Cayó una banda española que vendía burdas falsificaciones de Goya y otros pintores

Las autoridades encontraron 27 obras falsificadas que pretendían ser comercializadas por internet por más de 1,4 millones de dólares

La policía examina una de las pinturas falsas. Dieciocho de las 27 obras incautadas resultaron ser falsificaciones. Foto: Generalitat Valenciana
La policía examina una de las pinturas falsas. Dieciocho de las 27 obras incautadas resultaron ser falsificaciones. Foto: Generalitat Valenciana

Seis personas fueron encarceladas en la región de Valencia, España, después de que la policía disolviera una banda criminal que utilizaba Internet para vender pinturas toscamente falsificadas atribuidas a artistas como Francisco de Goya, José Benlliure y Gil y Nicolás Falcó.

La investigación, llevada a cabo por agentes del Grupo de Patrimonio Histórico de la Policía Valenciana, se inició cuando surgieron dudas sobre la procedencia de La adoración de los Reyes Magos de Falcó, que había sido comprada por 18.000 euros (20.900 dólares) y estaba siendo revendida por 45.000 euros (52.251 dólares).

La pintura, ofrecida como original del siglo XVI, resultó ser una falsificación, lo que llevó a la policía a una red de falsificadores que intentaban vender más de 30 pinturas en línea. Los agentes incautaron 27 obras valoradas en 1,2 millones de euros (1,4 millones de dólares aproximadamente) y descubrieron una operación de falsificación decididamente poco sofisticada con certificados de autenticidad falsos. Entre ellos había una pintura que pretendía ser una “Inmaculada Concepción” de Goya, con un precio de venta de 900.000 euros (1 millón de dólares).

Los métodos [de la pandilla] eran tan sencillos como colocar un pequeño trozo de papel sobre una firma para cambiarla por otra, reutilizar las dos caras de un lienzo e imitar pintura agrietada quemando el lienzo con un soplete”, explicó la Generalitat Valenciana en un comunicado.

La sencilla operación de falsificación incluía certificados de autenticidad falsos. Foto: Generalitat Valenciana
La sencilla operación de falsificación incluía certificados de autenticidad falsos. Foto: Generalitat Valenciana

Se convocó a expertos del Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación, del Museo de Bellas Artes de Valencia y del Museo Benlliure de la ciudad.

Dieciocho de las 27 obras resultaron ser falsificaciones, dos impresiones auténticas y cuatro elementos decorativos inútiles. Los investigadores no han podido determinar si otros tres fueron falsificados.

Gabriela Bravo, ministra de justicia regional, dijo que los esfuerzos de la policía “habían logrado cerrar una nueva red ilegal que compraba y vendía arte y ofrecía más de 20 obras en el mercado negro”.

Siete miembros de la pandilla fueron juzgados por cargos de fraude. Tres fueron condenados a diez meses de cárcel, tres recibieron sentencias de tres meses y uno fue absuelto.

En marzo, la policía valenciana se incautó de tres cuadros falsos atribuidos a Goya, El Greco y Amedeo Modigliani que se ofrecían en el mercado negro por 12,5 millones de euros (14,5 millones de dólares).

“La reventa de pinturas falsificadas es un problema persistente en el mercado del arte, y que preocupa no solo a la policía, sino también a los coleccionistas, marchantes de arte y descendientes de artistas”, dijo un portavoz de la policía en ese momento.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR