Una ventana a los sabores de Colombia: la experiencia culinaria para viajar a la diversidad y la alegría

Fascinante y atrapante por donde se la mire pero, además de sus paisajes, la gastronomía es otra de las cualidades sobresalientes del país caribeño. Para demostrarlo, el Embajador de Colombia en Argentina, junto con un chef colombiano de reconocimiento internacional, llevaron adelante un vivo fuera de lo común, que inició para los invitados con una tarjeta tridimensional en la que recibieron productos, delantal y jarro de café con denominación de origen

Con el objetivo de realzar las virtudes del país en el exterior, el Embajador de Colombia en la Argentina abrió las puertas de su casa para cocinar los platos m

La relación entre Colombia y la Argentina va mucho más allá del diálogo diplomático fluido y constructivo. La calidez y amabilidad de las personas, ser hablantes de la misma lengua y el poder saborear las texturas y delicias de los platos originarios de cada país, resultan un puente para unir los corazones de estas dos naciones. Quizás, éstas son algunas de las razones por las que los argentinos eligen una y otra vez a Colombia como destino turístico predilecto.

Si a los números nos remitimos, el Director Regional de Procolombia para el Cono Sur, indica que son alrededor de 200 mil argentinos los que viajan a Colombia con fines turísticos, ubicándose en el segundo lugar del ranking entre los países de donde provienen más extranjeros.

Pero Colombia no es solo un paisaje fascinante donde conviven colores, relieves, contrastes y una fauna y flora tan diversa que dejan sin aliento a cualquiera que se embarque en este viaje. En Colombia conviven de manera armónica la cultura, la gastronomía y los paisajes naturales más sorprendentes de América del Sur. Un lugar sorprendente como pocos donde el turista puede absorber la vasta y exquisita cultura, además de disfrutar de las delicias que recorren las mesas colombianas a diario.

El detrás de escena durante la transmisión en vivo.
El detrás de escena durante la transmisión en vivo.

Si de gastronomía se trata, una de las particularidades de Colombia, como país de regiones, es el uso de productos con denominación de origen, esto significa que el nombre de la región o de un lugar determinado, sirve para designar un producto agrícola, alimenticio o artesanal. Un buen ejemplo es el queso del Caquetá, el café de Nariño o las Vajillas del Carmen de Viboral.

Y para mostrar el extenso campo de sabores de este país ¿Qué mejor que una figura representativa para alzar la maravillosa variedad de sabores y platos?

Esta fue la iniciativa que tuvieron desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia para poner en escena las virtudes del país en el exterior. “Una ventana a Colombia” es uno de los programas que se lleva a cabo con el objetivo de presentar al mundo algunas de las mejores muestras de su cultura.

Esta vez el turno le tocó, nada más ni nada menos que a Álvaro Pava Camelo, Embajador de Colombia en la Argentina, quien desde las cuatro paredes de su cocina y a través de una transmisión en vivo dio vida a un inquietante evento gastronómico. En otras cocinas de Buenos Aires, interactuaron con él los miembros de toda su misión y, desde Colombia, el artista invitado fue el chef, Diego Marciales -uno de los embajadores de los productos con denominación de origen en Colombia-.

Los anfitriones decidieron dar marcha a 6 platos tipicos de Colombia: el pastel de arroz lechonero, pan de atún, sorbete de banano, arepas colombianas, enmochilados y café campesino.

El arroz lechonero.
El arroz lechonero.

Una de las particularidades estuvo alrededor del pastel de arroz lechonero que, el chef, Diego Marciales lo preparó inspirado en la lechona, plato propio de la gastronomía de la tierra natal del Jefe de Misión. En realidad, según anecdóticamente refirió el Embajador, ese plato típico tradicional no lleva arroz: “Este plato es originario del departamento de Tolima, donde yo nací. Todos los días se produce y se come arroz lechonero. Es un plato popular y económico que se acompaña de una arepa y otro pastel insulso para cortar con la grasa”, destacó con humor el diplomático durante el vivo.

Luego de una hora y cuarto de transmisión en la cual, cerca de 80 invitados pudieron disfrutar visualmente de estos platos autóctonos y de las anécdotas culinarias de los protagonistas, el Embajador, Álvaro Pava Camelo brindó una cálida despedida, alzando su jarro artesanal de café colombiano.

“Me quiero despedir agradeciéndole a nuestro chef, Diego, a los invitados del sector turístico y gastronómico, a los amigos de la Embajada y al cuerpo diplomático, a los aliados de Procolombia, Ministerio de Cultura e Infobae, al equipo de la Embajada que puso todo para poder hacer posible esta tarde posible. Muchas gracias por ser parte de este hermoso país que es Colombia", comentó el Embajador. "El único riesgo que se corre al ir a Colombia es que uno se quiera quedar”, agregó Álvaro Pava Camelo.

Sin dudas, Colombia es uno de los países más fascinantes de América Latina gracias a su riqueza cultural y su gastronomía digna de ser probada, al menos, una vez en la vida. Con propuestas que abarcan desde las tradiciones culinarias ancestrales hasta los desarrollos más recientes de la nueva cocina colombiana, el Plan de Promoción de Colombia en el Exterior, se vuelve una herramienta creativa y fundamental para conocer los rincones de este país y para visibilizar no sólo a los artistas, también a los artesanos, campesinos y pescadores colombianos. Una experiencia que logró traspasar las pantallas y la distancia.