Análisis de “Destruction AllStars”: Mucho potencial desperdiciado en un videojuego incompleto

El título exclusivo de PlayStation 5 planeaba lanzarse como un juego a precio completo, pero finalmente lo hizo en el servicio de suscripción de la consola

Destruction All Stars

PlayStation decidió recompensar a los usuarios de su servicio de suscripción premium con un nuevo exclusivo de PS5: Destruction AllStars. La premisa es simple y conocida: arenas de combate de autos, donde el objetivo es hacer puntos golpeando y destrozando a los contrincantes. ¿Está a la altura de lo que promete? ¿Se mantendrá en el tiempo como una opción para los fans?

Dicha premisa es tan conocida como efectiva. Destruction AllStars propone un caos de vehículos coloridos que se chocan, se esquivan y tienen habilidades especiales. Ver el espectáculo que se arma en cada nueva partida es muy entretenido, tanto como ver a Godzilla y a King Kong peleando entre edificios, es muy difícil que falle.

Cada partida, independientemente del modo de juego, comienza con los jugadores a ambos lados de la arena. Se pueden tomar autos de diferentes características y sumar puntos con choques, destrucciones y otros métodos. Cada personaje cuenta con su auto específico, que se desbloquea después de sumar determinada cantidad de puntos. Estos vehículos, aparte de contar con más armadura que los demás, cuentan con una habilidad especial que, en algunos casos puede resultar devastadora.

En Destruction AllStars se pueden hacer maniobras a pie para robar y destruir vehículos enemigos (Foto: Captura)
En Destruction AllStars se pueden hacer maniobras a pie para robar y destruir vehículos enemigos (Foto: Captura)

Lo interesante de Destruction AllStars es que también se puede hacer mucho a pie. Cada personaje también cuenta con su habilidad especial para estos momentos. Todos pueden correr más rápido y adquieren un doble salto, pero además cuentan con un poder distintivo que puede protegerlos de ser arrollados por un auto o hacerlos invisibles, entre muchas otras opciones.

Aquí está la principal fortaleza y la mayor debilidad del videojuego. Actualmente, Destruction AllStars cuenta con 16 personajes. Cada uno tiene su estilo, su estética, su origen, su personalidad, su historia de fondo y hasta su propia versión de la canción principal, algo muy bien logrado en todo el costado artístico. Sin embargo, las habilidades especiales de estos personajes están todavía muy desbalanceadas. Algunos personajes ganan siempre por diferencias abismales de puntos, mientras que otros pueden llegar a salir primeros sin necesidad de subirse a un auto en toda la partida.

Jugadores esperan que los desarrolladores prueben sus propios títulos y lancen el producto terminado una vez hayan testeado miles de posibilidades para balancear a los héroes de la mejor manera posible, especialmente en un videojuego exclusivo de una plataforma. Otros videojuegos que apuestan al modelo como servicio, es decir que se actualiza periódicamente con novedades, han cambiado drásticamente a algunos de sus personajes después de recibir feedback de su público, por lo que todavía hay tiempo para enderezar algunas cuestiones. Así y todo, no es el único problema de Destruction AllStars.

Cada héroe de Destruction AllStars tiene su propio auto cargado con una habilidad especial (Foto: Captura)
Cada héroe de Destruction AllStars tiene su propio auto cargado con una habilidad especial (Foto: Captura)

El título cuenta con cosméticos desbloqueables, pero la oferta es tan pobre que no hay ningún incentivo para jugar por ese lado. Los modos de juego incluyen una serie de desafíos que prometen explorar la historia de los personajes y las relaciones entre los competidores de este juego tan especial, pero sólo se puede jugar una de ellas sin pagar, el resto requieren dinero de verdad para ser desbloqueadas.

En general, la oferta de contenido de Destruction AllStars es bastante pobre, sacando de lado a los personajes más diversos posibles. Los cuatro modos de juego intentan diferenciarse, pero no lo logran demasiado. Los distintos mapas tienen pequeños elementos distintivos, pero terminan sintiéndose lo mismo. Sin pensarlo demasiado, se me ocurren varios elementos para sumar al título, desde partidas personalizables a un sistema de clanes, pasando por nuevos modos de juego, como uno en el que sólo se puedan utilizar los vehículos de los héroes, por ejemplo. Si el título fuera innovador, no habría problema en esperar por estas novedades, pero al tratarse de un juego que utiliza elementos ya vistos en gran cantidad de otros juegos, hay una cierta expectativa que no se alcanzó con Destruction AllStars.

Es interesante ver cómo reacciona el control DualSense dependiendo de cada auto y su estado de salud. Lo mismo sucede con el sistema exclusivo para usuarios de Plus, que guía a los jugadores que están en busca de trofeos o que con sólo algunos botones permite dar acceso instantáneo a modos de juego, partidas o características específicas, sin necesidad de navegar los menús del juego.

La cantidad de contenido desbloqueable en Destruction AllStars es muy pobre (Foto: Captura)
La cantidad de contenido desbloqueable en Destruction AllStars es muy pobre (Foto: Captura)

Destruction AllStars tiene potencial en sus mecánicas gracias a que su premisa y su jugabilidad son entretenidas. Por otro lado, es el único videojuego exclusivo de la PlayStation 5 hasta el momento, lo que deja a los usuarios de la flamante plataforma sin muchas más opciones novedosas. Lo cierto es que la decisión de no lanzar el juego a 70 dólares -como estaba originalmente pensado- fue más que acertada, porque ni siquiera siendo uno de los títulos “gratuitos” de PlayStation Plus logra sentirse como una experiencia completa.

Es una lástima, porque sí se nota el trabajo puesto en la identidad de cada personaje, sus trasfondos y sus estéticas, que buscan ser diversas y darle el merecido lugar de protagonista a diferentes minorías étnicas y culturales.

Pero entre todo lo bueno y lo malo que puede ofrecer Destruction AllStars, hay otra falla que se relaciona con la poca preparación del título. Aparte de modos poco variados y cosméticos desbloqueables chatos, el exclusivo de PlayStation 5 que se basa en la experiencia multijugador online cuenta con tres servidores ubicados en Estados Unidos, Europa y Japón. Como resultado, aquellos que jueguen en Argentina o en cualquier lugar del mundo alejado de estas tres locaciones, va a vivir una experiencia muy diferente a la ideal.

Los personajes a pie también cuentan con una habilidad específica que se recarga con puntos y fragmentos repartidos en las pistas (Foto: Captura)
Los personajes a pie también cuentan con una habilidad específica que se recarga con puntos y fragmentos repartidos en las pistas (Foto: Captura)

El título tiene bugs de todo tipo, pero al mezclar esos elementos con una conexión inestable, se hace casi imposible disfrutar una partida en la que autos vuelan y desaparecen constantemente. Por otro lado, el problema de conexión con los servidores también puede hacer que buscar partida sea una tarea de varios minutos, si es que encuentra y no hay que reiniciar el juego.

Se notan las coloridas intenciones de Destruction AllStars y realmente hay mucho potencial en el título para ser una experiencia más que entretenida, siempre y cuando se agregue más del doble del contenido que ofrece actualmente. Al mismo tiempo, son muchísimos los elementos que tiene en contra y que no parece querer solucionar en el corto. Un juego así no sólo debe mantenerse fresco y con novedades casi constantes para ofrecer entretenimiento sin parar, sino que también debe hacerlo para no quedarse atrás frente a otros competidores que juegan con las mismas reglas.

En un año, Destruction AllStars podría ser una franquicia importante para PlayStation si se mantiene a la altura de las circunstancias, pero todo parece indicar que quedará en el olvido más temprano que tarde.

Desarrolla: Lucid Games, Wushu Studios Ltd, XDev

Distribuye: Sony Interactive Entertainment

Fecha de lanzamiento: 2 de febrero de 2021

Plataformas: PlayStation 5

Puntaje: 5.5