Jetsmart adquirió la operación local de Norwegian y se convirtió en la principal empresa del segmento lowcost
Jetsmart adquirió la operación local de Norwegian y se convirtió en la principal empresa del segmento lowcost

A fines del año pasado, la aerolínea Jetsmart adquirió la operación local de la europea Norwegian y se convirtió en la principal empresa del segmento lowcost en país, con cerca del 14% del mercado de vuelos comerciales de cabotaje, detrás de Aerolíneas Argentinas y de Latam. Sin embargo, la compañía hasta ahora no obtuvo la correspondiente autorización para hacer uso del espacio que le correspondía a Norwegian en el Aeroparque Jorge Newbery ni tampoco cubrir sus rutas con aviones propios.

Desde el inicio de sus operaciones en la Argentina, Jetsmart operaba solamente desde El Palomar. Para operar las cinco rutas desde y hacia Aeroparque que pertenecían a Norwegian, utilizó hasta ahora las tres aeronaves Boeing 737 de la firma europea, pero estos aviones no fueron incluidos en la compra y su plan es reemplazarlos paulatinamente. Uno de ellos ya fue devuelto en estos días. La empresa busca utilizar ahora sus Airbus 320, pero el problema es que aun no tienen la autorización correspondiente para hacerlo.

Por eso, diseñaron un “plan B” que consiste en un operación conocida en el mercado como wet lease, o alquilar aviones de otra compañía con su tripulación incluida. Pero tampoco obtuvo la autorización para hacerlo. Por ese motivo, un vuelo Buenos Aires-Mendoza programado para mañana miércoles en las primeras horas de la mañana podría no concretarse.

Desde Jetsmart señalaron que el Gobierno demora sin motivos las autorizaciones correspondientes, que deben ser emitidas por la Administración Nacional de Aviación Civil

Desde Jetsmart señalaron que el Gobierno demora sin motivos las autorizaciones correspondientes, que deben ser emitidas por la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), el organismo que regula la aviación comercial. Sin embargo, fuentes del sector explicaron que JetSmart no puede operar rutas de Norwegian porque no presentó toda la documentación requerida para completar el expediente. Por ejemplo, la solicitud de wet lease, lo que le permitiría operar las rutas de Norwegian con sus propios aviones y su tripulación.

“Cada empresa tiene un certificado de explotador en el cual la autoridad les pone las características de las operaciones que puede realizar. Que compre otra empresa no implica que tiene las autorizaciones de esa otra empresa, sino que tiene que enmendar su certificado de operador para poder opera, por ejemplo en este caso, desde Aeroparque. No por comprar se hereda todo”, indicaron.

Norwegian cuenta con un espacio en Aeroparque, a diferencia de Jetsmart, que opera desde El Palomar (Adrián Escandar)
Norwegian cuenta con un espacio en Aeroparque, a diferencia de Jetsmart, que opera desde El Palomar (Adrián Escandar)

La empresa aseguró que ya presentaron toda la documentación requerida y atribuyó el conflicto a motivaciones más políticas. “En diciembre adquirimos la actividad local de Norwegian, la operación de sus tres aviones y su base en Aeroparque. El mayor activo que había era estar en Aeroparque, lo que complementaba mucho nuestra estrategia", le explicó a Infobae Gonzalo Pérez Corral, gerente general de Jetsmart.

“Enviamos a la Anac el mismo día de la compra nuestro plan de consolidación, incluía un detalle de lo que pretendíamos hacer como comnpañía. Lo que exponíamos era ir devolviendo los aviones Boeing 737 de Norwegian a Europa e ir reemplazando progresivamente esos aviones por Airbus 320. Nuestra flota se compone de todos Airbus 320 nuevos, de fábrica. Ese plan fue aprobado por la autoridad a principios de diciembre”, argumentaron desde la compañía.

Queremos que nos digan que documentación está faltando pero no hay respuesta ni positiva ni negativa. El feedback no es muy certero (Pérez Corral)

Y señalaron que desde que se nombraron nuevas autoridades en la Anac a fines de enero, no recibieron respuesta a sus pedidos de audiencia. “Recién ahora conseguimos una audiencia para el 5 de marzo, un día después que se va el primer avión de Norwegian. Queremos que nos digan que documentación está faltando pero no hay respuesta ni positiva ni negativa. El feedback no es muy certero. Evidentemente se está dando un impulso a Aerolíneas Argentinas cuando antes se pregonaba más la competencia”, agregó Pérez Corral.

El primer vuelo que se podría ver afectado por la falta de definición sobre el tema es el vuelo entre Buenos Aires y Mendoza que operaba Norwegian. “Un avión hace unos seis tramos diarios, con tres vuelos de ida y vuelta. Con el facto de ocupación que tenemos, son entre 800 y 1.000 pasajeros por día que podían verse afectados por la situación”, detallaron en Jetsmart.

Gonzalo Pérez Corral, gerente general de Jetsmart en la Argentina
Gonzalo Pérez Corral, gerente general de Jetsmart en la Argentina

Desde la sede local, no descartaron que los inversores de la compañía realicen ahora una revisión de su estrategia. Jetsmart forma parte del grupo internacional Indigo Partners, fondo privado de inversión que lleva más de 15 años en el desarrollo de aerolíneas low cost a nivel mundial, entre ellas la europea Wizz Air, la mexicana Volaris y la estadounidense Frontier Airlines.

“La Anac o el Estado argentino ya nos dio una aprobación que no se está haciendo valer. El plan alternativo que presentamos es que Norwegian alquile los aviones y la tripulación a Jetsmart, algo que es habitual. Al fondo de inversión que nos controla evidentemente no les va a gustar haber invertido una compañía a la que le veían un valor y la autoridad aeronáutica no les está permitiendo usar en las condiciones establecidas en el acuerdo”, señaló Pérez Corral.

Seguí leyendo