Producción previa a los 200 Kilómetros de Buenos Aires de 2017 (Prensa Super TC)
Producción previa a los 200 Kilómetros de Buenos Aires de 2017 (Prensa Super TC)

Este fin de semana se celebra el 40 aniversario de una de las dos categorías más relevantes del automovilismo argentino junto al TC: el Súper TC 2000. Nacida en 1979 como Turismo Competición 2000 (TC 2000), mantuvo esa denominación hasta 2011. Es la divisional que se caracterizó por sus motores de 2.000 cm3 (de ahí su nombre original) y que tanto arraigo tiene en el público porque sus autos del segmento mediano son utilizados por mucha gente. Ya sea modelos tipo sedan (4 puertas), cupé (3) y hasta hubo algunos exponentes hatchback (5). Esto incentivó la participación de las fábricas para promocionar sus vehículos y hoy hay seis equipos oficiales: Renault, Toyota, Honda, Fiat, Chevrolet y Citroën.

Si bien su celebración arrancó el 28 septiembre, cuando se cumplieron cuatro décadas de su primera competencia (578 en total), el festejo de este viernes, sábado y domingo sobresale ya que será con su carrera más importante y que se transformó en un clásico: los 200 Kilómetros de Buenos Aires, una prueba que cumple 15 años desde su primera realización. Será justo en el mismo escenario donde todo empezó a fines de los años setenta, en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez, el Coliseo porteño. Como de costumbre en este evento particular habrá pilotos invitados y puntaje especial.

Esto es clave para los dos máximos candidatos al título, el puntero del campeonato Matías Rossi (Toyota / 134 puntos) y su escolta, Leonel Pernía (Renault / 120). El primero ya hizo historia con cuatro coronas en la división. En tanto que el Tanito busca su primer cetro luego de cinco subcampeonatos. Ambos saben que se juegan mucho pues tras esta fecha solo quedarán dos en disputa.

Pero para llegar a esta cita donde se espera un gran festejo con autos y pilotos históricos y una multitud (la capacidad del Autódromo es de 60.000 personas), hubo un camino que recorrer. Infobae repasa las cuatro décadas del Súper TC 2000/TC 2000 con 40 cosas que tenés que saber: datos, historias, hitos y corredores que fueron y son leyendas de la categoría que nació por un rechazo de otra…

José Miguel Pontoriero y su Dodge 1500 ganando la carrera nocturna para no ganadores del TC en Buenos Aires (Foto: Archivo CORSA)
José Miguel Pontoriero y su Dodge 1500 ganando la carrera nocturna para no ganadores del TC en Buenos Aires (Foto: Archivo CORSA)

1. Su embrión en el Turismo Carretera. En la década del setenta el TC habilitó a los coches medianos con motores de dos litros de cilindrada. Corrían contra los autos con impulsores de tres litros como el Ford Falcon, la cupé Chevy de Chevrolet, el Dodge GTX y el Torino. Convivieron hasta el 18 de febrero de 1978 en una de las carreras para no ganadores en el Autódromo de Buenos Aires. Ese día José Miguel Pontoriero venció con un Dodge 1500. Los entonces dirigentes de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) optaron no darle más lugar a los autos de 2.000 cm3. Aquella decisión cambió la historia del automovilismo argentino.

2. Pioneros. Tras la negativa de la ACTC, Pontoriero y otros usuarios de los coches con motores de dos litros se juntaron y fueron a pedirle al Automóvil Club Argentino (ACA) que los fiscalice en una nueva categoría para su segmento. Lo acompañaron entre otros, Juan María Traverso (Ford Taunus), Osvaldo “Cocho” López (Peugeot 504), Jorge Omar del Río (Dodge 1500), Ángel Antonio Salomita (Dodge 1500), Miguel Ángel Parodi (Dodge 1500) y Carlos Crocco (Fiat 125). Lograron la fiscalización de la entidad madre del automovilismo argentino mediante un denominado “Torneo Presentación” de cuatro fechas que se lo adjudicó “Cocho” López.

3. Consolidación. La primera temporada completa fue en 1980. Ford ratificó su apoyo ya que en 1979 retiró su equipo oficial en el TC. Su preparador, José Miguel Herceg, alistó sendas cupé Taunus para Traverso y Esteban Fernandino. Pero en los primeros años el Óvalo no pudo con Volkswagen que con el modelo 1500 aplastó hasta 1983 inclusive con tres títulos al hilo del “Profesor” del Río y uno de Luis Rubén Di Palma. A esa altura se habían sumado modelos como el Renault 18 y el Opel K 180. También era televisada en vivo y en directo por ATC (hoy TV Pública). Su crecimiento era tan rápido como sus autos.

Luis Rubén Di Palma y su VW 1500 campeón en 1983 (Archivo CORSA)
Luis Rubén Di Palma y su VW 1500 campeón en 1983 (Archivo CORSA)

4. Lucha en pista. En sus inicios sus coches se caracterizaban por tener tracción trasera o delantera. Esto les permitía a unos ser más rápidos que otros en algunos circuitos y viceversa. La paridad y lucha por la punta se potenciaba por el uso de las gomas nacionales, primero las Fliter y luego las Fate, cuyo desgaste en carrera entregaba alternativas importantes.

5. Hombre récord. Traverso es la referencia. De 21 campeones es el piloto que más títulos logró: siete. Fueron seis con Renault en la época de la contundente cupé Fuego (1986, 1988, 1990, 1991, 1992 y 1993) y una corona con un Peugeot 405 (1995). Además lidera las estadísticas de triunfos (68) y poles posiciones (73). Sus números parecen inalcanzables ya que en victorias supera por 34 a Matías Rossi y en clasificaciones le lleva 42 a “Pechito” López.

6. Hazañas del Flaco. Pero Traverso trascendió no solo por sus números. En una carrera en Pigüé (Buenos Aires), en 1986, con una rueda en llanta le ganó el segundo lugar a Mario Gayraud (Ford). En 1988 con el auto en llamas logró el triunfo en General Roca (Río Negro). Y en 1998 en Alta Gracia (Córdoba), ya con un Honda Civic, cruzó la meta con tres ruedas.

7. Otros destacados. Aparte de Traverso y del Río, también fueron campeones y repitieron Matías Rossi (2006, 2007, 2011 y 2013), Gabriel Ponce de León (2001, 2003 y 2005), José María López (2008, 2009 y 2012), Norberto Fontana (2002 y 2010), Néstor Girolami (2014 y 2015) y Facundo Ardusso (2017 y 2018).

8. Más triunfos en un año. En 1995, Traverso (Peugeot) venció en ocho carreras y nadie ganó tanto como él en un torneo de 14 fechas o menos. En 1997 con el formato de 28 carreras, Henry Martin (Ford) logró el récord de siete victorias al hilo. Superó la marca de Fernandino (Ford) de seis festejos seguidos en 1984, pero el “Chango” las obtuvo en una época donde había 12 competencias.

9. Marcas campeonas. Ford y Renault con diez títulos son las marcas más laureadas. Le siguen Volkswagen (5), Honda, Chevrolet y Peugeot (4) y Toyota (3).

10. Modelo más exitoso. Sin dudas la cupé Renault Fuego es el auto más glorioso con ocho cetros consecutivos. A los logros de Traverso se suman los del recordado Silvio Héctor Oltra (1987) y Miguel Ángel Guerra (1989).

11. Única Sierra. Otro modelo emblemático fue la cupé Ford Sierra XR4. Dio pelea varios años con Ernesto Bessone como abanderado. Sin embargo, el único que pudo ser campeón con ese auto fue Rubén César Daray, en 1985.

12. La magia de Berta. El equipo que más ganó es el de Oreste Berta con 13 campeonatos: Traverso (6), Ponce de León (3), y uno con Guerra, Henry Martin, Daniel Cingolani y el propio Fontana. Además, por pedido de la categoría, el Mago de Alta Gracia en 2009 fabricó los monomotores que estuvieron hasta 2011.

13. Equipos oficiales. A las seis actuales se suman otras fábricas que tuvieron participación con sus escuadras: Ford, Volkswagen y Peugeot. Las tres fueron fundadoras y se extraña su presencia.

14. Definiciones apretadas. Hubo cierres de campeonatos que fueron electrizantes. Entre ellos el de 1987 en Buenos Aires, donde definieron Traverso y Oltra por Renault, y Ernesto Bessone, de Ford. El Flaco y Tito eran los principales candidatos, pero se complicaron por las roturas de sus gomas. El “Cantautor” supo cuidar el auto, ganó la carrera y fue campeón. En 2006, Rossi (Chevrolet), Juan Manuel Silva (Honda) y Ponce de León (Ford) llegaron a Paraná muy cerca en los puntos. Y así terminaron en la pista. Fue apasionante con tres pilotos de marcas distintas peleando por la gloria. Prevaleció Rossi. Otro último round recordado fue en 2010, cuando Leo Pernía (Honda) llegó como líder y era favorito. Su rival era Fontana que fue por la heroica y partió 12°, superó al Tanito y terminó cuarto, lugar que le alcanzó para consagrarse. Aquella faena del arrecifeño sobresalió porque avanzó en un circuito semipermanente como el puntano de Potrero de los Funes, donde no abundan los lugares de sobrepasos.

15. Les falta la estrella. Fiat y Citroën aún no lograron un título de pilotos. La casa italiana acarició la gloria en 1990 gracias a “Cocho” López, quien con el recordado Fiat Regatta “Vencedor” (por su principal sponsor) no pudo batir a Traverso a pesar de sus cinco victorias. En tanto que la fábrica de origen francés marcó su propio hito al debutar y ganar en 2017 de la mano de José Manuel Urcera en Buenos Aires. No obstante, todavía no pudo meterse en la conversación por la corona.

16. Callejero. En 1985 se corrió por primera vez en un circuito callejero en la Ciudad de Santa Fe donde ganó Traverso con un Renault 18. La fecha siguió hasta 1987 y volvió en 1990. Retornó en 2006 y estuvo sin interrupciones hasta 2018, cuando hubo 120.000 personas en los tres días de actividad y un impacto económico superior a los 100.000.000 de pesos. Este año no se corrió por falta de presupuesto estatal para pagar el evento.

17. Le gusta la noche. Fue en el mismo escenario urbano de la capital santafesina donde en 2009 se corrió por primera vez de noche. El evento era espectacular con autos de carrera en las calles iluminadas y una multitud. La competencia nocturna era los sábados y el domingo se corría al mediodía. Los santafesinos y la categoría trabajan para que la cita retorne en 2020.

18. Llegaron las alas. A mediados de 1990 los autos empezaron a usar alerones. Al haber libertad en el reglamento técnico para esta variante los ingenieros se hicieron un festín. También había posibilidad de desarrollar todo tipo de trompas. Era una época donde cada coche tenía su personalidad.

19. Junto al TC. El 9 de diciembre de 1990, por invitación de la ACTC, fue la única vez que el TC y el TC 2000 compartieron escenario. Fue en Buenos Aires y a pesar de una lluvia torrencial en la mañana del domingo las tribunas reventaron de público. Un festival de automovilismo con las dos mejores categorías. Traverso (Renault) ganó en el TC 2000 y Antonio Aventin (Ford) en el TC. Fue algo histórico que hoy es imposible de repetir por falta de diálogo entre sus dirigentes.

20. Voló un matafuegos. En Río Cuarto en 1992, Miguel Ángel Etchegaray abrió la puerta de su Renault Fuego y dejó caer el matafuegos que se le había soltado dentro del habitáculo mientras lideraba la carrera. Esta acción le costó una dura sanción de un año de suspensión…

21. Códigos de otra época. En la definición de 1992, en Tucumán, Bessone era el principal candidato. Pero tuvo fallas eléctricas en su Ford Sierra XR4. Entró a boxes y cuando volvió a pista le tiró su auto encima a su oponente, Traverso, quien al final logró la corona. La Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del ACA iba a darle una dura sanción a “Tito”. Se hablaba de varias suspensiones. Pero el propio Traverso, “Yoyo” Maldonado y otros colegas fueron a hablar con las autoridades para que el porteño no dejara de correr en 1993 y solo recibió una pena económica.

22. Cortaron la racha. Guillermo Maldonado y Ernesto Bessone si bien pelearon varios títulos y eran referentes de Volkswagen y Ford, respectivamente, tardaron en consagrarse campeones. “Yoyo”, destacado también por aquél VW 1500 policromático de 1988, recién alcanzó la gloria en 1994 con un Gol. Y “Tito” lo consiguió en 1996 con una cupé Escort.

El VW Gol con el que Guillermo Maldonado fue campeón en 1994, hoy descansa en el Museo de Juan Manuel Fangio de Balcarce (Archivo CORSA)
El VW Gol con el que Guillermo Maldonado fue campeón en 1994, hoy descansa en el Museo de Juan Manuel Fangio de Balcarce (Archivo CORSA)

23. Nueva era. En 1997 se sacaron las trompas y se empezaron a usar los frentes de los autos originales. Se sumaron los motores de 16 válvulas para la clase mayor.

24. Particulares. A su vez en 1997 se creó la división TC 2000 Light para los autos con motores de 8 válvulas. En 1998 se cambió a Copa de Particulares, que duró hasta 2001. Se relanzó en 2009 y estuvo hasta 2011.

25. Precocidad. Pasaron dos décadas y Mariano Altuna aún conserva un récord: es el ganador más joven ya que el 29 de agosto de 1999 tenía solo 17 años, 5 meses y 20 días. La carrera fue en Trelew y venció sobre un VW Polo. Fue una apuesta de “Yoyo” Maldonado quien en esa época ya se había retirado y era director deportivo del equipo Volkswagen YPF Motorsport.

26. Nueva era II. En 2004 hubo otra modificación técnica importante. Se empezaron a usar elementos iguales como por ejemplo las suspensiones y cajas de cambios, misma jaula antivuelcos y menor carga aerodinámica (alerones traseros y aditamentos delanteros). Se incorporaron gomas más anchas y los pontones, lo que cambió el aspecto de los autos.

27. Súper evento. Hace 15 años también nacieron los 200 Kilómetros de Buenos Aires. En sus primeras ediciones tuvo pilotos invitados internacionales de categorías de primer nivel como el Campeonato Mundial de Autos de Turismos (WTCC por su sigla en inglés), el StockCar de Brasil, el Campeonato Británico de Autos de Turismos (BTCC por su sigla inglés) y otras figuras destacadas a nivel nacional como pilotos que en ese momento solo corrían en TC. La frutilla del postre fue la exhibición de un Williams de Fórmula 1, algo que se repitió hasta 2007.

28. Vértigo. El 4 de septiembre de 2005 se corrieron las 100 Millas de Rafaela en el óvalo. Fue una carrera espectacular con tres o cuatro autos juntos doblando en los curvones y con una definición que recién llegó en los metros finales. Ponce de León (Ford) fue el ganador. No se repitió por motivos de seguridad pues hay que hacer importantes reformas en el escenario santafesino. Por el lado de Pirelli, la proveedora de neumáticos, en 2017 afirmaron que “podían desarrollar una goma que aguante toda la carrera”.

29. Sudamericana. Se corrió en Brasil en 2005 y 2006 en Curitiba, y en 2007 en Interlagos, San Pablo. Uruguay: en 1981 y 1982 en el Autódromo de El Pinar, en Montevideo. También en 2007, 2008 y 2010 visitó un callejero en Punta del Este. Chile: en 2014 en el Autódromo de Codegua, a 72 kilómetros al sur de Santiago.

30. De película. En 2008 se estrenó el film “La Leyenda”, una historia de ficción que tuvo como centro al Equipo Chevrolet Elaion. La protagonizaron Pablo Rago, Leonora Balcarce, Benjamín Rojas y Luis Luque.

31. Nueva era III. Debido a los altos costos que había en la categoría hacia fines de 2008, su dirigencia presidida por Pablo Peón (ex piloto) decidió dejar los tradicionales motores de dos litros. Se recurrió al auxilio de Oreste Berta quien en 2009 salvó a la especialidad con un impulsor genérico derivado del Ford Duratec 2.2. Fue un quiebre ya que muchos fierreros consideraron que se había perdido la esencia al no correr con el motor de cada marca...

32. Nueva era IV. En 2012 se cambió el nombre a Súper TC 2000. Nació otra categoría menor llamada TC 2000 con autos en desuso de la más grande. No es un dato más porque hoy la gente que no es del automovilismo no sabe distinguir entre las dos. Esto genera confusión y atenta contra la difusión de ambas.

33. Estrenó fierros. Ese año también llegaron los motores ingleses V8 de la firma Radical. Su potencia era de 450 caballos. El sonido era una sinfonía, pero sufrieron muchas fallas por falta de mantenimiento adecuado que estaba a cargo de la categoría. Duraron siete temporadas.

34. Al lado del Obelisco. El 1 de abril de 2012 se hizo una carrera en un callejero en Buenos Aires que se largó desde el Obelisco, retomó por Diagonal Norte, continuó por Avenida de Mayo y culminó por la Avenida 9 de Julio. El sábado los autos recibieron la bendición del por entonces Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, el actual Papa. Una experiencia única que no pudo repetirse ante la construcción del Metrobús.

La carrera en el centro porteño y el Obelisco de fondo (Prensa Súper TC 2000)
La carrera en el centro porteño y el Obelisco de fondo (Prensa Súper TC 2000)

35. Récord de velocidad. El 10 de agosto de 2012 en la previa de la carrera de Rafaela se establecieron dos marcas para la historia a nivel nacional. Récord de velocidad: Ponce de León (Honda) llegó a 306,383 km/h. Promedio de velocidad: Ardusso (Peugeot) marcó 264,817 km/h de promedio para la vuelta.

36. Salió a la cancha. El 19 de octubre de 2013 se hizo una fecha especial con desafíos mano a mano dentro del Estadio Ciudad de La Plata. Con una acústica especial la gente deliró con el sonido de los motores V8. Fue más un show que algo deportivo donde Leonel Pernía (Renault) resultó ganador.

37. Empate. El 5 de octubre de 2014, en el Autódromo El Zonda-Eduardo Copello (San Juan), Leonel Pernía (Renault) y Matías Muñoz Marchesi (Chevrolet), cruzaron juntos la meta y los relojes dieron un empate. Pero el “Tanito” fue sancionado por un toque en la horquilla al chaqueño quien terminó triunfando.

38. Entre las mejores. En 2015 la prestigiosa revista inglesa AutoSport, eligió al Súper TC 2000 como la segunda mejor categoría del mundo en autos de turismo detrás del DTM alemán. Según esa elección dejó atrás al WTCC, BTCC, al StockCar de Brasil o al V8 Supercars australiano. Además la divisional argentina es la más tecnológica de Sudamérica.

39. Nueva era V. Este año se empezaron a usar los motores turbo de la empresa francesa Oreca. Su ruido no es la “música” de los V8, pero muestran una mayor confiabilidad. También los autos cambiaron su aspecto en un 80 por ciento con una gran quita de la carga aerodinámica.

40. Su futuro. En 2020 los autos recuperarán carga aerodinámica. A largo plazo es posible que el turbo sea un primer paso hacia el uso de motores eléctricos. Por otro lado ante la baja de fabricación a nivel nacional de autos medianos del tipo sedan, otra chance es que los hatchback nutran el parque en la próxima década.

Seguí leyendo: