Andrés Cunha acertó al sancionar penal de Bressan en una de las últimas jugadas del partido que River le ganó a Gremio en Porto Alegre para avanzar a la final de la Copa Libertadores.

Hubo una mano deliberada, el brazo de Bressan ocupa un espacio y al estirarlo corre el riesgo ampliando su volumen.

(Reuters)
(Reuters)

El uruguayo de 42 años, internacional FIFA desde 2011, recibió el mensaje a instancias del VAR y no se equivocó.

Sus compatriotas Nicolás Taran y Richard Trinidad oficiaron como sus asistentes y el cuarto árbitro fue Jonathan Fuentes. A cargo del VAR estuvo Leodan González, acompañado por Esteban Ostojich y Mauricio Espinosa; el chileno Enrique Osses resultó elegido para ser el observador del VAR.