La
La "nueva normalidad" en el subte

La tecnología está jugando un papel vital en el contexto de la pandemia, a toda escala. Compañías, gobiernos e investigadores están siguiendo de cerca el desarrollo diario del COVID-19 y tomando decisiones de manera efectiva gracias a ella. Entidades y profesionales de la salud pudieron mejorar las medidas de prevención y encontrar soluciones de manera más rápida. Las empresas digitalizaron muchos procesos para continuar operando. Estos tiempos resultan ser una oportunidad para observar lo que avanzamos en materia de transformación informática, corregir aspectos y plantearnos nuevos horizontes.

Las empresas tecnológicas y los científicos de datos hemos estado ayudando a los gobiernos a asimilar tendencias y extraer ideas relevantes de ellas y a las compañías en su transformación digital. La visualización avanzada del desarrollo diario de COVID-19 está sirviendo para tomar decisiones. Las estadísticas descriptivas y el análisis de la correlación entre varios factores permiten comparar y comprender el impacto de la pandemia en un simple dashboard que le permite a todo el mundo ver la misma información y entender qué está pasando fácilmente. Varias organizaciones están procesando una cantidad colosal de datos y utilizando este tipo de herramienta para demostrar el estado de su operación, ya no solo en relación a la pandemia si no a sus procesos internos.

Las empresas tecnológicas y los científicos de datos hemos estado ayudando a los gobiernos a asimilar tendencias y extraer ideas relevantes de ellas y a las compañías en su transformación digital

No obstante, el flujo de información solo ha comenzado en las últimas semanas y los datos en tiempo real aún se pierden debido a la falta de integración en los sistemas globales. Si bien logramos generar probabilidades sobre la propagación de COVID-19, contamos con datos incompletos. Por ejemplo, al calcular la tasa de mortalidad, normalmente observamos muertes por casos confirmados. La suposición de que hemos capturado todos los casos confirmados no es válida. En el futuro, las organizaciones y los gobiernos deberán unirse para construir un ecosistema que ayude a la comunidad de ciencia de datos a aportar más valor con información en tiempo real.

Esta democratización de la información fue más lenta en el sector de la salud. La inteligencia artificial rápidamente tomó el escenario central en varios sectores, como las finanzas y los medios de comunicación, pero fue más despacio con el ámbito de la salud debido a las preocupaciones sobre seguridad, datos personales y buenas prácticas. Cualquier predicción inexacta puede llevar a un médico a sugerir un tratamiento ineficaz que puede afectar directamente al paciente. No obstante, hasta ahora la contribución de big data y analytics en la pandemia actual ha demostrado cuán beneficioso podría ser aprovechar también los datos de los pacientes. Esto puede ayudar a los expertos y a los responsables de la toma de decisiones a construir políticas para permitir que la ciencia de datos cuente con más información y contribuya a desarrollar medicamentos y mejores tratamientos.

El cloud brinda flexibilidad en el trabajo colaborativo desde ubicaciones remotas. Las empresas deben entender esto como una oportunidad para ser digitales. Solo de esta forma podrán seguir operando sin disrupciones y hasta ganar mercado

Respecto a las empresas, “moverse a la nube” ha estado ayudándolas en su transformación digital, escalando rápidamente y reduciendo los costos operativos. La situación actual expuso la fragilidad de las infraestructuras locales y la necesidad de hacerlo, ante la realidad de ya no contar con personas para operar físicamente esos centros de cómputos. Todos los modelos de data, analytics e inteligencia artificial deben apoyarse en esta infraestructura y dar respuesta a los proyectos de misión crítica. El cloud brinda flexibilidad en el trabajo colaborativo desde ubicaciones remotas. Las empresas deben entender esto como una oportunidad para ser digitales. Solo de esta forma podrán seguir operando sin disrupciones y hasta ganar mercado.

Por último, es interesante destacar que, desde nuestro rol, no solo podemos seguir contribuyendo a frenar la pandemia sino también la “infodemia”. Las fake news y las teorías de conspiración sobre COVID-19 han generado mucha confusión entre la gente y han causado obstáculos a empresas y gobiernos para garantizar que todos cumplan con sus iniciativas (por ejemplo, la cuarentena). Esto no es nuevo ya que las noticias falsas abundaban en las redes sociales y las aplicaciones de chat populares. Compañías como WhatsApp han tomado varias medidas para limitar la capacidad de los usuarios de compartir sobre la marcha, y tanto Facebook como Youtube también han reducido la recomendación de teorías de conspiración. Pero estos no eliminaron todo contenido falso de las redes sociales debido a la naturaleza extenuante del procesamiento del lenguaje natural. Los investigadores podrían centrarse ampliamente en la creación de soluciones para identificarlas con precisión sin ayuda humana.

Las industrias tecnológicas fuimos testigos de algunos desafíos en el campo digital y podríamos ver algunos cambios luego que la crisis haya terminado

Las industrias tecnológicas fuimos testigos de algunos desafíos en el campo digital y podríamos ver algunos cambios luego que la crisis haya terminado. Instamos a gobiernos, empresas y la sociedad en general a aprender de todas estas experiencias y asumir los nuevos desafíos. La aceleración de la digitalización resulta evidente en todo aspecto y hoy más aún. Como hemos visto, aún queda mucho por recorrer.

El autor es Head of Data and Innovation de Nubiral