El juez Daniel Rafecas en su despacho, durante una entrevista con Infobae
El juez Daniel Rafecas en su despacho, durante una entrevista con Infobae

La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, el órgano encargado de la acusación y selección de jueces nacionales y federales, citó al magistrado Daniel Rafecas para que dé explicaciones por un presunto mal desempeño de sus funciones por rechazar la denuncia que presentó el ex fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner y otros ex funcionarios de su gobierno sobre la existencia de un presunto plan para encubrir la responsabilidad de los iraníes en el atentado a la AMIA.

El juez fue citado a prestar declaración el próximo 7 de diciembre a las nueves de la mañana. La decisión se tomó en la reunión de Comisión que se realizó esta mañana, tras un pedido presentado por el senador radical Ángel Rozas, quien acusó al juez federal Daniel Rafecas de haber dictado una "sentencia fraudulenta" cuando desestimó la denuncia de Nisman. La votación dio un resultado de 6-1 a favor de la citación del magistrado.

El senador Ángel Rozas presentó un informe contra Daniel Rafecas (Adrián Escandar)
El senador Ángel Rozas presentó un informe contra Daniel Rafecas (Adrián Escandar)

Según la acusación, que cuenta con apoyo del macrismo, el objetivo de Rafecas con su decisión fue "favorecer a los más altos funcionarios públicos de ese momento".

Por la citación votaron Rozas, los diputados Gustavo Valdés (UCR) y Pablo Tonelli (PRO), el abogado Miguel Piedecasas, el representante de los académicos Jorge Candis y el representante del Poder Ejecutivo Juan Mahiques. El juez Luis María Cabral votó solo por una parte de la acusación y el magistrado Leónidas Moldes se opuso.  El senador del FpV-PJ Mario Pais no estuvo presente.

El juez puede ir personalmente al Consejo a contestar la acusación o puede hacerlo por escrito. Luego de eso, el Consejo debe resolver si envía a juicio político a Rafecas o si desestima la acusación.

Rozas presentó el martes un dictamen en el que acusó al magistrado de cinco cargos: insuficiente actividad procesal; no producción de pruebas; análisis parcializado de la prueba; falta o insuficiente fundamentación; argumentación falsa y manifestaciones políticas improcedentes; e inusual premura en la resolución del caso.

El senador señaló que el juez "incumplió con el deber de investigar los hechos" cuando el fiscal Pollicita fundamentó su pedido de investigar la denuncia y solicitó medidas de prueba y que desestimó el caso con "una premura inhabitual y mediante un acto infundado resultando a todas luces arbitrario".

El senador repasó hoy su acusación y dijo que Rafecas tenía que dar explicaciones. Además de la sentencia la acusación es porque Rafecas recibió en su despacho a dirigentes de la comunidad para decirles que iba a desestimar la denuncia minutos antes de hacerlo; por haber llamado al diputado de Cambiemos Waldo Wolff para reprocharle las críticas públicas que se hacían y porque en esa comunicación el legislador denunció que fue amenazado por una voz femenina que estaba junto a Rafecas; y porque el juez dio una entrevista en la que especuló sobre cómo iban a votar los consejeros.

El primero en hablar fue el juez Cabral, quien dijo que las críticas a la resolución de Rafecas "son parte de un pronunciamiento judicial que se puede ser recurrido". "Hay un desacuerdo con cómo se resolvió el caso. Tal como está armada esta acusación no resulta convincente", dijo Cabral. Pero el consejero entendió que la reunión y la llamada a Wolff "podrían ser consideraciones sobre el decoro que debe tener un juez".

Moldes y la jueza Gabriela Vázquez -que no integra la comisión pero opinó- se opusieron al dictamen porque entienden que se trata de un caso de contenido de sentencia sobre el que el Consejo no puede intervenir. "Ninguno de los elementos objetivos están acreditados. No está demostrada de ninguna manera una intencionalidad del juez".

Tonelli le respondió que coincidía en que el Consejo no puede intervenir en el contenido de una sentencia excepto que se determine que haya existido prevaricato y que se está analizando si este es el caso. "El prevaricato es un delito doloso y no está ni mínimanente probada la intencionalidad", contestó Moldes. "Estamos en un estado preliminar", dijo Tonelli.

Los consejeros que votaron por la citación de Rafecas señalaron que es la oportunidad del juez para dar explicaciones de las acusaciones.

La discusión tuvo un momento de tensión. "Veo que hay periodistas que vienen por primera vez. Bienvenidos a la República Cambiemos. Si tenés los votos te cargás a un juez, no importa la legalidad ni la verdad", dijo el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade, que no integra la comisión pero pidió hablar.

Sostuvo que hay una persecución del gobierno a jueces que votan en su contra y citó los casos de magistrados denunciados por haber fallado contra los aumentos de tarifas o la reincorporación de trabajadores despedidos.

"Si vamos a investigar a Rafecas, ¿qué vamos a hacer con Irurzun (NdA: Martín, presidente de la Cámara Federal) que le sacó al juez Claudio Bonadio la causa por el encubrimiento del atentado y después le dio la causa del memorándum", dijo Tailhade, que defendió a Rafecas por considerar que es un caso de contenido de sentencia.

La respuesta política llegó de Mahiques, el representante del gobierno en el Consejo. "Estamos en una república, antes era una monarquía", dijo en referencia al gobierno de Cristina Kirchner. Mahiques le contestó a Tailhade que todas las denuncias contra los jueces a las que había hecho referencia fueron desestimadas.