La impresionante cascada de 200 metros de altura que es una de las más desconocidas de Cáceres: se llega por una ruta a pie o en coche

Este salto permite disfrutar de un entorno natural espectacular que sorprende a todo aquel que se acerca

Guardar

Nuevo

Chorro de los Ángeles, en Cáceres (Shutterstock).
Chorro de los Ángeles, en Cáceres (Shutterstock).

Lindando con la provincia de Salamanca, la comarca de Las Hurdes se ha convertido en un destino rural consolidado gracias a su espectacular entorno natural. Este lugar se enclava entre cuatro valles fluviales, albergando así un paisaje marcado por el agua. Esto hace que cascadas y ríos sean los protagonistas, brindando increíbles rutas de senderismo para desconectar de la rutina.

De todos los atractivos que puede albergar esta región, destaca uno por encima de todos gracias a su majestuosidad. Se trata del chorro de los Ángeles, una impresionante cascada que sorprende al viajero gracias a sus 200 metros de altura, una caída que da lugar a un impresionante paisaje que despierta todos los sentidos.

La localidad de Ovejuela, en el municipio de Pinofranqueado, alberga esta impresionante cascada ubicada en el valle del río. Rodeada de un paisaje caracterizado por montañas, bosques de robles y castaños, el Chorro de los Ángeles ofrece un espectáculo visual inigualable, especialmente durante la época de lluvias, cuando su caudal incrementa notablemente.

Un mirador y la ruta

Este impresionante salto recibe el nombre por el convento de los Ángeles, situado en las inmediaciones de la cascada. Este edificio fue mandado construir por San Francisco de Asís, el cual se enamoró de estas tierras en su camino a Portugal. No obstante, a día de hoy, este edificio se encuentra en ruinas. Igualmente, todo este paisaje se puede contemplar desde el impresionante mirador habilitado para ello. Desde este punto, el viajero puede contemplar la inmensa caída de la cascada en una experiencia que nunca se olvida.

Chorro de los Ángeles, en Cáceres (Shutterstock).
Chorro de los Ángeles, en Cáceres (Shutterstock).

Para llegar al mirador, se debe hacer una ruta que parte desde el municipio de Ovejuela. Este sendero cuenta con alrededor de nueve kilómetros de distancia, en sentido ida y vuelta, y es bastante sencillo. Además, se puede hacer tanto a pie como en coche, por lo que si se desea no es necesario hacer ningún esfuerzo físico. Igualmente, algo imperdible es también visitar las ruinas del mencionado convento. Para llegar hasta ellas tan solo hay que seguir un desvío en la pista forestal que conduce al mirador, y si se sigue por ese camino, se puede llegar hasta el puente medieval de Los Machos, del siglo XII

Por su parte, el Chorro de los Ángeles no solo es un lugar de belleza escénica, sino también de importancia ecológica. Los alrededores de la cascada son el hábitat de una diversidad de flora y fauna, incluyendo especies endémicas. Orquídeas silvestres, helechos y musgos crecen en abundancia, mientras que aves como el águila perdicera y el búho real son avistamientos comunes para los observadores de aves.

Cómo llegar

Desde Cáceres, el viaje tiene una duración estimada de 2 horas por las carreteras A-66 y EX-204. Por su parte, desde Salamanca el trayecto tiene una duración estimada de 2 horas y 10 minutos por la vía A-62.

La ruta familiar de solo 30 minutos que lleva a una cascada con dos saltos de agua de 50 metros.
Guardar

Nuevo