Guaidó y el reto de volver y recargar la esperanza