La expectativa subió 10 puntos con respecto del relevamiento del mes anterior (Getty)
La expectativa subió 10 puntos con respecto del relevamiento del mes anterior (Getty)

Las expectativas de inflación de los argentinos se dispararon al 40% en marzo, según un relevamiento que se hizo al borde de los anuncios de las nuevas medidas anunciadas por el Banco Central y que explican el endurecimiento de la política monetaria.

Para la Universidad Di Tella, la inflación esperada por la población para los próximos doce meses sube a 40%, según la mediana de las respuestas. Es una suba de 10 puntos respecto del relevamiento del mes anterior.

Según el promedio, las expectativas de inflación alcanzaron 40,8%, tras subir 3,9 puntos porcentuales respecto de la medición de febrero pasado.

"La política monetaria no tuvo efecto sobre las expectativas, y hubo un salto en el escalón y se acentuó la estanflación", dijo Fernando Navajas, economista de Fiel. "Tendría que haber alguna política de precios e ingresos. Estamos en una estanflación estructural, se excedió el gasto total de la economía, para los estándares de productividad y de crecimiento de las exportaciones".

Fuente: Universidad Di Tella
Fuente: Universidad Di Tella

Esta suba de expectativas de inflación en la población responde a que la gente observó una aceleración de los precios en el primer bimestre, que acumuló una alza de 6,8 por ciento.

Como consecuencia, el Banco Central anunció el jueves pasado un endurecimiento de la política monetaria: extender el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria hasta fin de año, hacer permanente el sobrecumplimiento de la base monetaria alcanzado en febrero, eliminar el ajuste por estacionalidad previsto para junio.

"La dureza de la política monetaria no logra anclar las expectativas. La gente no asocia endurecimiento de la política monetaria con la caída de la inflación. Hace tiempo que estamos con un plan monetario y no parece bajar la inflación. El gobierno está en un dilema porque no logra comunicar lo que quiere hacer ni convencer a la gente de que puede bajar la inflación", dijo el politólogo Sergio Berensztein, quien indicó que ahora el 93% de los argentinos considera la inflación como un tema prioritario "y que cada vez está peor".

Aunque el relevamiento es del mes anterior, los analistas consultados por el Banco Central esperaban una inflación del 29% para los próximos doce meses, y si bien elevaron las expectativas todavía no esperan una inflación tan alta como los consumidores.

Fuente: Universidad Di Tella
Fuente: Universidad Di Tella

"El Banco Central endurece la política monetaria para volver a anclar las expectativas de inflación", explicó Gabriel Caamaño Gómez, de la consultora Ledesma, que espera una inflación de 33 a 34% en los próximos doce meses. Pero entiende que el nuevo endurecimiento empezará a tener efecto desde junio próximo.

"La inflación de los primeros cinco meses ya está jugada. Hasta mayo, como mínimo los índices van a ser altos, sujeto a que se logre estabilizar la macroeconomía. La gente va a seguir recibiendo malas noticias a pesar de las medidas del Banco Central", explicó. Se espera una inflación entre 3,5 y 4% hasta abril próximo.

Entiende que buena parte de la inflación de este año es consecuencia de la devaluación del año pasado a lo que se suma la suba de los regulados.

"La inflación, después de 10 años de inflación alta no se baja en dos minutos. Hay inercia, precios relativos. El esquema de tasas que se está implementando no está enfocado en bajar la inflación de un garrotazo, sino en estabilizar la macro", agregó Caamaño Gómez.

Según el informe de la Di Tella, las expectativas de inflación incrementan a 40%, según la mediana de las respuestas, tanto para los sectores de ingresos altos como para los sectores de ingresos bajos. Y tanto en la Capital Federal como en el Interior del País y en el Gran Buenos Aires.

Seguí leyendo: