Las familias gastan menos en los supermercados y shopping en los productos y servicios habituales y demandan otros más baratos
Las familias gastan menos en los supermercados y shopping en los productos y servicios habituales y demandan otros más baratos

El organismo oficial de estadística estimó que en abril las ventas del conjunto de las grandes cadenas comerciales sumaron $32.489 millones, apenas 17,2% más que en igual mes del año anterior, pese a que la tasa de inflación del período fue del 25,4 por ciento.

De ahí surge que los consumidores cambiaron hábitos de compras a favor de las marcas con ofertas de precios, muchas propias de las cadenas comerciales, pero también de primeras marcas que también optaron por ofrecer descuentos sobre los valores de listas para atenuar el efecto de la caída real del consumo.

Las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes de los ingresos por ventas fueron: Neuquén, 23,3%; Santa Fe, 21,9%; Córdoba, 20,4%; y Salta, 19,9%, en todos los casos por debajo de la inflación.

Por el contrario, en los centros de compras, los empresarios tuvieron mejor suerte, porque al contar con una oferta más diversificada, y focalizada a los sectores de ingresos medios a altos, el Indec estimó un crecimiento de las cantidades vendidas del 6%  respecto de un año antes cuando había caído 8,9 por ciento.

"Las ventas a precios corrientes en abril de 2018 relevadas en la encuesta alcanzaron un total de $5.869 millones, lo que representa un aumento de 22,1%, respecto a igual período del año anterior", informó el organismo oficial de estadística.

Las familias habrían cambiado los hábitos de compras hacia las líneas de bienes y servicios de menor precios, resignando consumos que tenían hasta el año anterior

Más actividad y más desempleo

Las estadísticas nacionales emiten señales contradictorias, porque por un lado se informa del aumento de la actividad y general y, consecuentemente de la generación de riqueza, con "siete trimestres consecutivos de reactivación", pero por el otro el Indec dio cuenta de incremento de la cantidad de personas desempleadas, pese a que el Ministerio de Trabajo registra un sostenido crecimiento del empleo registrado, a niveles récord, como también informa la AFIP cuando difunde los datos de recaudación de IVA e Impuesto al Cheque.

Las estadísticas nacionales emiten señales contradictorias

Como en el caso de los supermercados, de la estimación del Indec se desprende que el precio promedio de los productos y servicios de entretenimiento que ofrecen los shopping se encarecieron en los últimos 12 meses, en promedio, en sólo 15,1%; unos 10 puntos porcentuales menos que la tasa de inflación; y 18 puntos porcentuales por debajo de la devaluación del peso del período.

Sin embargo, otra explicación del crecimiento de las cantidades vendidas con baja de la facturación ajustada por inflación y la devaluación del peso, dos factores determinantes de la suba de los precios al consumo es que las familias hayan cambiado el mix de compras, hacia los bienes y servicios de menor precio, en detrimento de la demanda habitual.

Seguí leyendo: