Tsuyoshi Matsushita, fundador y presidente de MTG Co. (Bloomberg / Kiyoshi Ota)
Tsuyoshi Matsushita, fundador y presidente de MTG Co. (Bloomberg / Kiyoshi Ota)

Tsuyoshi Matsushita no conocía a Cristiano Ronaldo ni a Madonna, pero él se puso en contacto con ellos y los persuadió para que fueran las caras de sus productos.

Al hacerlo, el emprendedor japonés convirtió la compañía en una firma con un valor de USD 2.3 mil millones, y él despuntó como multimillonario. Fue posible, según dijo, porque su poco conocido negocio apostaba por tratar de que las superestrellas apoyaran sus marcas.

"La mayoría de la gente ni siquiera trataría de conseguir a Ronaldo o Madonna porque creen que es una posibilidad pequeña", señaló el presidente de MTG Co. en una entrevista en Tokio. Pero "he estado prosperando con esa probabilidad del 1 por ciento desde su creación. Y he tenido suerte".

Matsushita's MTG Co. fabrica varios productos, entre los que están una línea de cuidado de la piel desarrollada con Madonna y un dispositivo de entrenamiento muscular abdominal llamado SIXPAD en asociación con Ronaldo. La compañía, que tuvo más de USD 400 millones en ingresos el año fiscal pasado, empezó a cotizar en la bolsa de Tokio en julio y sus acciones subieron un 27 por ciento en su primer día. Matushita tiene una participación del 72 por ciento.

La cantante Madonna presentó su línea MDNA SKIN en Barneys New York (Kevin Mazur/Getty Images/MDNA SKIN)
La cantante Madonna presentó su línea MDNA SKIN en Barneys New York (Kevin Mazur/Getty Images/MDNA SKIN)

El hombre de 48 años tiene un largo historial como empresario. Empezó dando sus primeros pasos en el mundo de los negocios cuando todavía era un estudiante en una pequeña isla japonesa. En aquel entonces, como ahora, su línea de productos buscaban crear y capitalizar una moda.

Cuando estaba en la escuela primaria, Matsushita viajó a Nagasaki, compró conejos holandeses, los crió y los vendió a los isleños, que nunca antes los habían visto. Por un breve tiempo tuvo el negocio perfecto, hasta que perdieron su valor de escasez. "Así es como empecé", recordaba.

Matsushita llegó a establecer un concesionario de autos usados en 1994. Pero pronto decidió que quería fabricar sus propios productos, por lo que fundó el predecesor de MTG en 1996. Allí, probó suerte en todo, desde artículos de cuidado de salud hasta cerámica. En 2009, tuvo éxito con el rodillo de masaje ReFa, que usa microcorrientes para promover la circulación sanguínea.

"Tiene corazón", señaló Takuya Kiyokawa, jefe de fabricación en MTG. "Es la persona más aterradora y la más agradable del mundo. Y, sobre todo, es el trabajador más duro", añadió.

Unos años más tarde, Matsushita se decidió a desarrollar una marca de cuidado de la piel en asociación con Madonna, lo que supuso el siguiente paso de ReFa. El empresario hizo algunas visitas a agencias de publicidad tratando de encontrar una manera de dar con ella, pero le dijeron que era imposible.

"Comencé preguntando a quienes me rodeaban si conocían a Madonna. Me miraron como si estuviera loco. Pero finalmente alguien conocía a alguien, y después de un tiempo, pudimos dar con ella", relataba.

En febrero de 2014, MTG lanzó la marca MDNA SKIN con la Reina del Pop. Según Matsushita, el producto fue una realidad después de muchas idas y venidas con la cantante sobre el desarrollo. La línea de cuidado de la piel, que consiste en una gama de productos que incluye una máscara de arcilla que se puede quitar mediante un dispositivo magnético, se promueve como el uso de "aguas benditas" procedentes de aguas termales en Italia. MTG afirma que no releva detalles de las ventas de MDNA SKIN.

No contento con su abrumador éxito, el emprendedor volvió a la carga y trató de encontrar a Ronaldo. Tenía decidido que el cinco veces Jugador del Año de la FIFA era la única persona que quería que representara su rodillo de belleza facial ReFa Active.

Cristiano Ronaldo en una de las fotografías promocionales de SIXPAD (Cortesía MTG Co.)
Cristiano Ronaldo en una de las fotografías promocionales de SIXPAD (Cortesía MTG Co.)

Una vez más, contactó a las agencias de publicidad y le dijeron que esa reunión sería imposible. De nuevo, él utilizó su red de contactos y logró convencer a la estrella de fútbol para representar el producto. En julio de 2014, MTG comenzó una colaboración con Ronaldo.

Al año siguiente, la compañía lanzó SIXPAD, un dispositivo que usa estimulación eléctrica para tonificar el abdomen y otras partes del cuerpo. La máquina se envuelve alrededor de la cintura o las extremidades y envía corrientes eléctricas a través de los músculos, causando contracciones.

Nuevamente, el dispositivo estaba ligado a Ronaldo, y para ese entonces la estrella del fútbol ya había desarrollado una relación con el empresario japonés. Matsushita dice que cuando Ronaldo visitó Nagoya, donde se encuentra MTG, para anunciar la asociación, el deportistas portugués también asistió a una barbacoa en su casa y organizó un taller de fútbol para niños de la zona.

Los anuncios televisivos con Ronaldo y el SIXPAD se han hecho muy conocidos en Japón. MTG ha vendido más de un millón de unidades del dispositivo en los últimos tres años y ha doblado los ingresos de la compañía.

Ronaldo y Madonna no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Matsushita contrató a tres investigadores para verificar la efectividad de SIXPAD y evitar las críticas entre sus clientes.

"Teóricamente, la contracción muscular inducida por SIXPAD puede mejorar la masa muscular y la fuerza", apuntó Kohei Watanabe, profesor asociado de la Universidad de Chukyo y coautor del estudio.

El siguiente paso de MTG es aumentar la presencia de SIXPAD en los gimnasios. Un entrenamiento solo toma unos 15 minutos, y no hay necesidad de cambiarse de ropa o ponerse zapatillas de deporte. La sociedad actualmente tiene una estación SIXPAD en Tokio, pero tiene como objetivo abrir 5.000 en todo el mundo, incluyendo 500 en Japón.

Solo el tiempo dirá si será exitoso, pero el hombre en cuestión no apostará contra sí mismo.

"Año tras año, estamos fortaleciendo a nuestra compañía", apuntó.