El Reino Unido sancionó por corrupción a Alex Saab, el testaferro de Nicolás Maduro preso en Cabo Verde

Londres incluyó también a su socio Álvaro Pulido Vargas por “explotar dos programas públicos que se pusieron en marcha para abastecer a venezolanos pobres con alimentos y vivienda asequibles”

Alex Saab
Alex Saab

El Gobierno británico anunció este jueves la imposición de sanciones por corrupción a cinco individuos, entre ellos el empresario colombiano Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro; y el vicepresidente de Guinea Ecuatorial, “Teodorín” Obiang, hijo del presidente Teodoro Obiang.

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, realizó el anuncio a través de un comunicado en el que explicó que se sanciona a cinco implicados en casos de corrupción en Guinea Ecuatorial, Zimbabue, Venezuela e Irak por “privar a países en desarrollo de recursos vitales”.

Londres incluye entre los afectados por esa medida a Saab y a su socio Álvaro Pulido Vargas por “explotar dos programas públicos de Venezuela que se pusieron en marcha para abastecer a venezolanos pobres con alimentos y vivienda asequibles”.

Ambos se beneficiaron de contratos adjudicados incorrectamente, en los que los bienes prometidos se entregaban a precios muy inflados. Sus acciones causaron más sufrimiento a los venezolanos que ya estaban en la pobreza para su propio enriquecimiento privado”, destacó.

Alex Saab, empresario colombiano de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobrecostes alimentos para un programa de ayudas alimenticias del régimen de Maduro, conocido como CLAP. EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo
Alex Saab, empresario colombiano de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobrecostes alimentos para un programa de ayudas alimenticias del régimen de Maduro, conocido como CLAP. EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

De esta forma, el Reino Unido impondrá congelaciones de activos y prohibiciones de viaje a los sancionados para garantizar que ya no puedan canalizar su dinero a través de bancos británicos o ingresar al país.

Asimismo, el comunicado recalcó que el vicepresidente ecuatoguineano e hijo del presidente de ese país, Teodoro Obiang, fue sancionado “por su participación en la apropiación indebida de fondos estatales en sus propias cuentas bancarias personales, acuerdos de contratación corruptos y solicitud de sobornos para financiar un estilo de vida lujoso inconsistente con su salario oficial como ministro del Gobierno”.

A ellos se suman el zimbabuense Kudakwashe Regimond Tagwirei, “por beneficiarse de la apropiación indebida de bienes para su empresa, Sakunda Holdings” y “canjear letras del Tesoro del Gobierno de Zimbabue hasta diez veces su valor oficial”.

“Sus acciones aceleraron la deflación de la moneda de Zimbabue, aumentando el precio de los productos básicos, como los alimentos, para los ciudadanos de Zimbabue”, explicó el Ejecutivo británico.

Por su parte, el ex gobernador de la provincia iraquí de Nínive, Naufal Hamadi al Sultán, fue sancionado por su papel en “graves actos de corrupción”, entre ellos la apropiación indebida de fondos públicos “destinados a los esfuerzos de reconstrucción y para brindar apoyo a civiles”.

La acción que hemos tomado hoy está dirigida a personas que se han llenado los bolsillos a expensas de sus ciudadanos”, dijo Raab.

Reino Unido está comprometido con la lucha contra la plaga de la corrupción y la rendición de cuentas de los responsables de su efecto corrosivo. La corrupción agota la riqueza de las naciones más pobres, mantiene a su gente atrapada en la pobreza y envenena el pozo de la democracia”, concluyó.

Reino Unido sancionó a 27 personas en todo el mundo desde la puesta en marcha de su régimen de sanciones en abril de 2021.

El pasaporte de Alex Saab
El pasaporte de Alex Saab

Quién es Alex Saab

Alex Saab -de ascendencia libanesa y nacido en la ciudad de Barranquilla- está relacionado con varias empresas. Pero su principal vínculo con Maduro se daría a través de Group Grand Limited (GGL), señalada de vender al régimen alimentos a precios subsidiados para distribuir en barrios humildes.

Sin embargo, tanto Saab como Maduro han sido acusados en distintas oportunidades de usar el programa, conocido como CLAP, para hacerse de cientos de millones de dólares de manera ilegítima.

De hecho, Saab, junto a tres hijastros de Maduro y otras nueve personas, fue sancionado en julio de 2019 por Estados Unidos por esa precisa maniobra. Por esa razón, todos tienen congelados todos los activos o bienes inmuebles que puedan tener en Estados Unidos.

“Alex Saab se comprometió con los informantes de Maduro a dirigir una red de corrupción a gran escala que utilizaron cruelmente para explotar a la población hambrienta de Venezuela. El Tesoro apunta a los que están detrás de los sofisticados esquemas de corrupción de Maduro, así como a la red global de compañías ficticias que se benefician del programa de distribución de alimentos controlado militarmente por el anterior régimen”, explicó en ese entonces el ex secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“La red de corrupción que opera el programa CLAP ha permitido a Maduro y a sus familiares robarle al pueblo venezolano. Utilizan los alimentos como una forma de control social, para recompensar a los partidarios políticos y castigar a los opositores, mientras se embolsan cientos de millones de dólares a través de una serie de esquemas fraudulentos”, agregó.

Pese a que se mantuvo como un empresario de bajo perfil y sin mucha relevancia en Colombia, el nombre de Saab apareció en los medios cuando la ex fiscal venezolana Luisa Ortega lo acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de Maduro.

SEGUIR LEYENDO: