Nicolás Maduro junto a Padrino López (Miraflores Press)
Nicolás Maduro junto a Padrino López (Miraflores Press)

Después de que Nicolás Maduro ordenó al ministro Vladimir Padrino López la reforma de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), para que la oficialista Asamblea Constituyente la eleve a Ley Constitucional, consultamos a varios legisladores y abogados sobre esa decisión. Algunos mostraron sorpresa, otros se apresuraron a buscar qué soportes tiene tal decisión. Un diputado, muy expresivo él, lo resumió en “ignorancia supina”.

Sin duda que la intención de Maduro es forzar la barra para que la Milicia Nacional Bolivariana sea legalmente aceptada como componente de la institución armada, lo que ni siquiera Hugo Chávez logró porque según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Fuerza Armada solo tiene cuatro componentes: Ejército, Guardia Nacional, Aviación y Armada.

En el artículo 328 de la Constitución se lee: “La Fuerza Armada Nacional constituye… Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un régimen de seguridad social integral propio, según lo establezcan sus respectivas leyes orgánicas”.

Hugo Chávez ordenó varias modificaciones a las normas que rigen a la institución castrense, pero no logró convertir a la Milicia en un componente legalmente hablando, de manera que sencillamente ordenó incluirla arbitrariamente como componente, aunque nunca logró que se le acepte constitucionalmente.

En el año 2005 le da figura de cuerpo auxiliar de la Fuerza Armada, con su cuerpo administrativo y militar, ordenando su creación, a través del Decreto Presidencial número 3.560, publicado en la Gaceta Oficial N° 338.084 del 4 de abril 2005, para luego, en el año 2008, darle autonomía e incluirla como componente de la FANB, pero con ello viola la Constitución.

Milicia bolivariana (EFE)
Milicia bolivariana (EFE)

Necesita a la Milicia

En la Jornada de Orientación e Interacción con las Unidades Populares de Defensa Integral (UPDI), a la cual se presentó, Maduro dijo: “He dado la orden para que el Ministerio de la Defensa, general Vladimir Padrino en coordinación con toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, se haga una reforma integral de la Ley Orgánica de la FANB, se presente a la Asamblea Nacional Constituyente para que eleve el rango de Ley Orgánica a Ley Constitucional y se le defina la doctrina de cada componente y se le dé más fuerza a la Milicia como parte de la FANB. La Milicia es Fuerza Armada, son militares”.

Lo increíble es que nadie le diga a Maduro que lo que ordenó no se corresponde con la Ley, que no existe la tal elevación de rango de Ley Orgánica a Ley Constitucional. Además, no puede la Asamblea Nacional Constituyente, más allá de la ilegalidad que tiene de origen, aprobar la reforma de lo establecido en la Constitución a través de una Ley.

Si nos vamos nuevamente a la Constitución en la sección que se refiere a la Formación de las Leyes, leemos en el artículo 202: “La ley es el acto sancionado por la Asamblea Nacional como cuerpo legislador. Las leyes que reúnan sistemáticamente las normas relativas a determinada materia se podrán denominar códigos”.

En el 203 se explica que “son leyes orgánicas las que así denomina esta Constitución; las que se dicten para organizar los poderes públicos o para desarrollar los derechos constitucionales y las que sirvan de marco normativo a otras leyes. Todo proyecto de ley orgánica, salvo aquel que la propia Constitución así califica, será previamente admitido por la Asamblea Nacional, por el voto de las dos terceras partes de los y las integrantes presentes antes de iniciarse la discusión del respectivo proyecto de ley. Esta votación calificada se aplicará también para la modificación de las leyes orgánicas”.

“Son leyes habilitantes las sancionadas por la Asamblea Nacional por las tres quintas partes de sus integrantes, a fin de establecer las directrices, propósitos y el marco de las materias que se delegan al Presidente o Presidenta de la República, con rango y valor de ley. Las leyes de base deben fijar el plazo de su ejercicio”. Por ninguna parte aparece eso de Ley Constitucional. Obsérvese que solo se refiere a la Asamblea Nacional al hablar de la potestad para hacer o modificar leyes.

Lo otro que es relevante es que Nicolás Maduro dice, a través de sus redes sociales: “Ordené a la Milicia Bolivariana poner en marcha desde el 14 de noviembre hasta el 31 de diciembre, el Plan de Fortalecimiento y Reforzamiento del Patrullaje de Calle para garantizar unas navidades de Paz y felicidad. ¡Misión Especial para los Milicianos y Milicianas!”.

Soldados venezolanos (Reuters)
Soldados venezolanos (Reuters)

El problema es la FANB

Maduro tiene días insistiendo en darle figura legal a la Milicia, incluso ante la gran cantidad de deserciones que hay en todas las instalaciones militares decidió llenar los espacios con milicianos que no cumplen los mínimos requisitos. No es casual que se haya referido a la “Extraordinaria jornada de Orientación e Interacción con las 63 mil 890 Unidades Populares de Defensa Integral, desplegadas en las parroquias, municipios y estados del país”. A la vez que agrega: “Celebramos el logro de los 3 millones 295 mil 335 milicianos y milicianas. ¡Rumbo hacia los 4 millones!”.

En esa nómina de más de tres millones de milicianos está la data de los inscritos en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), además de integrantes de los colectivos y grupos armados como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El desespero manifiesto, con la orden que le da Maduro a Padrino López, lo que demuestra es la prisa que hay en el Palacio de Miraflores para justificar el uso de civiles armados, que en definitiva es la Milicia. Ello es porque cada día es menos el respaldo que Maduro percibe en la Fuerza Armada. Ya es inocultable.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: