Caso Vicentin: el Banco Nación le pondrá un tope a sus préstamos para las grandes empresas

El principal banco público quiere que los créditos no superen el 7% del patrimonio de las firmas deudoras, frente al 20% que alcanzó con esta firma agropecuaria; la entidad sumará además unos $ 29.000 millones al paquete de créditos del Gobierno para las pymes

Eduardo Hecker, al asumir como presidente del Banco Nación, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el vicepresidente de la entidad, Matías Tombolini
Eduardo Hecker, al asumir como presidente del Banco Nación, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el vicepresidente de la entidad, Matías Tombolini

Tras el problemático caso de la firma Vicentin, el Banco Nación le pondrá un tope a sus préstamos para las grandes empresas.

Así lo indicaron a Infobae calificadas fuentes del principal banco del país, que tratan de manejar esta crítica situación con bajo perfil y más allá del debate que se generó en la arena política.

La deuda de esta exportadora de productos de soja procesada con el Nación asciende a $ 17.986 millones.

En concreto, la intención del directorio que encabeza el economista Eduardo Hecker es limitar los préstamos que otorga el Nación al siete por ciento del patrimonio de las empresas.

El economista elegido por el presidente Alberto Fernández para liderar la entidad fue presidente de la Comisión Nacional de Valores, del Banco Ciudad, Secretario de Desarrollo Económico del gobierno porteño y Director de Financiamiento de la Secretaría de Financiamiento de la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación. Previamente desarrolló una extensa carrera técnica en el Ministerio de Economía.

Ayer, además, fue designado como presidente de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra).

Hecker mantiene una excelente relación con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

“La idea sería que los créditos no estén más allá del cinco al siete por ciento de la responsabilidad patrimonial computable de la empresa que pida un préstamo”, indicó la fuente.

Según esta fuente, durante los últimos años de Cambiemos la gestión que encabezó Javier González Fraga subió en los hechos este promedio al 12 por ciento, aunque en el caso de Vicentín se llegó a rozar el 20 por ciento del patrimonio de la empresa.

Javier González Fraga, presidente del Banco Nación en la gestión de Mauricio Macri, bajo la mira del Gobierno por el crédito a Vicentín
Javier González Fraga, presidente del Banco Nación en la gestión de Mauricio Macri, bajo la mira del Gobierno por el crédito a Vicentín

“Esto no debería haber pasado, porque cuando se supera el 15 de la RPC, salta un alerta del Banco Central al que en el banco no se le prestó atención”, indicó.

La RPC está integrada por el Patrimonio Neto Básico y el Patrimonio Neto Complementario.

Hecker sabe que las grandes empresas necesitarán mantener el auxilio del Nación, pero quiere reorientar parte de la cartera crediticia de la entidad pública a las pymes.

En este sentido, en el Nación afirman que en los últimos años el banco “sufrió una fuerte descapitalización, cercana a los 60 mil millones de pesos, que de ningún modo pone en riesgo la situación del banco pero que estamos empezando a recomponer para recuperar una mayor capacidad crediticia”.

Entre las primeras medidas que se adoptaron destacaron la reducción de la mora, la recuperación de la cartera de depósitos y la reducción de las tasas, aunque sin colocarlas en el terreno negativo en términos reales.

Créditos para pymes

El banco, destacan, está sólido. Y por esta razón, la entidad volcaría unos 29 mil millones de pesos para un paquete de créditos a pymes que se sumará a otras líneas de asistencia que el Gobierno anunciará la semana próxima.

La intención es acercar al banco nuevamente al mundo de la producción, aunque con las precauciones regulatorias correspondientes.

En el caso concreto de Vicentin, se seguirán todos los pasos administrativos y legales correspondientes para recuperar la deuda.

En la entidad no quisieron referirse a las versiones en torno de una eventual estatización de la compañía, pero el contexto de la negociación con los acreedores externos no parece ser el adecuado para avanzar con esta idea promovida por los sectores más radicalizados del kirchnerismo.

Seguí leyendo:


Información provista porInvertir Online