El régimen de Maduro anunció un proyecto de ley que busca perseguir a las ONG

Diosdado Cabello señaló que tienen identificadas 62 organizaciones civiles. “Operan con fines absolutamente políticos y reciben financiamiento de otras naciones”, dijo

Foto de archivo. El diputado de la Asamblea Nacional y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Diosdado Cabello, habla durante una rueda de prensa en Caracas, Venezuela, 14 de febrero, 2022. REUTERS/Leonardo Fernández Viloria
Foto de archivo. El diputado de la Asamblea Nacional y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Diosdado Cabello, habla durante una rueda de prensa en Caracas, Venezuela, 14 de febrero, 2022. REUTERS/Leonardo Fernández Viloria

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del PSUV, anunció este martes ante la Asamblea Nacional chavista el proyecto de ley de Fiscalización, Regularización Actuación y Financiamiento de la Organización y Financiamiento de las Organizaciones No Gubernamentales y Afines, que tiene como fin, entre otro aspectos, perseguir a ONGs que no sean afines con el régimen de Maduro.

El poderoso líder chavista señaló que tienen identificadas 62 organizaciones civiles. “Operan con fines absolutamente políticos y reciben financiamiento de otras naciones”, dijo Cabello.

El proyecto de ley, que dejaría sin legalidad a las ONGs, recuerda la persecución efectuada por el régimen de Daniel Ortega que ha perseguido a decenas de organizaciones civiles en el país centroamericano.

Durante su discurso en la Asamblea, Cabello mencionó a las ONGs Súmate, Futuro Presente, Provea, el Instituto Parlamentario Fermín Toro y la Fundación Más Ciudadanos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), informó el sitio web Monitoreamos.

El proyecto de ley señala su artículo 15: “Las organizaciones no gubernamentales tendrán prohibido en todo el territorio nacional: 1. Recibir aportes destinados a organizaciones con fines políticos; 2. Realizar actividades políticas; 3. Promover o permitir actuaciones que atenten contra la estabilidad nacional y las instituciones de la República; 4. Cualquier otro acto prohibido en la legislación venezolana”.

FOTO DE ARCHIVO: Manifestantes incluyendo maestros, trabajadores de la salud, miembros de sindicatos de trabajadores y miembros de la oposición sostienen una pancarta que dice: "Salario, un derecho humano" durante una marcha para exigir mejores salarios, mientras el gobierno del presidente Nicolás Maduro enfrenta nuevos desafíos en su intento de luchar contra la inflación, en Caracas, Venezuela 23 de enero 2023. REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria/File Photo
FOTO DE ARCHIVO: Manifestantes incluyendo maestros, trabajadores de la salud, miembros de sindicatos de trabajadores y miembros de la oposición sostienen una pancarta que dice: "Salario, un derecho humano" durante una marcha para exigir mejores salarios, mientras el gobierno del presidente Nicolás Maduro enfrenta nuevos desafíos en su intento de luchar contra la inflación, en Caracas, Venezuela 23 de enero 2023. REUTERS/Leonardo Fernandez Viloria/File Photo

“Llegó la hora de fiscalizar los recursos que reciben y cómo lo invierten, y si se dedican a la política o a la labor social. ¡Ya basta!”, dijo el líder Chavista.

Por otra parte, la organización Human Rights Watch (HRW) pidió que los líderes de la cumbre de la CELAC cuestionen las graves violaciones de derechos humanos, que ocurren en Cuba y Venezuela, así como las situaciones antidemocráticas en otros países, independientemente de la ideología de los gobernantes.

La cumbre, que se llevará a cabo en la Argentina, ha generado gran controversia tras la invitación del anfitrión, el presidente Alberto Fernández, a los dictadores de Cuba, Miguel Díaz-Canel, de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Nicaragua, Daniel Ortega. Aunque el sandinista Ortega no viajará al país, y está en suspenso la llegada del líder chavista, los tres aceptaron la invitación de la presidencia pro tempore.

La directora para las Américas de HRW, Tamara Taraciuk, aseguró en diálogo con Infobae que “mantener relaciones diplomáticas con dictaduras, como Cuba, Nicaragua y Venezuela, no es en si malo, pero nunca debe ser motivo para guardar silencio ante las violaciones de derechos humanos”.

Bajo este marco, Taraciuk instó a la CELAC a cuestionar las graves violaciones de derechos humanos, independientemente de la ideología de los gobernantes, “incluyendo a otros países donde el estado de derecho y la democracia están en riesgo como El Salvador y Guatemala”.

Seguir Leyendo:

TE PUEDE INTERESAR