalá esta vez el tiempo y la sabiduría le de a la sociedad la paciencia para entender que este es camino que hay que transitar".

En la misma línea se manifestó el mendocino radical Luis Borsoni, quien calificó de "irresponsable" la propuesta opositora, y dijo que "hay un doble discurso de los gobernadores del PJ porque piden que el Congreso no debata tarifas, pero sus diputados votan este proyecto de ley que genera perjuicios para sus provincias".

Frente a la postura del oficialismo, Martín Lousteau dijo que "hoy tenemos angustia generalizada, una preocupación generalizada y no importa por quién votó cada uno. Con el proyecto que estamos discutiendo el déficit va a crecer, y algunos de los que plantean la supuesta solución crearon el problema. También es raro que ante la situación difícil, grave, reconocida por el presidente ayer,  que el Gobierno se cierre a la hora de las  posibles soluciones a la enorme cantidad de problemas que tenemos".

A tu turno, Máximo Kirchner, negó que la oposición tenga una postura demagógica. "Demagogia es ir a un debate presidencial, decir que no habrá un tarifazo y después hacerlo. Eso es demagogia electoral. (…) Los veo espantados, como tenía ayer la cara el presidente, que no se quién lo aconsejó porque sería bueno que hubiese sido el jefe de Gabinete (Marcos Peña) o el Ministro (Nicolás Dujovne), o un fusible que comunicara este tipo de situaciones; raro porque comunican bien generalmente, no se qué estará pasando". "Algunos tildaron esta cuestión de demagogia y esto no es demagógico. Demagogia es por ejemplo ir a un  debate presidencial y decir ´no va haber tarifazo´ y después  hacerlo. Eso es demagogia electoral", remarcó.

Como líder del bloque que patrocina este proyecto, Graciela Camaño habló en nombre del massismo y desestimó el argumento del Gobierno de que el Congreso no tiene que involucrarse en la regulación de las tarifas de los servicios públicos. "Históricamente, el Congreso ha venido regulando en el tema de tarifas desde siempre. Estos principios afirman la necesidad de prestar atención no solo en el quantum de las tarifas, sino también en la equidad social y la capacidad contributiva. Su significación económica en concreto, y en última instancia la realidad. Esta realidad que nosotros cmo legisladores no podemos obviar, ni aun construyendo relatos mediáticos. Nosotros estamos para custodiar a los usuarios. Nosotros advertimos los errores que cometió el poder Ejecutivo", detalló.

En la misma linea que Camaño, de hecho la nombró en dos oportunidades durante su discurso, el diputado kirchnerista José Luis Gioja dijo que "este tema corta horizontalmente a toda la sociedad argentina y a la matriz productiva del país. Es bueno que discutamos este tema, y es bueno que el proyecto exprese la voluntad mayoritaria del pueblo argentino. Es bueno festejar que la oposición haya sido capaz de consensuar un proyecto que no quiere fijarle tarifas al Poder Ejecutivo porque no le corresponde hacerlo, pero no hace la del avestruz de poner la cabeza debajo de la tierra y dejar que los problemas pasen".

Protesta frente al Congreso

Militantes del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y el Frente de Izquierda (FIT), además del Sindicato de Camioneros y La Cámpora realizan una protesta en el Congreso "contra el tarifazo" y la "vuelta al Fondo Monetario Internacional (FMI)".