Venezuela celebra este viernes los 208 años del acta de su independencia, y la fecha se ha convertido en el telón de fondo para manifestaciones callejeras convocadas por el presidente encargado de Venezuela.

Con Guaidó encabezando la movilización, los venezolanos en Caracas marcharon a la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) hasta la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), donde fue asesinado el capitán Rafael Acosta Arévalo.

"El camino no ha sido fácil ni lo será en los últimos días de la dictadura, que cada día está más arrinconada y no tiene argumentos", dijo el presidente encargado de Venezuela, arropado por cientos de venezolanos y toda la directiva de la Asamblea Nacional.

Guaidó llegó al lugar de la movilización con la directiva del Parlamento
Guaidó llegó al lugar de la movilización con la directiva del Parlamento

 "A metros de aquí torturan y asesinan venezolanos que piensan distinto. Que lo vea el mundo entero. No tenemos miedo y seguimos en la calle", aseguró Guaidó en una improvisada tarima en las puertas de la DGCIM.

"Le digo a la FFAA, esto es para defenderlos a ustedes. El asesinado fue hermano de armas de ustedes. Hoy toda Venezuela, ciudadanos libres, vinieron a decirle a todo el mundo que no se cansan. ¡Cese de la usurpación y cese de la tortura en Venezuela!".

"Vamos a seguir en las calles para agitar toda Venezuela. No nos vamos a rendir", prometió.

¿Ustedes piensan que yo soy pendejo (idiota)? ¿Creen que vamos a ir a cualquier espacio para que la dictadura gane tiempo?

Guaidó se refirió a negociaciones iniciadas con delegados de Maduro en mayo pasado en Oslo, con la mediación de Noruega, diciendo que no le tiene "miedo" a esa iniciativa. "No tenemos miedo, siempre y cuando aproxime al cese de la usurpación, (a un) gobierno de transición y (a) elecciones libres", indicó sobre los contactos, congelados tras la muerte del arrestado capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo.

Durante el desfile militar de este 5 de julio para conmemorar la proclamación de la independencia de Venezuela, Maduro dijo que las negociaciones avanzaban: "Esta semana que viene va haber buenas noticias". Las negociaciones son criticadas por un sector de la oposición, que considera que Maduro solo busca "tiempo" en medio de la crisis política y económica del país.

"¿Ustedes piensan que yo soy pendejo (idiota)? ¿Creen que vamos a ir a cualquier espacio para que la dictadura gane tiempo? (…) A cada espacio que vamos es para enfrentar a la dictadura", respondió Guaidó.

"¿Hay dudas? Las hay. (…) Escuchamos y aceptamos las críticas (…), pero les pido confianza en lo que estamos haciendo", añadió.

(Reuters)
(Reuters)

El líder venezolano insistió en que una fecha como la de hoy es propicia para "llamar a la dictadura por su nombre", en clara referencia al Ejecutivo de Maduro, al que considera ilegítimo y que no es reconocido por decenas de Gobiernos.

Se refirió también al informe presentado por la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre el país al advertir que este evidencia numerosas violaciones de derechos humanos por las que responsabilizó a la llamada revolución bolivariana.

Según Guaidó, en este escrito, que ha sido ampliamente objetado desde el oficialismo, "queda claro" que Venezuela vive una dictadura en la que los atropellos son sistemáticos y se usa el acceso a los alimentos como chantaje con fines políticos.

En este sentido, reiteró su llamamiento a las fuerzas armadas para que retiren su apoyo a Maduro, pues, remarcó, sufrirán consecuencias por apoyar a "violadores de derechos humanos".

"Hay una oportunidad para una transición pronto en Venezuela", sostuvo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: