​Carlos y Héctor Costa comenzaron a desarrollar OTTAA Project para ayudar a su abuela, quien sufría la enfermedad de Alzheimer. Cuando notaron que no existían alternativas efectivas para que ella pudiera comunicarse, se pusieron a trabajar en crearla. Así, llegaron a esta solución que se vale de la tecnología para superar y hacer más eficiente y rápido el uso de "Libro de Pictogramas", el método que se utiliza actualmente. Hoy, ambos dedican su vida a este emprendimiento que busca ayudar a millones de personas en el mundo. En una entrevista con Infobae, Carlos compartió la ilusión detrás de esta nueva esperanza y la pasión que les genera.

-¿Qué es OTTAA Project?

Es un sueño hecho realidad. Se trata de una plataforma de comunicación alternativa para personas con alguna discapacidad de la comunicación. Trabaja con imágenes que representan acciones y objetos. Se basa en "los pictogramas" que es el código de comunicación universal que ya todos conocen. Lo que nosotros hicimos fue darle inteligencia al uso de estas imágenes. Para ello, creamos una aplicación que es capaz de entender el entorno. Nosotros recopilamos la información sobre la hora, el momento del día, el clima, la geolocalización, la agenda del usuario, etcétera. Esto es muy importante porque nos ayuda a preseleccionar los pictogramas y que esa persona pueda comunicar una frase de forma más rápida y eficiente.

-¿Cómo nació la idea?

Surgió a partir de una necesidad personal. Teníamos a nuestra abuela con Alzheimer y, debido a esa enfermedad, iba perdiendo la capacidad de comunicarse. Nos puso muy triste su situación, así que nos dijimos 'tenemos que pensar en una solución para ella'. Estoy desarrollando esto con mi hermano Héctor, quien está realizando su tesis en ingeniería biomédica. Con el conocimiento de él, empezamos a crear algo más innovador. En la actualidad se utiliza un libro impreso con imágenes. Es muy engorroso porque cada vez que la persona necesita mostrar una página, tiene que ponerse a buscarla entre decena de hojas. Es muy lento e incómodo. El resultado es que se sienten desalentadas y llega un momento en el que prefieren no comunicarse más.

-¿Para qué discapacidades y enfermedades está pensado?

Es un buen punto, porque llevamos dos años desarrollando el producto y ya recibimos personas con cien discapacidades distintas. Hoy, nuestro foco está puesto en autismo, afasia, parálisis cerebral y síndrome de Down.

“OTTAA Project se encuentra instalado en más de 1100 dispositivos en países de Latinoamérica y de la Región del Golfo Árabe”

-¿En qué etapa está el proyecto?

Podríamos decir que ya materializado, en una solución comunicacional destinada a millones de personas en todo el mundo que hoy no se pueden comunicar debido a diversas discapacidades. OTTAA Project se encuentra instalado en más de 1100 dispositivos en países de Latinoamérica y de la Región del Golfo Árabe. Nos encontramos trabajando en dos líneas. Por un lado, con los usuarios particulares que se contactan directamente con nosotros, y por el otro estamos cerrando contratos con municipalidades de Buenos Aires y San Luis. Con respecto al desarrollo tecnológico, nos encontramos investigando y creando otros horizontes. Queremos usar la tecnología como herramienta para empoderar a personas con discapacidad.

-¿Y a futuro?

Ya tenemos una versión de laboratorio de un dispositivo que permite hacer control de nuestro software sólo con el pensamiento.

-¿Cuáles fueron las dificultades y satisfacciones que encontraron en el camino?

Dificultades existen por todos lados; más en la rutina de un emprendedor donde desde el primer momento todo se hace a pulmón. Las satisfacciones que tenemos provienen principalmente de ver que lo que en un primer momento era una idea, hoy está mejorando la calidas de vida de las personas con discapacidad. Los mensajes que recibimos de familiares que se benefician con OTTAA Project son la mejor recompensa que podríamos recibir. También nos alientan los reconocimientos que recibimos y los logros que hemos conseguido con el proyecto.

“Ya tenemos una versión de laboratorio de un dispositivo que permite hacer control de nuestro software sólo con el pensamiento”

-¿Cómo te resultó haber trabajado con tu hermano?

Es una de las mejores experiencias que he tenido, es siempre un alivio tener a un hermano cerca en el trabajo. Por lo general las relaciones familiares son las más duraderas. Nuestra relación ahora se extiende al ámbito laboral, eso nos ayuda a que, cuando uno está a punto de caer, el otro está ahí para empujar y salir de nuevo adelante.

-¿Qué necesitan para poder escalar el producto?

En este momento estamos en una interesante conversación con el Ministerio de Comunicaciones a nivel nacional para hacer crecer a OTTAA Project en toda la Argentina. Por otro lado, están muy interesados por parte de la CDA (Community Development Authority en Dubai, institución similar el Ministerio de Desarrollo Social a nivel provincial) para impulsar nuestra solución en el Golfo. También estamos trabajando en cerrar una ronda de inversión que tenemos actualmente abierta con inversores cordobeses, qataríes y emiratíes, que apuestan no sólo al desarrollo y crecimiento de OTTAA Project sino también al de otras tecnologías que buscan igualar las condiciones de personas con discapacidad.

-¿Qué cantidad de usuarios tienen y cuál es el feedback que recibieron por parte de ellos?

Los usuarios varían en relación con el ciclo lectivo y a las vacaciones. La app se utiliza mucho durante las horas en que los niños se encuentran en un establecimiento educativo y los adultos concurren a centros de rehabilitación. Desde un principio entendimos que era necesario trabajar con profesionales de rehabilitación, no sólo para testear los desarrollos de OTTAA Project, sino también para aprender sobre este mundo, que era nuevo para nosotros. Hoy, tenemos canales de comunicación directa con todos nuestros usuarios. Nos tomamos el tiempo para responder todas las consultas, comentarios y recomendaciones que nos hacen.

Premios a OTTAA Project

  • 1º Puesto. IE Business School Pitch Competition Dubai (2016)
  • 1º Puesto. 11º World Innovation Conference – Harvard Arab Alumni Pitch Competition Oman (2016)
  • 3º Puesto. SeedStars Pitch Competition Dubai (2016)

-¿A qué aspiran con OTTAA Project?

Nuestra ambición es que llegue a cada una de las personas que lo necesita, porque es algo que sufrimos en carne propia y sabemos lo que sufren las personas que no pueden comunicarse. Nuestra idea es hacerla crecer, pero de una manera en la que puedan llegar todos. Es algo que, con mi hermano, ya tomamos como personal. Consideramos que es importante que se armen empresas que creen tecnología e innovación destinada a personas con discapacidad. Nuestro norte está ahí.

-¿Cómo les repercute en lo personal poder hacer algo que ayuda a miles de personas?

Es lo que nos permite estar hoy acá. Sería imposible poder relatar la cantidad de trabas y de 'no' que recibimos en el camino. Nos decían cosas como '¡No! ¿Para qué van a hacer eso si es un grupo muy chico de gente?'. Pero cuando iniciamos el proyecto y vimos un nene de siete años con parálisis cerebral que pudo comunicarse, todo tuvo sentido. Ese chico había pasado su vida siempre en el fondo del salón y sin decir nada. De repente, y gracias a la aplicación que nosotros generamos, comenzó a sentir entusiasmo y a poder comunicarse. Cosas como esas son el combustible que nos hace seguir adelante.