El desfile aéreo chavista por el coronavirs

“Venezuela está librando una batalla por la vida. Aviones de la gloriosa Aviación Militar Bolivariana levantarán su vuelo magistral y surcarán el cielo patrio; cuando todos unidos levantaremos nuestras miradas, allá donde cada pregunta tiene una respuesta”, escribió Vladimir Padrino López, el ministro de Defensa chavista, en su cuenta de Twitter.

Con este desfile militar, el régimen busca distraer a los venezolanos que deben respetar una cuarentena en medio de incertidumbre por el coronavirus, la falta de transparencia en la información sobre las cifras de los contagiados y el peligro real del brote.

El chavismo desplegó aviones militares para entretener en medio de la cuarentena
El chavismo desplegó aviones militares para entretener en medio de la cuarentena

La dictadura informó este sábado que hay 70 casos en el país de personas con el COVID-19, 28 más que la última cifra oficial facilitada el pasado jueves, de los cuales dos están en estado crítico y 15 ya se han recuperado. “Hasta ahora contamos con 70 casos debidamente identificados”, dijo en una declaración el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, tras explicar que el viernes sumaron 27 nuevos diagnósticos confirmados al total de 42 que había informado el Gobierno el pasado jueves. De esta manera queda un caso sin precisar cuándo fue descubierto.

Rodríguez indicó que los dos casos críticos están siendo atendidos en centros clínicos privados ubicados en la capital y en el vecino estado de Miranda, en el que está integrado buena parte del área metropolitana del Gran Caracas. Dijo que el Ministerio de Salud está haciendo seguimiento de los dos casos y proveyéndoles el tratamiento de manera gratuita pese a estar internados en centros privados.

Señaló también que de los 70 confirmados, 15 personas se han recuperado de la enfermedad puesto que durante cinco días continuos no presentaron ningún síntoma ni agravamiento. Remarcó que ninguno de estos dados de alta es mayor de 65 años ni sufren enfermedades previas.

El ministro reiteró que todos los casos registrados hasta ahora son importados de países como España, Italia, Panamá, Colombia y Estados Unidos

Censura sobre el alcance del brote

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y otras instancias han denunciado la detención del periodista venezolano Darvinson Rojas, que la noche de este sábado fue sacado de su casa por un grupo de funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

 Darvinson Rojas
Darvinson Rojas

"La detención de Darvinson Rojas la ejecutaron unos 15 funcionarios encapuchados y armados que, además, detuvieron a Jesús Rojas y Mirian Sánchez, padres de Darvinson. Se llevaron computadoras y celulares y golpearon al señor (Jesús) Rojas", indicó en Twitter el SNTP.

Antes, el periodista había alertado a través de las redes sociales de la presencia de los funcionarios de la FAES a las afueras de su residencia.

"Cuatro funcionarios de las FAES permanecen armados y encapuchados afuera de mi residencia (...) Siguen las amenazas de los funcionarios de las FAES para que abramos la puerta (...) Funcionarios de las FAES quieren entrar ajuro a la casa", narró el periodista con varios mensajes publicados en Twitter.

Luego, poco antes de ser detenido, Rojas envió un mensaje de voz en el que alertaba que los agentes estaban intentando derribar la puerta de su casa y se negaban a mostrar una orden judicial de allanamiento de morada. “Funcionarios de las FAES dicen que vienen por mí (...) Funcionarios de las FAES quieren llevarme detenido”, agregó el periodista en sus últimos tuits.

El SNTP denunció además que la detención tendría relación con recientes publicaciones de Rojas sobre el comportamiento de la COVID-19 en Venezuela, donde hasta ahora, el Ejecutivo ha confirmado 70 casos.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Érika Guevara-Rosas, se hizo eco de la denuncia de Rojas en Twitter y agregó: "Darvinson ha dado cobertura a la pandemia en Venezuela, y reportando la existencia de casos que el Gobierno no ha informado".

Por su parte, el director ejecutivo de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, también se refirió a la detención y a la cuarentena declarada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para evitar la propagación de la COVID-19.

“Las FAES, organización criminal encargada de hacer el trabajo sucio de Maduro, está a cargo de implementar la cuarentena contra el coronavirus. Dado el récord de atrocidades de las FAES es predecible que los venezolanos sufrirán abusos de todo tipo”, comentó también en Twitter.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: