El gobierno porteño celebra en silencio el fallo de la Corte y decidió mantener el esquema bimodal en la secundaria

La administración de la Ciudad de Buenos Aires evitará declaraciones triunfalistas. Las clases seguirán tal como se desarrollan desde el lunes

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación, Soledad Acuña (NA)
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación, Soledad Acuña (NA)

“No va a salir a hablar nadie”, repiten en el gobierno porteño. No habrá conferencia de prensa de Horacio Rodríguez Larreta y su gabinete; tampoco sus principales funcionarios darán entrevistas en las próximas horas. A lo sumo aludirán al fallo de la Corte Suprema de Justicia, que permitió que sostengan las clases presenciales, a través de un comunicado de prensa.

Desde ayer, en la sede del gobierno porteño ya tenían la certeza de que la Corte respaldaría la autonomía de la Ciudad. Tal como adelantó Infobae, con el voto de los jueces Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, el máximo tribunal del país hizo lugar a la demanda presentada por Rodríguez Larreta y sostuvo que el decreto de necesidad y urgencia que ordenó cerrar las escuelas viola la autonomía de la Capital Federal.

Tras conocerse el fallo, en Uspallata prima la cautela. Celebran el fallo en silencio. No saldrán a hacer declaraciones triunfalistas, sino que volverán a hacer un llamado a recuperar el diálogo con el gobierno nacional y la provincia de Buenos Aires.

“Somos cautos y consideramos importante la celeridad en el proceso judicial para darle certezas a las familias ante tanta angustia. Tenemos que seguir trabajando coordinada y conjuntamente con el gobierno nacional y con la Provincia de Buenos Aires enfrentando la pandemia y cualquier tema vinculado a mejorarle la vida a la gente”, indicaron cerca de Rodríguez Larreta.

Respecto a las clases, agregaron: “Todo sigue igual. El fallo regulariza la situación, pero no modifica nuestro plan, que obedece a criterios estrictamente sanitarios para colaborar en reducir lo máximo posible la circulación, y así lo vamos a sostener por estos 15 o 21 días”.

En concreto, las clases presenciales seguirán con asistencia diaria en los jardines maternales, nivel inicial y primaria, y sostendrán la bimodalidad en la secundaria que comenzó a aplicarse el lunes. Por su parte, la educación de adultos, la formación profesional y los terciarios seguirán con clases virtuales.

En la secundaria, los chicos pasaron a una bimodalidad (Maximiliano Luna)
En la secundaria, los chicos pasaron a una bimodalidad (Maximiliano Luna)

¿Qué implica un sistema bimodal? Entre primero y quinto año, los alumnos ya no van todos los días a la escuela, al menos hasta que se pueda reencauzar la pandemia. Alternarán clases presenciales con clases virtuales, con el objetivo de bajar la circulación de personas.

Si bien cada escuela tiene margen para definir, la idea oficial es que el 50% de la matrícula de secundaria asista una semana de corrido y el otro 50% haga lo propio la semana siguiente. La propuesta contempla que semana por medio haya lecciones virtuales, tareas y actividades en el hogar hasta que se pueda restablecer la normalidad escolar.

Desde el lunes 19 de abril, cuando empezó a regir el primer DNU del presidente Alberto Fernández, dos gremios docentes sostienen un paro ininterrumpido. Tanto Ute-Ctera como Ademys llevan más de dos semanas de huelga.

Pese al fallo adverso, los sindicatos sostendrían la medida de fuerza. “A la tarde nos reunimos y lo definimos, pero casi seguro que sigue el paro”, deslizaron desde Ute, el principal sindicato en la Ciudad. Por su parte, Ademys ya tiene definida una huelga espaciada para esta semana: sus afiliados no asistieron a las aulas el lunes y tampoco la harán el jueves. Es que cada día no trabajado se descuenta del sueldo.

En el Ministerio de Educación, que conduce Soledad Acuña, le restan importancia a la adhesión a los paros. Según las cifras oficiales, el 60% de los docentes porteños no están sindicalizados y el acatamiento a las medidas suele ser bajo.

Los contagios en las escuelas y el plan de emergencia

El último corte de contagios en el ámbito escolar arroja 10.763 casos confirmados entre el 17 de febrero y el 2 de mayo, según los datos oficiales a los que accedió Infobae. Ese número implica el 1,54% del total de la comunidad educativa.

Hoy son 1.142 (0,16%) docentes y alumnos los que cursan la enfermedad y hay 625 burbujas aisladas por casos confirmados, lo que representa el 1,39% del total. De los casos de contacto estrecho registrados, dio positivo el 0,014%

Con el pasaje a la bimodalidad, el gobierno porteño redujo la presencialidad en un 30%: habrá 250.458 alumnos y docentes menos en las aulas que en marzo, cuando todos los niveles ya habían retomado el ciclo lectivo.

La medida anunciada por Rodríguez Larreta dio paso a la segunda etapa prevista. La primera fue implementar clases virtuales en la educación para adultos, formación profesional y nivel superior. La segunda es la que contempla la bimodalidad para la secundaria, pero también barajan dos escenarios de emergencia más en caso de que la pandemia no dé tregua las próximas semanas:

3) Continuar con la alternancia entre instancias presenciales y remotas en la secundaria y avanzar con el mismo esquema en el segundo ciclo de primaria. Esa reducción implicaría 44% menos de estudiantes.

4) La última etapa contempla la apertura únicamente de los maternales, sala de 5, 1°, 2° y 7° grados y 1° año de secundaria, con una revisión de horarios de ingreso y egreso. Lo que implicaría un 72% menos de presencia en las escuelas.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS