Por qué los alimentos congelados pueden ser la nueva clave de la mesa argentina

En primer lugar, fueron las papas y las hamburguesas las que comandaron el mercado. Hoy, existe un sinfín de propuestas veggies, orgánicas, sin gluten ni conservantes. A continuación, las opciones más sabrosas para disfrutar desde casa

Una de las preguntas más frecuentes entre los nuevos consumidores está relacionada con la calidad nutricional de los alimentos. Asimismo, las nuevas tendencias del mercado se acercan a productos orgánicos, sin gluten ni conservantes y plant based -sin carne-. Ahora bien, ¿cómo se pueden encontrar todas estas características en un alimento?

En ese sentido, los congelados resultan clave para las nuevas exigencias de los consumidores. En primer lugar, a diferencia de lo que se creyó por muchos años, estos productos conservan las propiedades al 100%, como por ejemplo los vegetales, en donde se logra sellar las vitaminas y los minerales hasta el momento de su consumo. Además, no poseen conservantes: el proceso de ultracongelación -realizado a temperaturas muy bajas- permite que todos los beneficios del producto queden intactos.

Si bien Argentina aún está lejos de posicionarse dentro de los países con mayor consumo de congelados, el sector está viviendo una fuerte transformación. Durante años, las hamburguesas y las papas fritas comandaron el mercado en volumen, pero con la aparición de nuevos jugadores y tendencias en alza como el flexitarianismo, el panorama comenzó a cambiar.

Tal es el caso de Frizata, la food tech creada en 2019 por los emprendedores José Robledo y Adolfo Rouillon. Tras 25 años emprendiendo en la industria de los alimentos y en tecnología, decidieron crear la primera empresa argentina alimenticia de congelados 100% digital. “Frizata nace con el objetivo de que las personas se alimenten de manera equilibrada, con una gran variedad de productos a precios más accesibles que les devuelva el tiempo que antes utilizaban para cocinar, comprar y planificar la comida de todos los días. Nuestra obsesión era lograr que los congelados ganen protagonismo en la mesa argentina, un objetivo al que ya llegamos… pero vamos por más”, explican desde la firma.

El consumo de congelados en Argentina

Según un estudio de la consultora Kantar World Panel, en la Argentina el consumo es cercano a los 2 kilos anuales. A nivel mundial, el mercado de alimentos congelados está fuertemente consolidado, sobre todo en Europa y Estados Unidos. En ese sentido, en Alemania e Inglaterra se consumen cerca de 45 kilos por año, mientras que en Estados Unidos el consumo promedio es de 27 kilos.

No obstante, Frizata logró revertir las estadísticas históricas de los congelados en el país. “Hoy un cliente de Frizata consume 30 kg anuales de alimentos congelados, una cifra similar al consumo de Estados Unidos”, revela Rouillon.

“La diferencia entre el consumo en otros países y el de Argentina guarda relación con la calidad de los productos y los precios, que en nuestra región suelen ser muy altos. Nosotros, al realizar venta directa y tener distribución propia, evitamos los costos de logística e intermediación; así podemos llegar a las casas con precios mucho más bajos e invertir en la calidad de los ingredientes y procesos que utilizamos”, indica Rouillon.

Dentro del catálogo de productos de Frizata -que sólo se venden en Frizata.com y llegan a domicilio en un rango horario programado- se pueden encontrar appetizers, veggies, especialidades de papa, carnes, una amplia gama de vegetales naturales que forman la “Huerta Frizata” y frutas congeladas.

Tomamos los mejores alimentos y simplemente los llevamos a su versión más práctica, lista para cocinar e incluir en todo tipo de preparaciones. Y lo más importante: los congelados son más nutritivos, sabrosos y sanos que los frescos, porque el proceso de ultracongelado se hace a las pocas horas de ser cosechados garantizando que no se degraden sus nutrientes ni propiedades funcionales”, señalan los fundadores de Frizata.

Meat Free, una de las claves del crecimiento

Con la variedad y practicidad como pilares de la propuesta, uno de los grandes desafíos de la empresa fue el lanzamiento de una innovadora línea “Meat-Free”, pensada especialmente para quienes buscan limitar la ingesta de carne. Actualmente, Frizata es la única empresa argentina en contar con toda una línea exclusiva de productos Meat Free, ya que ofrece desde la FriBurger -la primera hamburguesa meat free del país- en su versión 2.0 y rellena, hasta FriNuggets, FriBites (albóndigas rellenas con mozzarella) y el último lanzamiento de la marca: las FriEmpanadas de “carne” y de “pollo”. Esta línea ya representa el 20% del total de sus ventas y cuenta con varios desarrollos para el 2021.

Sin dudas, las nuevas tendencias del mercado tienen que ver con un consumidor más informado e interesado por la sustentabilidad. “Es hora de que las empresas tomemos protagonismo sobre cómo vamos a alimentarnos en el futuro, un debate que no solo tiene que ver con la escasez, sino con un cambio de paradigma de consumo”, concluye el cofundador de Frizata.

Quienes deseen conocer todas las propuestas de la empresa, pueden ingresar al siguiente link.

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS