Nicolás Maduro ahora condiciona las negociaciones con Juan Guaidó a recuperar Citgo y los fondos congelados de Venezuela en el exterior

El dictador venezolano, que en un primer momento se había mostrado dispuesto al diálogo, exigió que a la oposición que ceda el control de la filial de la petrolera estatal PDVSA en territorio norteamericano

Nicolás Maduro (REUTERS/Manaure Quintero)
Nicolás Maduro (REUTERS/Manaure Quintero)

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, condicionó este viernes su participación en una nueva negociación que planteó Juan Guaidó a recuperar fondos bloqueados en el extranjero y el control de la petrolera estatal Citgo, entregados al líder opositor.

“Que rindan cuenta de todos los recursos que le ha entregado el gobierno de Estados Unidos para conspirar y regresen todas las cuentas bancarias, regresen la empresa Citgo y (la petroquímica) Monómeros a manos de las instituciones del Estado”, dijo en una alocución transmitida por la televisora estatal.

Reconocido en 2019 como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, Guaidó planteó una negociación con observación internacional para que se organicen elecciones presidenciales y parlamentarias a cambio del “levantamiento progresivo” de sanciones contra el país.

El dirigente controla activos de Venezuela en Estados Unidos, incluida la refinadora Citgo, filial de la petrolera estatal PDVSA, después de que Washington -su principal aliado internacional- se los cediera tras reconocerlo como presidente interino por considerar que el segundo mandato de Maduro es ilegítimo por las irregularidades electorales.

Ante la propuesta opositora después de meses negando cualquier posibilidad de retomar conversaciones, Maduro respondió estar dispuesto a hablar “donde quieran y como quieran”, sin referirse a la propuesta de nuevos comicios de presidente.

Juan Guaidó (REUTERS/Manaure Quintero)
Juan Guaidó (REUTERS/Manaure Quintero)

Además, pidió que “esa oposición extremista renuncie al camino del golpismo, del intervencionismo y de llamar a invasiones contra el país” y “reconozca” los “poderes legítimos” de Venezuela, hoy controlados en su totalidad por el chavismo.

Y eso es empezandito. ¿Quieren hablar? Yo quiero hablar”, reiteró el chavista, quien dijo desde ya estar “haciendo una agenda”.

"Que venga la Unión Europea, que venga el gobierno de Estados Unidos, que venga el gobierno de Noruega, que venga el Grupo de Contacto, que vengan los que quieran venir", se abrió Maduro.

Noruega medió en 2019 fallidas negociaciones entre delegados de Maduro y Guaidó, congeladas cuando Washington intensificó sus sanciones financieras.

Y tras el fracaso de esos acercamientos, el líder chavista -respaldado por las fuerzas armadas y aliados internacionales como Rusia y China- inició conversaciones con otros sectores opositores.

Imagen de archivo de James Story.  EFE/Cristian Hernández/Archivo
Imagen de archivo de James Story. EFE/Cristian Hernández/Archivo

EEUU y la Unión Europea apoyan la propuesta de Guaidó

El anuncio de Guaidó fue bien recibido por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) al comprometerse a respaldar cualquier esfuerzo por hallar una solución pacífica a la crisis venezolana.

Apoyamos los esfuerzos de Guaidó y la oposición venezolana para restaurar de forma pacífica la democracia en Venezuela”, señaló el embajador de Estados Unidos para Venezuela, James Story, a través de sus redes sociales. Indicó, además, que “la solución a la crisis es un acuerdo comprensivo” que derive en el resultado que los ciudadanos del país latinoamericano “merecen”.

En esta línea, remarcó que las “condiciones mínimas” para celebrar estos comicios deben pasar por la liberación “incondicional” de los presos políticos, mayor acceso a ayuda humanitaria, libertad de prensa, rehabilitación de partidos políticos y dirigentes para que los venezolanos puedan “elegir por sí mismos a sus líderes”.

Exigió, además, el cese de los “ataques” a la sociedad civil y advirtió de que Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional seguirán “presionando” para “lograr avances concretos en estas áreas”.

La Unión Europea, por su parte, afirmó que mantiene contacto regular con los actores políticos en Venezuela y que apoyará los esfuerzos de diálogo en el país.

En declaraciones a la agencia de noticias Europa Press, uno de los voceros de la diplomacia comunitaria, Peter Stano, indicó que el bloque respaldará “todos los esfuerzos de diálogo” liderados por actores del país, dado que la “única salida sostenible” a la crisis puede darse a través de negociaciones políticas que conduzcan a unas elecciones “creíbles, transparentes e inclusivas” a nivel local, legislativo y presidencial.

(Con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO: