Alí en la fiesta del país de las maravillas: una novela LGBT+ escrita con lenguaje inclusivo

Axel Eduardo es el escritor mexicano de uno de las primeros libros juveniles que priorizan la inclusión

Compartir
Compartir articulo
Axel Eduardo es el escritor de una de las primeras novelas juveniles que priorizan la inclusión y el lenguaje inclusivo

Foto: 
Infobae
Axel Eduardo es el escritor de una de las primeras novelas juveniles que priorizan la inclusión y el lenguaje inclusivo Foto: Infobae

Axel Eduardo es un escritor mexicano que está apostando por narrativas alternativas, juveniles y enfocadas en nuevas audiencias. Su novela Alí en la fiesta del país de las maravillas cuenta una historia cuya médula espinal se construye en sus ganas de hablar de diversidad, de la comunidad LGBT+ y del lenguaje inclusivo como medio de lucha para la aceptación.

“Después de que su novia humillara públicamente a su amigo de la infancia, y que él no hiciera nada al respecto, Alí pierde la amistad que más apreciaba en su vida. Para recuperarlo, tendrá que perseguir a su Conejo Blanco a una fiesta gay de Halloween con la temática de Alicia en el país de las maravillas”, dice la sinopsis del libro escrito por Axel Eduardo.

En entrevista con Infobae México, el autor, egresado de la New Film Academy de Nueva York, nos contó que su objetivo con las aventuras de Alí y sus amigos es representar dignamente a la comunidad LGBT+ de México en la literatura juvenil contemporánea. Por supuesto, el lenguaje inclusivo, que hoy nombra a las personas no binarias, está presente en la prosa del autor.

El uso del lenguaje inclusivo en la narrativa de Axel Eduardo

Debemos normalizarlo, sé que a mucha gente no le gusta, pero siento que son personas que existen. Las mismas personas que se quejan que usamos el lenguaje inclusivo ni siquiera pasaban por su radar esas personas, y ni les importaba”, dice Eduardo.

"Alí en la fiesta del país de las maravillas", está disponible en todos los formatos


Foto:
Axel Eduardo
"Alí en la fiesta del país de las maravillas", está disponible en todos los formatos Foto: Axel Eduardo

Axel cree firmemente que no se debe pedir permiso a nadie para usar el lenguaje inclusivo, pues éste ya existe y seguirá existiendo. Considera que fue importante para él hacer uso de nuevas maneras de escritura para darle vida a personajes que han estado ocultos en las historias desde hace muchos años.

“Sí era muy importante para mí que fueran representades mis hermanes porque existen y hay que normalizarlo. Hemos existido desde siempre sólo que ya estamos haciendo ruido. Debe ser incluido ese lenguaje, también en la literatura contemporánea”, aseguró.

En un mundo de historias mayormente protagonizadas por personajes heterosexuales, era necesario narraciones que le dieran voz a la comunidad LGBT+; Axel Eduardo lo hace tomando inspiración del cásico relato de Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas.

Su principal inspiración para esto: los libros de Las Crónicas Lunares de Marissa Meyer, los cuentos de hadas y las películas de Walt Disney, de las que se declara un fanático. También, entre sus inspiraciones para darle vida a la historia de Alí está Heartstopper y la serie Gossip Girl. “A mí lo que más me importa es que el lector se entretenga con lo que escribo, que haya chisme”.

"Alicia en el país de las maravillas", la principal inspiración de Axel para su historia 


(Infobae)
"Alicia en el país de las maravillas", la principal inspiración de Axel para su historia (Infobae)

Los retos de Axel Eduardo al escribir “Alí en la fiesta del país de las maravillas” como un escritor independiente

El autor nos contó que uno de los principales retos para escribir su historia fue darle vida y realismo a su villana principal: Nora.

“Fue Nora, mi villana, por más feminista que yo me crea, por más que yo entienda el punto de vista de una mujer yo no soy una mujer, no he vivido lo mismo que mi mamá, mi prima o mi mejor amiga. Ponerme yo en ese papel fue un reto muy grande. Lo que más era importante era que se sintiera como una mujer y no una mujer que escribió un hombre”, nos explicó.

Uno de las aspectos más destacados de la prosa del libro de Axel Eduardo es la curiosa forma en la que nombró al narrador omnisciente. Por recomendación de sus lectores beta, el joven introdujo en su libro un cuarto punto de vista, al que nombró “Elle Narradore”.

El autor confiesa que el reto más grande de ser un escritor independiente es, precisamente, que te lean. Agradece a su madre por ser una de las personas que más lo han ayudado a dar promoción a sus libros, y tiene un mensaje para todos aquellos que quieran escribir sobre diversidad: “No hay mejor maestro que la práctica. Si quieres ser escritor, escribe. Si tienes una historia que está en tu mente tienes que plasmarla”.