El Río Paraná registró la bajante más prolongada desde 1905 y advierten que la situación continuaría hasta enero del próximo año

Los especialistas sostienen que la falta de precipitaciones y elevadas temperaturas siguen afectando y no se proyectan eventos que puedan aliviar sensiblemente la escasez

La bajante del Ríos Paraná sigue provocando preocupación y problemas (Bolsa de Comercio de Rosario)
La bajante del Ríos Paraná sigue provocando preocupación y problemas (Bolsa de Comercio de Rosario)

El efecto de “La Niña” cobra fuerza en la región y esto acentúa la bajante histórica del río Paraná, un nivel que no se registraba desde 1905. La falta de lluvias y temperaturas más elevadas, provocarán que la tendencia se mantenga en principio hasta enero de 2021. En la ciudad de Corrientes, el río está un 50% por debajo del límite histórico inferior, y en el caso del distrito bonaerense de San Nicolás, dicho nivel se sitúa en un 75% por debajo de dicha marca.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), con datos del Servicio Meteorológico Nacional, recordó que desde agosto del año pasado las provincias del noreste argentino (Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Misiones) están experimentando anomalías mensuales de precipitaciones.

“Es decir, en cada uno de estos puntos del país llovió por debajo de lo esperado de acuerdo a la media del periodo 1981-2010. Desde comienzos de 2020, esta tendencia se acentuó y la situación al terminar el cuarto mes del año muestra una sequía que en algunas regiones llega a ser extrema”, manifestaron los especialistas de la BCR.

Por su parte, Jorge Liotta, Licenciado en Ciencias Biológicas y Director del Museo Regional de Ciencias Naturales en San Nicolás, comentó a Infobae que “estamos en una bajante extraordinaria del río Paraná, la cual es la más larga de toda la serie histórica disponible y también la más prolongada registrada desde 1905”.

Y agregó: "Los pronósticos oficiales, como el realizado por el Instituto Nacional del Agua, hablan de que dicha perspectiva no mejorará, donde por lo menos hasta fin de año el Río Paraná va a tener un nivel muy bajo, en promedio igual que ahora. Hoy el 75% del pronóstico marca un fenómeno de La Niña. Lo que acentúa dicha posibilidad y no ofrece pronóstico bueno en ese sentido. Esto viene asociado a una reducción de precipitaciones en la Cuenca del Plata”.

La bajante es pronunciada a lo largo de todo el Paraná. Actualmente, el acuerdo alcanzado por todas las ciudades ribereñas de los países que comparten las aguas del Paraná está dado por priorizar la toma de agua para consumo de la población.

Especialistas advirtieron que la Bajante del Paraná se extendería hasta enero del año próximo (Bolsa de Comercio de Rosario)
Especialistas advirtieron que la Bajante del Paraná se extendería hasta enero del año próximo (Bolsa de Comercio de Rosario)

Según los datos aportados por la Prefectura Naval Argentina, actualmente en Rosario el nivel de las aguas del río Paraná se sitúa a 93 centímetros, en Santa Fe a 1,28 metros, mientras que en Corrientes, ronda 1,59 metros. En estos lugares el límite fijado por las autoridades plantea un límite de entre 3 metros a 2,6 metros el límite de aguas bajas en la zona.

El Instituto Nacional del Agua (INA), dependiente del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, refirió en su informe fechado al 9 de octubre pasado, que acompaña la firma del especialista Juan Borús, que los pronósticos cotejados de lluvias arroja un resultado “deficitario” para los próximos tres meses en el Litoral argentino, y también en las Cuencas de los ríos Paraná y Paraguay.

Informe e impacto

Según el informe oficial, el faltante de lluvias en la cuenca media y alta en ríos como el Paraguay “agravarán la situación del tramo inferior: las perspectivas para el último trimestre del año no permiten esperar un cambio favorable hacia las aguas medias”. Se constatan así una marcada bajante en los puertos como Concepción y Pilcomayo.

“Los niveles en el río Paraná en territorio argentino, incluyendo el Delta, se mantendrán oscilando en la franja de aguas bajas en las próximas semanas”, se indicó.

Los estudios realizados por el Instituto Nacional del Agua refieren además que “las perspectivas de corto plazo siguen siendo desfavorables: no se esperan eventos que puedan aliviar sensiblemente la situación de escasez y bajante que predomina en la región. La tendencia climática con horizonte en el 31 de diciembre es desfavorable y no permite esperar una recuperación franca en los próximos tres meses”.

Seguí leyendo:

Detectan y eliminan a más de 12.000 productos agropecuarios en infracción que se vendían en el comercio electrónico

MAS NOTICIAS