"Estamos bien y vamos mal. Para el mal pueden faltar muchos años. Puede ser que estemos muchos años bien, pero con un rumbo equivocado, o sea, mal."

"La economía está creciendo por segundo año consecutivo. Hay un hecho político no menor: el Gobierno podrá decir que se quebró el maleficio que nos venía azotando. Estuvimos cinco años sin poder crecer, dos años consecutivos, los años pares, caíamos; los impares, subíamos. Es un dato político no menor estar creciendo por segundo año consecutivo. Creo que en 2019, la Argentina es altamente probable que siga creciendo."

"Vamos mal porque este no es el camino. El déficit, endeudamiento, atraso cambiario, economía cerrada… No entiendo cómo no conectamos lo que nos pasa con lo que hacemos. Es raro encontrar una sociedad que no conecte lo que le pasa con lo que hace. Y eso es Argentina."

"La probabilidad de 2001 es cero. No existe. En 2001 hubo 33 muertos y centenares de heridos. Eso ocurrió en el transcurso de días. Tuvimos seis presidentes en tres meses como mucho. La economía cayó como pocas veces cayó en la historia. Estuvimos al borde de un quiebre institucional muy complicado. Eso es como una hiperinflación. No hay riesgo de una hiperinflación y menos de un 2001, que fue mucho más grave."

"Este modelo tiene parecidos a la convertibilidad en cuanto al financiamiento externo, pero no tiene nada que ver, porque la economía no está contractualmente dolarizada. La convertibilidad hizo una apertura al mundo, la Argentina no se abrió nada al mundo con Macri. Durante la convertibilidad hicimos una reforma estructural promercado extraordinaria, ahora no hay nada de eso. Se parece a los planes radicales por su blandura para enfrentar los problemas."

"El plan es mantener más o menos a flote lo que dejó Cristina normalizando aquellas cosas que eran muy bizarras. Eso es lo que ha hecho el macrismo y eso ha hecho que la economía se recupere ya por segundo año consecutivo, que es quitar los elementos bizarros del kirchnerismo. Por ejemplo, sacarnos del default, tener otra relación con el mundo rico, próspero y civilizado, habernos sacado del delirio del control de cambios sin crisis…"

"Económicamente hablando, Cambiemos o el PRO es kirchnerismo de buenos modales. Es populismo. muy elegante, pero es populismo sin dudas. Mantiene el Ahora 12, Precios Cuidados, tiene los tics del kirchnerismo."

"Sacaron de la agenda de discusión la vergüenza del tema Rafecas con el tema del aborto, que ni ellos tienen asegurada la votación. Ahora salieron con esa ridícula ley de poner un mínimo de cantidad de mujeres que tiene que haber en una empresa. Son medidas populistas, demagógicas. Son cortinas de humo. El populismo es eso."

"Un chiquito apareció con una metralleta en una villa como cuidando a los narcos. Yo no entiendo cómo la Argentina no conecta eso con lo que viene haciendo hace 70 años. Hay una conexión. Eso ocurre por lo que hacemos, hay un sistema que funciona mal y es el que la sociedad avala: el sistema del Estado presente, deficitario, leyes sindicales, la economía cerrada al comercio."

"El libre comercio es cultura. El libre comercio son valores que vos incorporás de los países ricos con los cuales comerciás. No conectamos en la Argentina, creemos que se puede vivir aislado del mundo y prosperar con un Estado que nos agobia a impuestos y con leyes laborales de la época de Mussolini."

"Si sos un país chico, te conviene el comercio. Es un principio económico básico. Al país chico le conviene el libre comercio, al grande, no. Por eso Estados Unidos después de ser tonto con el libre comercio durante más de un siglo está empezando a cerrarse un poco, porque a ellos les conviene."

"Cabrera debería hacer algo además de comentar que los empresarios son llorones. Abriles la economía al comercio si ves que son llorones. Esto del empresario llorón ocurre porque en Argentina rige lo que se llama capitalismo corporativo. Es el Estado que se planta frente al empresario argentino como su socio. Es el Estado el que ha generado estos empresarios, y estos empresarios han generado este Estado que nos agobia a impuestos a los que no tenemos poder de lobby."

"El Ministerio de Producción no debería existir, y Cabrera debería dedicarse a trabajar como nosotros en el sector privado y correr el riesgo de no tener trabajo."

"No me preocupa el hecho de que Dujovne, el Presidente o todos los miembros del gabinete tengan toda su plata afuera, no me importa nada. Tampoco me importaría que tuvieran la plata invertida en otras cosas que no sean la Argentina. Dicho esto, aclaro: sí me parece un error político tener toda tu plata invertida afuera y andar pasando la gorra en cada lugar en el cual ponés una patita. Te exponés, políticamente hablando, a que te llenen la cara de dedos, como le pasó a Dujovne."

"No hay ninguna reforma estructural para quebrar la Argentina decadente que se haga de un día para el otro. Lo que sí hay que hacer de golpe, y en eso se equivoca Macri, es que para mantener este modelito de morondanga, que es el de Cristina mejorado, las correcciones a ese modelo deberían haberse hecho de shock, no graduales."

"Me impacta esta estupidez argentina que dice que vos no podés hacer los cambios porque no están dadas las condiciones. Nunca están dadas las condiciones para hacer nada razonable. Siempre están dadas las condiciones para seguir haciendo esto, que lo único que hace es generarle hambre a la gente a la larga."

"No tengo dudas de que hay un relato M así como hubo un relato K. Argentina está para un Nobel de literatura. Hay que saber envolver bien un modelo de 70 años que transformó a este país de 10 en el ranking mundial de ingreso per cápita al numero 53; que hace 30 años que tiene 30% de pobreza; que ya tiene droga como nunca la tuvimos; y donde en las villas hay chicos con ametralladoras. Sin embargo, es el modelo que sigue vigente y, aunque no te lo digan, los que tienen el poder lo defienden y en algún lugar la sociedad estúpida lo valida."

"Cuando sale Macri a la campaña política en 2015 y el kirchnerismo le dice 'se viene el ajuste neoliberal', él dijo: 'No vayan a creer que soy algo muy diferente a ustedes'. Y no ha mentido: no es muy diferente económicamente al kirchnerismo. Es muy diferente porque no es una asociación ilícita, no es un conjunto de delincuentes como sí lo fue el kirchnerismo. Podrá tener sus casos de corrupción, pero económicamente hablando no es algo muy diferente."

(Espert formuló las definiciones en una entrevista que brindó a Luis Novaresio en A24)